Locura en Manacor tras la épica victoria de Nadal en Roland Garros

Rafa Nadal vuelve a ser el rey de la tierra batida. Decimocuarta final en París y decimocuarta victoria, esta vez ante el noruego Casper Ruud. La final se decidió en solo tres sets, el último de ellos en blanco, y duró algo menos de dos horas y media. 

Su decimocuarto título en la tierra batida parisina desató la locura de sus más fieles seguidores en su ciudad natal, Manacor. Una celebración que llegó tras el último punto del partido, con ese revés a dos manos que superó a Ruud y certificó un nuevo título.

Una muestra del gran cariño y aprecio que le tienen a Nadal. La gran cantidad de seguidores no pudieron contener la alegría que invadían sus cuerpo tras ver al manacorí levantar el decimocuarto Roland Garros.

Una celebración que estuvo marcada por los gritos y los aplausos de todas las personas presentes en el lugar. Además, tampoco quisieron perder la ocasión de grabar con sus teléfonos móviles una nueva hazaña del tenista español.