Las hipotecas que vienen: cuotas más caras y condiciones más duras para acceder al crédito

Las hipotecas que vienen: cuotas más caras y condiciones más duras para acceder al crédito

Vivienda Hipotecas al 95%, préstamos baratos… Los bancos exprimen la guerra hipotecaria

El mercado hipotecario vivió en 2021 su mejor ejercicio en la última década. La fiebre por comprar vivienda se tradujo en un aumento en la concesión de créditos para este fin como no se veía en mucho tiempo, con una guerra hipotecaria que ha llevado a los bancos a ofrecer los precios más bajos y las mejores condiciones en años. Sin embargo, este escenario podría tener los días contados.

Los expertos coinciden en que las condiciones del mercado están empezando a cambiar y vaticinan que en los próximos meses los clientes asistirán a un encarecimiento de los préstamos hipotecarios.

El primer síntoma de ese cambio se aprecia en el Euríbor. El índice al que se referencian la mayoría de las hipotecas variables en España se ha mantenido por debajo del 0% desde el 2016 y batió su récord negativo en enero de 2021, cuando alcanzó un valor del -0,505%, sosteniendo así condiciones muy competitivas para los compradores de vivienda. Sin embargo, en el mes de enero de 2022 su tendencia se ha invertido y ha comenzado a subir hasta situarse en -0,477%. Todo apunta a que esta subida no será anecdótica y varios especialistas del mercado hipotecario consultados por el comparador HelpMyCash afirman que este índice seguirá cotizando al alza a lo largo del 2022.

La subida en las hipotecas a tipo variable marcarán el camino también para las de tipo fijo, de manera que la hegemonía que estas últimas han afianzado en 2021 podría verse comprometida a finales de 2022. No obstante, los analistas advierten de que el encarecimiento tendrá un recorrido acotado. «Es imposible que el Euríbor se ponga en positivo pronto, con lo cual también es imposible que vayamos a ver grandes cambios en las hipotecas este año. Sí es cierto que la tendencia antes o después se invertirá, pero que aún queda mucho para que este cambio sea realmente sustancial, a no ser que la presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, anuncie lo contrario», apunta Simone Colombelli, director de Hipotecas de iAhorro.

Por el momento, Lagarde y el BCE han emplazado a los mercados a su reunión del próximo mes de marzo, aunque el pasado jueves la presidenta de la entidad europea reconoció la preocupación que comparten por la subida de los precios.

La inflación es, precisamente, otro de los factores que condicionarán el cambio en el mercado hipotecario de los próximos meses. El alza de los precios está reduciendo la capacidad adquisitiva de las familias y puede hacer que muchas de ellas tengan más dificultades para afrontar gastos y pagos entre ellos el de la propia hipoteca. Este hecho, sumado al esperado crecimiento del Euríbor, puede llevar a los bancos a ser más estrictos con el perfil de usuario al que concederle o no un préstamo hipotecario ante el temor al repunte de la morosidad.

Así lo refleja también la última encuesta sobre préstamos bancarios del Banco Central Europeo (BCE) publicada hace sólo unos días, según la cual las entidades de la Eurozona contemplan un «endurecimiento moderado» en los criterios aplicados para conceder préstamos a los hogares para la adquisición de vivienda. «En el primer trimestre de 2022, los bancos de la zona del euro esperan un endurecimiento neto moderado de los estándares crediticios de los préstamos a hogares para la adquisición de vivienda», advierte la institución.

El encarecimiento de las cuotas es ya un hecho. De manera práctica, quienes tengan que hacer este mes de enero su revisión anual verán cómo su pago mensual de su hipotecaaumenta. Por una hipoteca variable de 150.000 euros a 30 años con Euríbor +0,99%, en enero del año pasado se pagaban 534,81 euros al mes y ahora serán 536,54 euros. De esta manera, la cuota mensual se encarece 1,73 euros, lo que equivale a una subida de 20,76 euros al año.

Si la cuantía del préstamo hipotecario asciende a 300.000 euros a 30 años, igualmente con un diferencial de euríbor + 0,99%, los clientes pagarán este mes 1.073,07 euros, mientras que en enero de 2020 pagaban 1.069,62 euros. En este caso, el encarecimiento de su cuta es de 3,45 euros al mes y 41,40 euros al año.

El director de Hipotecas de iAhorro no descarta que, llegado el momento, «una persona solvente vaya a tener unas condiciones aún mejores porque la banca lo querrá como cliente, a diferencia de las personas que vayan más justas en temas de financiación o tengan contratos inestables, que se podrían ver afectadas por condiciones mucho más estrictas por parte del banco».