Los factores de riesgo del Alzheimer podrían evaluarse en adolescentes y adultos jóvenes

– De la Alzheimer’s Association International Conference 2020: Los factores de riesgo del Alzheimer podrían evaluarse en adolescentes y adultos jóvenes…

– De la Alzheimer’s Association International Conference 2020: Los factores de riesgo del Alzheimer podrían evaluarse en adolescentes y adultos jóvenes

CHICAGO, 30 de julio de 2020 /PRNewswire/ — Los factores de riesgo de la demencia en el Alzheimer podrían ser aparentes a una edad tan temprana como la adolescencia y los 20 años, según una nueva investigación presentada en la Alzheimer’s Association International Conference® (AAIC®) 2020.

Estos factores de riesgo, muchos de ellos aparentemente desproporcionados en los afroamericanos, incluyendo factores de salud cardiaca — como elevada presión arterial, elevado colesterol y diabetes — y factores sociales como la calidad de la educación. Según el informe de la Alzheimer’s Association, Alzheimer’s Disease Facts and Figures, los afroamericanos mayores es posible que tengan el doble de probabilidades de padecer Alzheimer u otras demencias frente a los mayores de raza blanca.

«Al identificar, verificar y actuar para contar todos los factores de riesgo del Alzheimer que podemos cambiar, podríamos reducir los nuevos casos y finalmente la cifra total de personas que padecen Alzheimer y otro tipo de demencia», explicó Maria C. Carrillo, Ph.D. y responsable científica de la Alzheimer’s Association. «Investigaciones como esta son de una importancia vital para hacer frente a las injusticias y en el suministro de recursos que podrían tener un impacto positivo en la vida de la persona».

«Estos nuevos informes de la AAIC 2020 demuestran que nunca es demasiado pronto, o demasiado tarde, para pasar a la acción y proteger la memoria y capacidades de pensamiento», explicó Carrillo.

La Alzheimer’s Association está liderando el U.S. Study to Protect Brain Health Through Lifestyle Intervention to Reduce Risk (U.S. POINTER), ensayo clínico a dos años para evaluar si las intervenciones de los estilos de vida que se dirigen de forma simultánea a muchos factores de riesgo protegen la función cognitiva en adultos mayores que tienen un riesgo mayor de descenso cognitivo. U.S. POINTER es el primero de estos estudios en llevarse a cabo en un grupo grande y diverso de americanos en Estados Unidos.

Los jóvenes afroamericanos tienen un mayor riesgo de padecer demencia

En una población formada por más de 714 afroamericanos en el Study of Healthy Aging in African Americans (STAR), Kristen George, Ph.D., MPH de la University of California, Davis, y sus colegas descubrieron que una presión arterial elevada y diabetes, o una combinación de múltiples factores relacionados con la salud del corazón, son habituales en la adolescencia, y se asocian a un empeoramiento del conocimiento en la vida tardía. Los participantes en el estudio fueron adolescentes (n=165; edades 12-20), adultos jóvenes (n=439; edades 21-34) y adultos (n=110; edades 35-56). La edad media de la evaluación cognitiva fue de 68.

El conocimiento se midió utilizando los test de memoria en persona y la función ejecutiva. Los investigadores descubrieron que, en esta población del estudio, padeciendo diabetes, presión arterial elevada o dos o más factores de riesgo de salud cardiaca en la adolescencia, adulto joven o media vida estaban asociados a un empeoramiento estadísticamente más importante en el conocimiento en la vida posterior. Estas diferencias persistieron tras contabilizar la edad, género, años desde que se midieron los factores de riesgo, y formación.

Antes de este informe, se sabía poco en relación a si los factores de riesgo de la enfermedad cardiovascular (CVD) desarrollados antes de la mitad de vida estaban asociados a un conocimiento en la vida tardía. Esta es una pregunta importante ya que los afroamericanos padecen un riesgo más elevado de factores de riesgo CVD en comparación con otros grupos raciales y étnicos que abarcan desde la adolescencia hasta la edad adulta.

Según los investigadores, estos descubrimientos sugieren que los factores de riesgo CVD tan pronto como en la adolescencia influyen en la salud cerebral de la vida tardía en los afroamericanos. Los esfuerzos para promocionar la salud cardiaca y cerebral en los estilos de vida no solo debe incluir a los adultos de edad media, sino también a los adultos más jóvenes y adolescentes que podrían ser especialmente susceptibles al impacto negativo de una mala salud vascular en el cerebro.

El índice primario BMI de los adultos está asociado con el riesgo tardío de demencia

En lo que los autores comentan es el primer estudio en informar acerca de este tema, el índice de masa corporal (BMI) de la fase adulta primaria superior (entre 20 y 49 años)  se ha asociado a un riesgo de demencia superior al final de la vida.

Se sabe relativamente poco del papel BMI en la vida primaria en relación al riego de Alzheimer y otras demencias. Los científicos han estudiado a un total de 5.104 adultos en dos ensayos, incluyendo 2.909 del Cardiovascular Health Study (CHS) y 2.195 del estudio Health, Aging and Body Composition (Health ABC). De la muestra total, el 18% fueron negros, y el 56% fueron mujeres. Utilizando los datos encuestados de cuatro cohortes establecidas que abarcan el curso de la vida, incluyendo dos cohortes en el estudio, los científicos han estimado que BMI comienza en la edad de los 20 para los adultos mayores de CHS y Health ABC.

  • Para las mujeres, el riesgo de demencia aumentó con un BMI en la época adulta primaria superior. Comparado con las mujeres con BMI normal en la época adulta primaria, los riesgos de demencia eran 1,8 superiores entre los que padecían sobrepeso, y 2,5 veces superiores entre los que eran obesos. Se han ajustado los análisis para la vida media y vida tardía BMI.
    • Han descubierto que no hay una asociación entre BMI a mitad de vida y el riesgo de demencia entre las mujeres.
  • Para los hombres, el riesgo de demencia fue 2,5 veces superior entre los que eran obesos al principio de su edad adulta, 1,5 veces superior entre los que padecían sobrepeso a mitad de la vida y 2 veces superior entre los que eran obesos a mitad de la vida, en modelos ajustados además a BMI a finales de vida.
  • Para mujeres y hombres, el riesgo de demencia se reduce con un BMI superior al final de la vida.

Adina Zeki Al Hazzouri, Ph.D. de la Columbia University y sus colegas descubrieron que un BMI elevado en la fase adulta es un factor de riesgo para la demencia en la fase tardía. Los investigadores sugieren que los esfuerzos destinados a reducir los riesgos de demencia podrían necesitar comenzar antes en la vida, centrándose en la prevención de la obesidad y su tratamiento. 

La calidad de la formación de la vida primaria influye en el riesgo de demencia

En un grupo diverso de más de 2.400 personas seguidas durante 21 años, la formación de calidad de vida primaria superior se asoció a un mejor rendimiento del idioma y la memoria, además de un menor riesgo de demencia en la fase tardía. Los resultados fueron bastante diferentes entre los hombres y las mujeres, y entre blancos y negros en el estudio.

En el estudio se incluyeron 2.446 mujeres y hombres negros y blancos, de edad de 65 años en adelante, del Washington Heights/Inwood Columbia Aging Project que asistieron a educación básica en Estados Unidos. La variable de la calidad de la escuela basada en medidas históricas incluyó: edad de reclutamiento escolar obligatorio, duración de la edad escolar, media de estudiante y profesor y asistencia de estudiante.

Las personas que asistieron a la escuela en los estados con una mejor calidad de formación experimentaron una reducción más rápida en la memoria e idioma que los adultos mayores. Las mujeres y hombres negros y las mujeres blancas que asistieron a colegios en estados con una formación de calidad superior fueron menos propensos a desarrollar demencia. Según los científicos, los resultados se explican, en parte, porque las personas que asistieron a escuelas de calidad superior terminaron pasando más años en la escuela.

Justina Avila-Rieger, PhD y científica de investigación post-doctoral del Columbia University Irving Medical Center y sus colegas confirmaron que los descubrimientos proporcionaban evidencia de que el riesgo de demencia al final de la vida y de la función cognitiva estaba influido por las políticas de formación de estado de la primera parte de la vida.

Acerca de la Alzheimer’s Association International Conference (AAIC)

La Alzheimer’s Association International Conference (AAIC) goza de la mayor convocatoria internacional de investigadores de todo el mundo que se dedican al mal de Alzheimer y otras demencias. Como parte del programa de investigación de la Alzheimer’s Association, la AAIC es un catalizador que genera nuevos conocimientos sobre la demencia y promueve una comunidad vital de investigadores que comparten un espíritu de camaradería.

Acerca de la Alzheimer’s Association

La Alzheimer’s Association es la organización voluntaria líder de salud en atención, apoyo e investigación del Alzheimer. Su misión es eliminar la enfermedad de Alzheimer y de otras demencias – al acelerar el alcance mundial, impulsar la reducción del riesgo y detección primaria y maximizando la calidad del cuidado y apoyo. Visite alz.org o llame al 800.272.3900.

  • Kristen George, PhD, MPH, et al. Cardiovascular risk factors in adolescence and adulthood and late-life cognition: Study of healthy aging in African Americans (STAR). (Fundadore: U.S. National Institute on Aging)
  • Adina Zeki Al Hazzouri, PhD, et al. Association of early life BMI with dementia risk: Findings from a pooled cohort analysis. (Fundador: U.S. National Institute on Aging)
  • Justina Avila-Rieger, et al. Relationship between state-level administrative school quality data, years of education, cognitive decline, and dementia risk. (Fundador: U.S. National Institute on Aging)

Logo – https://www.worldnewsenespanol.com/wp-content/uploads/2020/07/los-factores-de-riesgo-del-alzheimer-podrian-evaluarse-en-adolescentes-y-adultos-jovenes-1.jpg