Los sistemas de atención médica católicos asumen un compromiso integral para afrontar el racismo logrando la equidad en la salud

WASHINGTON, 4 de febrero de 2021 /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ — La Asociación Católica de Salud (Catholic Health Association, CHA) de…

WASHINGTON, 4 de febrero de 2021 /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ — La Asociación Católica de Salud (Catholic Health Association, CHA) de los Estados Unidos lanzó hoy una iniciativa impulsada por la membresía para afrontar el racismo mediante el logro de la equidad en la salud.

Catholic Health Association Logo

Veintitrés de los sistemas de atención médica católicos más grandes del país ya se han comprometido para confrontar el racismo sistémico priorizando la equidad en respuesta a la COVID-19; promulgar cambios en sus propios sistemas de atención médica al examinar y cambiar la contratación, prácticas de promoción y retención para garantizar la diversidad y la inclusión; formar asociaciones más sólidas con las comunidades de color para mejorar los resultados de salud; y aprovechar su voz unida y poderosa para defender los cambios en las políticas que abordan las causas raíz del racismo y la injusticia social.

«El mayor impacto de la COVID-19 en las comunidades de color y los asesinatos policiales como el de George Floyd, entre otros, demuestran la necesidad urgente de abordar el impacto devastador que el racismo tiene en la salud y el bienestar de las personas y las comunidades», dijo la hermana Mary Haddad, RSM, presidente y directora ejecutiva de CHA. «Nosotros, en el ministerio de salud católico, respondiendo al mandato de Evangelio para la justicia, estamos llamados a renovar nuestro compromiso de eliminar las desigualdades raciales en nuestras comunidades y a reconocer y confrontar nuestras propias deficiencias para que podamos convertirnos en agentes de sanación y cambio positivo».

En conjunto, las organizaciones de salud católicas (consulte la lista a continuación) que han firmado el compromiso de Confrontar el racismo mediante el logro de la equidad en la salud de la Asociación Católica de Salud (CHA) de los Estados Unidos emplean a casi medio millón de personas en 46 estados y el Distrito de Columbia, además de atender a casi cuatro millones de pacientes por año.

Reconociendo que el racismo es una ofensa para los valores centrales de la enseñanza social católica, el consejo directivo de la CHA desarrolló el compromiso y pidió a los miembros de la CHA que se unieran en solidaridad para promover el bien común y buscar justicia con una activa actitud antirracista y siendo responsables en la realización de cambios positivos en las comunidades a las que servimos.

Cuatro áreas de interés

  • Ley para la equidad en tiempos de COVID-19: Los miembros se comprometen a garantizar que las pruebas para detectar la COVID-19 estén disponibles y sean accesibles en las comunidades minoritarias, y que los nuevos tratamientos se distribuyan y utilicen de manera equitativa a medida que estén disponibles. Los miembros también trabajarán para priorizar las vacunas para aquellas personas y familias con mayor riesgo: poblaciones de ancianos y comunidades de color, incluidas las comunidades indígenas estadounidenses. Por ejemplo, CommonSpirit Health se asocia con Morehouse School of Medicine para abordar las causas subyacentes de las desigualdades en la salud, incluida la necesidad de desarrollar y capacitar a proveedores más competentes culturalmente. La iniciativa a 10 años de $100 millones permitirá que Morehouse School of Medicine amplíe las oportunidades para los médicos negros y otros médicos menos representados y ayudará a mejorar las pruebas, la entrega de atención y la asignación de vacunas dirigidas a las poblaciones más vulnerables para reducir el impacto de la COVID-19 en las comunidades raciales y étnicas.

«Creemos que todos tienen derecho a estar sanos», dijo Lloyd H. Dean, presidente y director ejecutivo de CommonSpirit Health. «La equidad en la salud se ve afectada por factores dentro y fuera de nuestras instalaciones, desde el acceso a la vivienda, los alimentos y el transporte hasta médicos clínicos culturalmente competentes que tienen experiencia de vida común. Es hora de que nos reunamos para resolver estos problemas de manera proactiva y holística».

  • Promulgar cambios en nuestros propios sistemas de salud: Los miembros están examinando cómo sus organizaciones reclutan, contratan, promueven y retienen a los empleados; cómo realizan operaciones comerciales, incluida la diversidad visible y la inclusión en los niveles de decisión, liderazgo y gobernanza; y cómo incentivan y hacen responsables a nuestros líderes. Algunos ejemplos incluyen la creación por parte de Hospital Sisters Health System de un consejo de diversidad y la formación de CHRISTUS Health de un programa de becas para ejecutivos de minorías.

«Los proveedores de atención médica católicos han sido durante mucho tiempo un faro de esperanza para nuestras comunidades», dijo Ernie Sadau, presidente y director ejecutivo de CHRISTUS Health. «Nuevamente, se nos llama a liderar con el ejemplo, para asumir un papel activo en la equidad de la salud dentro de los muros de nuestros ministerios de atención médica. Comprendemos que la equidad no es solo algo que hacemos ‘allá afuera’. Comienza ‘aquí dentro’. Es por eso que, en CHRISTUS, la equidad en la salud ha sido uno de los enfoques clave de nuestra organización desde nuestra fundación y una parte fundamental de nuestro plan estratégico durante muchos años, mientras trabajamos con nuestras comunidades para liderar el camino en la justicia racial. Es por eso que estamos participando en el compromiso de la equidad en la salud de CHA, y me enorgullece ser parte de un ministerio de salud que está trabajando tan arduamente para lograr la equidad en la salud y enfrentar la injusticia racial».

  • Promover mejores resultados de salud para las comunidades y poblaciones minoritarias: Los miembros acuerdan promover y mejorar la prestación de atención culturalmente competente y se oponen a las políticas que exacerban o perpetúan las desigualdades económicas y sociales, incluidos los problemas como la educación, la vivienda y la reforma de la justicia penal. Por ejemplo, Trinity New England está mejorando los centros locales de educación y atención temprana a través de programas de nutrición y actividad física, y está presionando para lograr políticas para mejorar la nutrición escolar, de infraestructura completa en las calles y de prevención del consumo de tabaco.

«Como ministerio de salud católico con una misión arraigada en el amor, el respeto, la justicia y la compasión, estamos llamados a actuar y hablar de una manera que refleje nuestra reverencia por la dignidad y la diversidad de la vida», dijo Joseph R. Impicciche, JD, MHA, presidente y director ejecutivo de Ascension. «Este llamado sagrado y esta responsabilidad también exigen que defendamos a los marginados y condenemos toda forma de racismo, discriminación e injusticia a medida que trabajamos juntos para garantizar que todas las personas sean tratadas de manera justa y respetuosa, con un acceso igualitario a oportunidades y recursos».

  • Fortalecer la confianza con las comunidades minoritarias: Los miembros continuarán fomentando, fortaleciendo y manteniendo relaciones auténticas basadas en objetivos acordados mutuamente para comprender mejor las necesidades únicas de sus comunidades. Algunos ejemplos incluyen la creación por parte de Ascension de un departamento de emergencias dedicado a atender a pacientes de obstetricia de mayor riesgo en Milwaukee y el trabajo de múltiples sistemas con Catholic Charities USA en su Iniciativa de Vivienda Saludable (Healthy Housing Initiative, HHI), que apunta a apoyar y reducir la población permanentemente sin hogar.

Los líderes católicos de la atención médica que han firmado el compromiso reconocen que colectivamente están en una posición única para lograr cambios atrasados en las políticas y prácticas que han permitido que el racismo sistémico y las disparidades de salud continúen en los Estados Unidos. Para responsabilizarse a sí mismo y a sus miembros, CHA tiene la intención de proporcionar actualizaciones sobre el progreso del compromiso anualmente y se centrará en la diversidad, la equidad y la inclusión durante su reunión anual del 13 y 14 de junio de 2021.

La hermana Haddad, el Sr. Dean y el Sr. Sadau se unieron al Dr. Duperval-Brownlee, vicepresidente sénior y director de impacto en la comunidad de Ascension, para anunciar el compromiso de compromiso durante una sesión informativa de los medios el 4 de febrero de 2021, que se puede ver aquí. Para obtener más información sobre esta iniciativa, visite https://www.chausa.org/cha-we-are-called/

Las 23 organizaciones católicas de atención médica que han firmado el compromiso son:

  • Ascension
  • Avera Health
  • Benedictine Health System
  • Bon Secours Mercy Health
  • CHRISTUS Health
  • CommonSpirit Health
  • Covenant Health
  • Elizabeth Seton Children’s Center
  • Franciscan Missionaries of Our Lady Health System, Inc.
  • Franciscan Sisters of Christian Charity Sponsored Ministries, Inc.
  • Holy Redeemer Health System
  • Hospital Sisters Health System
  • Mercy
  • Mercy Health Services, Inc.
  • MercyOne
  • Peace Care St. Ann’s
  • PeaceHealth
  • Providence St. Joseph Health
  • SCL Health
  • Sisters of Charity Health System
  • SMP Health System
  • SSM Health
  • Trinity Health

Contacto: Brian Reardon

breardon@chausa.org

Logo – https://www.worldnewsenespanol.com/wp-content/uploads/2021/02/los-sistemas-de-atencion-medica-catolicos-asumen-un-compromiso-integral-para-afrontar-el-racismo-logrando-la-equidad-en-la-salud-1.jpg

FUENTE Catholic Health Association