4 noviembre 2020

Maradona experimenta mejoría tras ser internado

BUENOS AIRES — Diego Maradona ha experimentado una mejoría desde que la leyenda del fútbol argentino fue hospitalizado en una clínica de la ciudad de La Plata con un cuadro de depresión.

“Diego está mucho mejor que ayer y con muchas ganas de irse….La noche la pasó bien y estuvimos bromeando. Yo quiero que se quede un día más”, señaló el martes a los periodistas Leopoldo Luque, médico personal del excapitán del seleccionado argentino campeón del mundo en 1986.

Luque fue a visitar a Maradona a la clínica donde el entrenador de Gimnasia y Esgrima de La Plata está internado, a unos 70 kilómetros al sur de Buenos Aires. “Está anémico y un poco deshidratado, así que hay que corregir eso… la idea es mejorarlo”, dijo el médico.

Maradona reside en La Plata desde fines de 2019, cuando asumió como técnico de Gimnasia de esa ciudad.

 

Luque también señaló que Maradona “estuvo caminando dentro de la clínica” y que aunque lo ideal es que se quede allí hasta el miércoles “él tiene autonomía y se quiere ir”.

Allegados a Maradona señalan que éste ha estado de bajos ánimos en los últimos días y no quería comer. Ante ese ese cuadro su médico personal lo internó para hacerle chequeos.

El exfutbolista de Boca Juniors, Barcelona y Napoli, entre otros clubes, está en una habitación común.

Maradona cumplió los 60 años el viernes pasado y apareció públicamente en la cancha de Gimnasia para dirigir ante Patronato por la primera fecha de la liga argentina. No se lo vio bien de semblante y necesitó ayuda para caminar.

La presencia del entrenador en la banca de Gimnasia estuvo en duda hasta el último momento ya que había tenido que aislarse en los días anteriores debido a que un colaborador manifestó síntomas de coronavirus, lo cual luego fue descartado.

El campeón del mundo con la selección argentina en México 1986 y subcampeón en Italia 1990 tiene antecedentes por adicciones a las drogas y el alcohol, que en dos ocasiones lo tuvieron al borde de la muerte.