Los países que restringieron armas de asalto tras un tiroteo masivo

Los países que restringieron armas de asalto tras un tiroteo masivo

El porte legal de armas ha sido uno de los debates más controversiales en el mundo internacional y político. Algunos estados de países federales han legalizado el porte y la compra libre de las mismas; mientras que en otras naciones se mantienen restricciones debido a sucesos catastróficos que han ocurrido.

El caso más reciente del tiroteo en una escuela de Texas, Estados Unidos, ha dejado conmocionado a todo el mundo y, a raíz de este hecho, se han modificado y/o implementado varias leyes en diferentes regiones del mundo.

El lamentable hecho se presentó el pasado 24 de mayo en la escuela primaria de Uvalde, Texas, cuando un joven de 18 años entró armado, con un AR-15 estilo rifle, a la institución y asesinó a 19 niños y dos maestros, según reportaron los medios locales.

A partir de este lamentable hecho, se ha revivido el debate en cuanto a la regulación y legalización del porte de armas semiautomáticas, pues no es la primera vez que una tragedia así ocurre en el país.

(Siga leyendo: México prohíbe el uso de vapeadores y cigarrillos electrónicos).

Pese a que en otros territorios también se han presentado tiroteos masivos, el caso de Estados Unidos no solo genera angustia en la ciudadanía, sino que también ha desatado polémica, ya que las leyes no se han modificado en pro de evitar que esto siga sucediendo.

Muchos países regularon el porte y venta de armas después de atentados.

Foto:

iStock

Según un balance del medio europeo ‘Político’, la tasa de muertes por armas de fuego de Estados Unidos es ocho veces más alta que la de Canadá, e incluso es 100 veces mayor a la de Reino Unido.

Aunque los ciudadanos han pedido que se implemente una regulación más estricta para la compra y porte libre de armas, algunas federaciones de Estados Unidos siguen sin modificar sus leyes para proteger a los civiles.

“En los EE. UU., decimos: ‘Nunca más’. Pero luego seguimos haciendo lo mismo, que es casi nada”, afirmó Cassandra Crifasi, subdirectora del Centro para Soluciones de Violencia Armada en la Universidad Johns Hopkins, en una entrevista con el medio estadounidense ‘Time’.

Por el contrario, otros gobiernos han sido más radicales con las tragedias que se han presentado, por lo que se ha podido evitar que estos hechos se repitan.

Nueva Zelanda

En marzo de 2019, un supremacista blanco atacó dos mezquitas en Christchurch, Nueva Zelanda, y asesinó con arma de fuego a 51 creyentes que se encontraban en los templos.

Una semana después, la primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Arden, anunció públicamente que se implementarían reformas para regular el porte y compra de revólveres: “todas las armas semiautomáticas utilizadas en el ataque terrorista del viernes serán prohibidas en este país”.

(Le recomendamos: EE. UU.: arrestan a menor de 10 años que amenazó con matar a sus compañeros).

Bandera de Nueva Zelanda.

Foto:

iStock

A partir del pronunciamiento de la mandataria, se estableció un plazo de seis meses para que los ciudadanos vendieran sus armas al Estado, tiempo en el que se lograron sacar más de 60 mil pistolas de circulación en el país, según reseñó ‘Times’.

Posteriormente, en el año 2020 se reforzaron las medidas, puesto que el gobierno estableció que las licencias para las personas que portaran armas legalmente serían más cortas y se prohibieron otros tipos de pistolas.

Reino Unido

Tal como reportaron los medios locales, en 1987 se presentó una masacre en Hungerford, Inglaterra, cuando un sujeto de 27 años empleó dos rifles semiautomáticos y una pistola para asesinar a 16 personas que se encontraban en el pueblo.

Luego del ataque masivo, el gobierno prohibió por completo los revólveres del mismo tipo de los que se habían usado en el atentado y ordenó a los ciudadanos que poseían armas de fuego a registrarlas ante la Policía.

Años después, en 1996, se registró un tiroteo en una escuela en Dunblane, Escocia; el cual fue perpetrado por un hombre que mató a 15 niños y un a un docente de la institución.

Ante este hecho, las autoridades británicas reforzaron las medidas y prohibieron todas las pistolas, a excepción de las de más bajo calibre. El gobierno logró sacar de circulación más de 20 mil armas, según lo reseñó la agencia ‘BBC’.

Bandera de Reino Unido.

Foto:

iStock

Australia

Tal como informó el medio británico ‘The Guardian’, las restricciones en Australia se establecieron a partir de un atentado en 1996, en el que un sujeto asesinó a 35 personas, con arma de fuego, en el pueblo de Port Arthur.

Después de lo sucedido, el gobierno australiano prohibió los rifles semiautomáticos y las armas de fuego de corredera. Además, las personas tendrían que solicitar un permiso para portar una pistola mediante el cual debían demostrar por qué era estrictamente necesario.

Con esta medida, el Estado logró deshacerse de más de 65 mil revólveres y la tasa de homicidios causados por arma de fuego tuvo una drástica y exitosa disminución.
(Le puede interesar: Navalni enfrenta nueva acusación en Rusia que le costaría 15 años de cárcel).

Bandera de Australia.

Foto:

iStock

Noruega

En julio de 2011, un activista de extrema derecha llamado Anders Breivik planeó un atentado terrorista contra la entonces primera ministra de Noruega, Gro Brundtland, ya que la culpaba de permitir que los musulmanes se establecieran en el país, según lo reseñó ‘Times’.

Primero, Breivik detonó un carro bomba en Oslo, la capital de Noruega, ataque en el que fallecieron ocho personas. Posteriormente, el delincuente se dirigió a un campamento de verano del Partido Laborista, movimiento político al que pertenecía la mandataria, ubicado en la isla de Utoya.

Una vez allí, accionó un rifle semiautomático y una pistola Glock. El delincuente mató a 69 personas que estaban presentes en el evento. Por fortuna, Brundtland había cancelado su asistencia.

En ese entonces, las personas podían adquirir armas de fuego si eran mayores de 18 años y presentaban un permiso ante las autoridades, pero esta medida no fue suficiente para evitar la masacre.

Bandera de Noruega.

Foto:

iStock

Posteriormente, se hizo un cambio gradual, mediante el cual, siete años después del atentado, se prohibieron las pistolas semiautomáticas y los permisos para posesión de armas empezaron a tener mejores y más estrictos controles.

Más noticias

Abuelo del asesino de Texas muestra cómo quedó su casa manchada de sangre.

Masacre en Texas: cuatro contradicciones de la policía sobre el tiroteo.

Duro relato de niña que sobrevivió a masacre de Texas cubriéndose de sangre.

Polémica: Trump insta a armar a los ciudadanos luego de masacre de Texas.

EE. UU.: polémica por celebración de convención del rifle pese a masacre.

Tendencias EL TIEMPO