Las familias afrontarán en Navidad la mayor subida de precios de este año

Las familias afrontarán en Navidad la mayor subida de precios de este año

Inflación

Se espera que el pico de inflación de 2021 se produzca en diciembre, cuando el IPC podría subir un 5,8% igualando el récord de 1992

Una mujer entra a un supermercado

ALEJANDRA OLCESE


@AlejandraOlcese

Actualizado Jueves,
16
diciembre
2021

02:00

Los hogares españoles han tenido que afrontar en este 2021 subidas de los precios que en lo que va de año rondan el 3% en promedio, pero será precisamente en este mes de diciembre cuando se produzca el pico de inflación del ejercicio.

Aunque inicialmente los economistas preveían que este pico se alcanzara en noviembre, mes en el que los precios han subido un 5,5%, ahora posponen a diciembre el récord de inflación del año. Según el panel de economistas de Funcas, en el último mes del año los precios subirán un 5,8%, igualando el récord anterior que se produjo en septiembre de 1992, cuando precisamente el IPC subió en esa proporción.

Dado que la inflación se ha trasladado con fuerza de los productos energéticos a otros como los alimentos, a las familias no sólo les costará más dar la luz, llenar el depósito del coche y calentar sus casas este diciembre, sino que se encontrarán con precios más abultados al hacer la compra de cara al periodo navideño.

IPC diciembre 2021

Productos habituales en las comidas y cenas de la Navidad serán notablemente más caros que el año pasado, como la carne de cordero, que ha subido un 15% en el último año; el pescado fresco, que ha subido un 4,7%; la carne de vacuno y ave, que se han encarecido un 4,3%, o el marisco, rey de la mesa en estas fechas, un 4% más caro que en 2020.

Las uvas de Nochevieja también saldrán más caras en esta ocasión, en línea con la subida del 6% que han sufrido las frutas; igual que las bebidas. El precio de los refrescos ha crecido un 10,5%, mientras que el de las cervezas se ha incrementado un 3,5%. Por contra, serán más baratas las bebidas espirituosas y licores, que han bajado un 1,5%, y el vino, que ha caído un 2,1%.

Aunque la cesta de la compra es de lo que más sube, la electricidad, la gasolina y el gasóleo son los que acumulan mayores incrementos de precio en los últimos doce meses.

Los combustibles líquidos han subido un 62,7% interanual a cierre de noviembre; la electricidad acumula un repunte del 46,7%; el butano y propano han subido un 33,6%; y el gasóleo, un 32,8%.

Estos son datos a cierre de noviembre, pero los analistas creen que la inflación alcanzará su pico en este mes de diciembre, con lo que las familias, que hasta la fecha han sufrido una pérdida de poder adquisitivo equivalente a 9.000 millones de euros, podrían tener que hacer frente de aquí a fin de mes a precios aún más altos.

El panel de economistas de Funcas prevé que los alimentos elaborados se encarezcan un 2,7% este mes y que los alimentos frescos (no elaborados) repunten un 4,4%.

Para 2022, las previsiones son más optimistas. El primer trimestre los precios seguirán subiendo con fuerza (4,8% en enero, 5,5% en febrero y 4,4% en marzo, según Funcas), pero a partir de abril empezarán a moderarse situándose entre el 4% y el 3% hasta el verano, y bajando de ese nivel a partir de agosto hasta llegar a un IPC del 0,4% en el último mes del próximo año.

Aún así, la media anual de la inflación en 2022 será muy similar a la de este año, del 2,9%, con subidas de precios de los alimentos superiores a las de este año (+2,4% en promedio en 2022 de los alimentos elaborados, frente al 1,2% de este año; y encarecimiento del 3,6% en los alimentos no elaborados en 2022, frente a la subida del 2,2% prevista para este año).

«Las previsiones son que a partir de primavera esa tasa de inflación empiece a bajar por el efecto base y porque además se espera que los precios de la energía se moderen. Pero tenemos que estar muy atentos porque hay factores que no controlamos totalmente«, ha admitido este miércoles Gonzalo García Andrés, secretario de Estado de Economía.

El alto cargo del Ministerio de Nadia Calviño considera que es poco probable que se entre en una espiral inflacionista, siempre que los riesgos de que se produzcan efectos de segunda ronda estén controlados, pero lo que sí ve probable es que no volvamos a un ambiente de inflación extremadamente baja como el que ha vivido Europa en los últimos años.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más