Latinoamérica tendrá su propio instituto para preservar las lenguas de los pueblos originarios: ¿qué es el IIALI?

Latinoamérica tendrá su propio instituto para preservar las lenguas de los pueblos originarios: ¿qué es el IIALI?

La iniciativa busca concienciar sobre la situación de los idiomas nativos y los derechos culturales y lingüísticos de estos pueblos en América Latina y el Caribe.

Este viernes se realizó en Bolivia el lanzamiento delInstituto Iberoamericano de Lenguas Indígenas (IIALI), una iniciativa que busca concienciar sobre la situación de los idiomas nativos y los derechos culturales y lingüísticos de estos pueblos. 

Se trata de una acción coordinada por la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI), la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB) y el Fondo para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas de América Latina y El Caribe (FILAC), y que tuvo su origen en la reunión de jefes de Estado y de Gobierno iberoamericanos en la pasada cumbre celebrada en Andorra en 2021.

El Instituto fue creado para «fomentar la transmisión, uso, aprendizaje y revitalización de los idiomas indígenas; brindar asistencia técnica en la formulación e implementación de políticas lingüísticas y culturales para los pueblos indígenas; así como facilitar la toma de decisiones informadas sobre el uso y vitalidad de las lenguas indígenas».

Según detalló en el acto el canciller boliviano, Rogelio Mayta, La Paz será sede permanente de la institución, mientras que Bolivia tendrá la presidencia pro tempore por dos años. Esto fue definido así por el Consejo Intergubernativo de este instituto, en función de que su secretaría técnica es el FILAC, radicado en la capital andina.

En cuando a su funcionamiento, representantes de Bolivia, Colombia y México serán miembros plenos del Consejo, y podrán intervenir en los debates invitados de Ecuador, Guatemala, El Salvador, Panamá, Perú y Paraguay, en la variante de teleconferencia.

Durante el acto, el canciller Maytas señaló: «Poco a poco hemos hecho entender al mundo que no podemos ser colonizados o atados a modos de vida que transforman violentamente bosques, ríos y montañas. En ese proceso, en el que hemos tenido que luchar para mandarnos a nosotros mismos, el respeto a nuestros modos de nombrar también es importante»

«Bolivia —continuó el canciller—, como muchos de los países aquí representados, ha comenzado a entender que la diversidad cultural es la clave para la vida política y social de nuestro continente. Entender todas nuestras diferencias, que aportan 33 pueblos con sus usos y costumbres para el ejercicio de la vida cotidiana, ha sido clave para el cambio de destino de nuestra nación. Despacio, aprendiendo a escuchar al otro, se fue construyendo una visión nueva para gobernarnos, para construir la Constitución que hoy nos rige, y para construir, casi de la nada, un país en el que, siendo mayoría, no éramos escuchados». 

El evento coincide con el comienzo, en 2022, del Decenio Internacional de Lenguas Indígenas para poner en valor su riqueza y preservación, declarado el año pasado por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

En su intervención, el secretario general adjunto de la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI), Andrés Delich, manifestó: «Ahora empieza un decenio muy importante con la defensa de las lenguas indígenas para lograr su supervivencia, lo cual implica un esfuerzo y un compromiso de los Estados, y de la cooperación internacional».

En un comunicado emitido por la OEI, informaron que el instituto adopta, entre otros, los principios del Convenio 169 de la OIT sobre pueblos indígenas y tribales, la Declaración de las Naciones Unidas sobre Derechos de los Pueblos Indígenas y la Declaración de Los Pinos-Chapoltepek, aprobada en el evento de alto nivel convocado por la UNESCO y por el Gobierno de México en 2020 bajo el lema ‘Nada sin nosotros’, que reconoce la importancia de las lenguas indígenas para la cohesión y la inclusión social, los derechos culturales, la salud y la justicia.

En agosto de 2019, durante la clausura del Año Internacional de las Lenguas Indígenas, el presidente de la Asamblea General de las Naciones Unidas, Tijjani Muhammad-Bande, afirmó que cada mes se extinguen dos lenguas aborígenes de las 6.700 que se hablan en el mundo. Y alertó sobre la pérdida que significa la desaparición de cada idioma.

Según la UNESCO, de las casi 6.700 lenguas indígenas que se hablan en el mundo, más del 40 % corren el riesgo de extinguirse.