Manita del Barça al Madrid y a semifinales en un partido histórico

El FC Barcelona superó la eliminatoria de cuartos de final de la Champions League femenina ante el Real Madrid (5-2, global de 8-3) en un Camp Nou a reventar que fue una fiesta del fútbol en una cita histórica en la que se batió el récord mundial de asistencia a un partido de fútbol femenino.

Desde el inicio del encuentro, las de Giráldez dominaron por completo ante un Real Madrid sin apenas opción. Con una excelsa Graham Hansen por la banda derecha, el Barça hizo mucho daño en los primeros minutos.

Precisamente por el carril derecho, a los ocho minutos de partido, llegó el primer gol culé gracias a un centro chut de Mapi León que se coló en la meta de Misa desde fuera del área.

Prosiguió el monólogo del Barça aunque las madridistas comenzaron tímidamente a asomarse a la portería de Sandra Paños, algo desbordadas por la férrea defensa azulgrana. Olga Carmona trató de centrar desde el pico del área un balón que se estrelló en las manos de Irene Paredes por lo que la colegiada señaló un penalti que convirtió la propia Carmona.

Con el empate de nuevo en el marcador, el partido se equilibró, cediendo parte del dominio el Barça a un Madrid que acababa de despertar.

Sin cambios en la segunda parte, el Madrid tomó el ejemplo del primer equipo masculino en lo de no dejar de creer y a los tres minutos, Claudia Zornoza desde su casa marcó un golazo al ver a Sandra Paños adelantada.

Se ponía interesante de nuevo la eliminatoria, con las de Toril a un sólo gol de igualar, pero duró poco la alegría. Aitana Bonmatí en el 52, recibió de Jenni Hermoso y, tras un recorte, puso el 2-2 con un disparo raso ajustado al palo.

Volvió con el gol el Barça a la dinámica dominadora y se puso de nuevo por delante gracias a Pina, que armó un buen disparo desde el lateral del área para colocar al Barça de nuevo por delante y sentenciar la eliminatoria con un global de 6-3 en ese momento.

El Camp Nou era una fiesta de la reivindicación del fútbol femenino y enloqueció cuando la capitana culé y actual Balón de Oro, Alexia Putellas, batió a Misa desde dentro del área con un disparo cruzado para hacer el cuarto.

Y continuó el festín azulgrana con la manita culminada por Graham Hansen, que empujó el balón a las redes blancas tras una jugada de calidad de Rölfo por la banda izquierda, que sacó un centro imposible estando rodeada.

El Barça, actual campeón de Europa, accede un año más a semifinales donde se medirá al ganador de la eliminatoria entre el Arsenal y el Wolfsburgo, con grandes posibilidades de volver a hacer historia.

Placeholder mam module

Sigue en directo el Barça vs Real Madrid de cuartos de final de Champions