Las sanciones a Abramovich bloquean al Chelsea: no podrán vender entradas, ni fichar jugadores, ni cambiar de dueño

Las sanciones a Abramovich bloquean al Chelsea: no podrán vender entradas, ni fichar jugadores, ni cambiar de dueño

El Reino Unido ha anunciado el bloqueo total de las cuentas de Roman Abramovich, dueño (de momento) del Chelsea y uno de los apoyos financieros más importantes del régimen de Vladimir Putin. El oligarca no es el único: son siete billonarios los que han sido sancionados, según ha anunciado el primer ministro Boris Johnson.

La decisión afecta no sólo a Abramovich sino a todos sus activos, incluido el Chelsea, que queda totalmente bloqueado de facto. El club no se había visto afectado hasta el momento, más allá de la tensión lógica por la situación y las dudas del futuro. Ahora no podrán hacer prácticamente nada. 

La primera consecuencia es que la venta del club queda paralizada. Aunque el Chelsea aún puede mantener su operitividad, bajo una licencia especial concedida por el Gobierno, la intención de Abramovich de soltar la propiedad se ha frenado de golpe

Pero más allá de eso, no se producirán ingresos en el conjunto ‘blue’: no podrán vender entradas (los que ya tenían las mantendrán), ni hacer traspasos, fichajes o renovaciones

Ni siquiera podrán vender merchandising, ni online ni en el propio estadio, que mantendrá aún así los servicios de catering y seguridad siempre que el coste no exceda el medio millón de libras por partido.

De momento, los jugadores podrán seguir cobrando, pero sin poder obtener ingresos de ningún tipo, se complica mucho su futuro. Desde el club ya están estudiando qué hacer porque, si estas medidas no se frenan, supone ahogar su futuro de manera irremediable.