Manifestaciones en Perú: abecé de las protestas contra Pedro Castillo

Manifestaciones en Perú: abecé de las protestas contra Pedro Castillo

Los habitantes de Lima y el vecino puerto de Callao vivieron el martes escenas de caos y desconcierto luego de que, al filo de la medianoche del lunes, el presidente Pedro Castillo decretó Estado de emergencia y toque de queda en estas dos provincias como medida para frenar las protestas que desde hace una semana se viven en el país por cuenta del paro de transportadores que rechazaron el incremento en los precios del combustible.

(Lea aquí: Manifestaciones en Lima terminaron en violentos disturbios)

Sin embargo, miles hicieron caso omiso a la orden y salieron a las calles para protestar contra el presidente peruano y exigir su renuncia. Para la noche del martes, y a pesar de que el mandatario removió su orden siete horas antes de lo previsto, Lima enfrentó destrucciones y enfrentamientos.

La jornada le mereció múltiples críticas de buena parte de los políticos del país, entre ellos de varios de sus más estrechos aliados, mientras que miles de ciudadanos desafiaron a su autoridad en las calles de la capital.

El anuncio del toque de queda llegó tan solo una semana después de que Castillo, un maestro rural de 52 años, se salvara de ser destituido por el Congreso, donde los opositores radicales lo acusan de «falta de rumbo» y permitir la corrupción en su entorno. 

Con una desaprobación que alcanza el 66 por ciento, según un sondeo de Ipsos de marzo, Pedro Castillo se enfrenta a un oscuro panorama que parece arrinconarlo cada vez más y ahogar su gobernabilidad.

Según informes gubernamentales, cuatro personas murieron como consecuencia de las protestas en Junín, mientras que 22 personas fueron detenidas y unos 25
policías resultaron heridos en los choques con manifestantes que protestaban en Lima y que causaron destrozos en el Palacio de Justicia y la sede nacional de la Fiscalía.

Militares y policías controlan un paradero de transporte público hoy martes en las calles de Lima.

Foto:

Paolo Aguilar. EFE

¿Qué pasó en Perú para que se decretara toque de queda?

La orden, que afectó por más quince horas a unos 11 millones de peruanos y causó una pérdida económica estimada de 270 millones de dólares, según la patronal, pasmó a miles de ciudadanos que, a medida que avanzaba la jornada, pasaron del desconcierto a la indignación.

El toque de queda en Lima y Callao entró en vigor este martes, al igual que la declaración de estado de emergencia, en respuesta a un paro de transportistas que comenzó hace ocho días y provocó la muerte de al menos cuatro personas, aunque ninguno de ellos por motivo de enfrentamientos.

La orden, que se aplicó en estas dos provincias que prácticamente no se vieron afectadas por la huelga, respondió a la necesidad de «dar respuestas urgentes y extraordinarias» ante los informes de inteligencia que, supuestamente, «anunciaban una serie de actos vandálicos» en la capital, según dijo el ministro de Justicia, Félix Chero.

Pero, a ojos de muchos, se trataba más bien de una medida «inconstitucional» que desató las críticas no solo de los opositores políticos de Castillo sino también de algunos antiguos aliados, como la líder progresista Verónika Mendoza, quien tachó el toque de queda de «arbitrario y desproporcionado».

«El Gobierno no solo ha traicionado sus promesas de cambio, sino que ahora repite el método de ‘resolución de conflictos’ de la derecha: ningunear a quienes se movilizan con legítimo malestar por la situación económica y política, reprimir, criminalizar y restringir derechos», escribió Mendoza en Twitter.

En el mismo sentido se expresó la expresidenta del segundo gabinete ministerial de
Castillo, Mirtha Vásquez, quien calificó la medida de «autoritaria». Mientras emitían sus críticas y se gestaba la manifestación vespertina en Lima, las protestas de transportistas por el aumento de los precios no cesaron en el país, si bien -igual que en días anteriores- han tenido carácter parcial y temporal con cortes momentáneos de la carretera Panamericana que fueron controlados por la Policía.

Así esta el centro de Lima ahora mismo, una gran cantidad de personas sigue en las calles. Parece que esto va para largo. pic.twitter.com/32aoi1Qtaq

— Agustín Antonetti (@agusantonetti)

April 6, 2022

Disturbios y enfrentamientos se apoderaron de Lima

La tensión tuvo su eco en las redes sociales y en tímidos cacerolazos, pero se agudizó en la tarde en las calles del centro histórico de Lima, donde miles de personas desafiaron el toque de queda para pedir la renuncia del gobernante en una manifestación que derivó en fuertes disturbios y enfrentamientos con la policía, que se prolongaron hasta bien entrada la noche.

Ataviados con banderas y camisetas blanquirrojas de la selección de fútbol, los manifestantes entonaban lemas como «terrorismo nunca más», al más puro estilo de las marchas que lideraron el año pasado simpatizantes de la tres veces candidata presidencial Keiko Fujimori, durante la polarizada campaña electoral que llevó a
Castillo al poder.

El espontáneo tropel fracasó en su intento de llegar a las puertas del Parlamento, donde el mandatario sostuvo un encuentro con legisladores y anunció que dejaba sin efecto el tan cuestionado toque de queda.

La retractación de Castillo, sin embargo, apaciguó muy poco el alboroto en las inmediaciones del Palacio del Legislativo, que, poco después, recorrió resguardado por su escola, y tentando su suerte, el ministro del Interior, Alfonso Chávarry. 

La manifestación derivó en el ataque a una sede del Poder Judicial y altercados violentos que provocaron heridos y destrozos en el centro de la capital.

Tras destrozar la fachada de la institución judicial, esta fue saqueada y algunos asaltantes se llevaron computadores, material informático y documentos.

Miles de peruanos desafiaron este martes el toque de queda ordenado por el presidente Pedro Castillo.

Foto:

EFE

Las medidas  que buscan frenar el paro en Perú

Pedro Castillo aprobó por decreto un aumento del 10 por ciento en el salario mínimo luego de días de protestas alimentadas por la inflación galopante.

El aumento de 930 a 1.025 soles, o cerca de US $ 280, es el primero aprobado en cuatro años y sigue a una serie de medidas fiscales tomadas por la Administracion de
Castillo para poner fin a días de protestas lideradas por agricultores y transportistas.

La inflación se aceleró en marzo a su mayor ritmo en 24 años, con la probabilidad de que la huelga se sume a los costos locales de alimentos.

La decisión de aumentar los salarios beneficia a mas de 1,4 millones de personas y entrara en vigencia a partir del 1.° de mayo.

El ministro de Hacienda, Oscar Graham, y otros ministros viajaron al corazón de las protestas en la central región de Junín, donde anunciaron recortes de impuestos en combustible y alimentos.

Los acuerdos parciales con los manifestantes llevaron a la suspensión temporal de la huelga, aunque algunas carreteras continúan bloqueadas en las regiones del sur del país.

PERU -Lima. Pedro Castillo deja sin efecto el toque de queda. El pueblo en la calle en desobediencia civil pidiendo su renuncia. pic.twitter.com/mHpaKFKXnx

— Liliana Franco (@lilianaf523)

April 5, 2022

El secretismo que rodea las decisiones de Pedro Castillo

Según reveló el diario El País esta no fue la primera vez que el presidente de Perú consideró imponer un toque de queda en la capital, meses antes lo habría considerado por cuenta de los consejos que un grupo formado por ultraderechistas de carácter autoritario le estaría dando y que, al parecer, según explica el medio serían los únicos que tienen diálogo directo con el mandatario.

Castillo, que tuvo que proponer tres gabinetes distintos en los apenas ocho meses que lleva de mandato, ha tenido que lidiar con las renuncias de varios de sus ministros que insisten en que es casi imposible mantener una agenda con el maestro rural. 

Ahora, un nuevo asesor del presidente, Henry Shimabukuro, empresario cercano a los hijos de Alberto Fujimori, fue contratado por la Dirección Nacional de Inteligencia, pero según El País se sabe que tiene línea directa con el Palacio de Gobierno y desde hace un par de meses actúa en la práctica como consejero.

El diario español refirió que fuentes que estuvieron al tanto de la preparación del mensaje que leyó Castillo para informar de la prohibición de salir a la calle, indicaron que el texto lo redactaron Castillo, Shimabukuro, la nueva jefa de prensa Cristina Boyd (una comunicadora que se conoció por su canal de Youtube donde hablaba sobre conspiración y estrategia) y la secretaria del jefe de Estado. 

REDACCIÓN INTERNACIONAL
*Con información de Agencias

En otras noticias

– Fujimori, un futuro incierto después de 30 años de su golpe de Estado
– Perú, el país en el que se volvió casi normal destituir a sus presidentes

No te quedes solo con esta información.
Lee, explora y profundiza más.
¡Suscríbete ya!

COP $ 900 / MES *

Ya soy suscriptor digital

Si ya eres suscriptor del impreso,
actívate