Los detalles de la comida de Florentino Pérez y Al-Khelaifi: temas vetados, invitados ilustres y regalo sorpresa

Los detalles de la comida de Florentino Pérez y Al-Khelaifi: temas vetados, invitados ilustres y regalo sorpresa

El partido entre el Real Madrid y el PSG de Champions League se empezó a jugar mucho antes de que el árbitro pitase el inicio en el césped del Bernabéu. La comida de las directivas propició una imagen muy esperada por el fútbol mundial: la de sus presidentes, Florentino Pérez y Nasser Al-Khelaifi, juntos.

La relación entre ambos es correcta y relativamente cordial, aunque ambos tienen posiciones opuestas en muchos temas. Dos de ellos, de hecho, fueron vetados durante la comida, según adelantó Josep Pedrerol en ‘Chiringuito Inside’: no hablaron de Mbappé, jugador que más que posiblemente acabará dejando el PSG para militar en el Madrid, ni de la Superliga, de la que Florentino es el principal impulsor y Al-Khelaifi su principal detractor.

La comida se celebró en el restaurante Zalacaín, lugar de referencia para este tipo de actos, en un menú en el que degustaron ensalada, pescado o carne a elegir (pez lobo con tomate concassé o filete a la parrilla con salsa bearnesa) y postres de chocolate negro, mascarpone y chocolate blanco. Todo ello regado con vinos de Rueda y Rioja. Estuvieron presentes, además de las directivas de ambos equipos, personalidades como el embajador de Francia en España y un comisario de la UEFA.

Tras la comida, que duró casi dos horas, se hicieron los tradicionales intercambios de regalos. Al-Khelaifi recibió una maqueta del nuevo Santiago Bernabéu y una camiseta del Real Madrid con la fecha del partido, y Florentino Pérez una maqueta de la Torre Eiffel.

Una vez completado el acto protocolario, una de las imágenes más peculiares de la jornada (y que hace no mucho parecía imposible): ambos salieron juntos del restaurante para encaminarse a los hoteles de concentración para pasar las horas previas al encuentro.