Mercadona, Carrefour y Lidl ya copan el 40% del gasto en gran consumo

Mercadona, Carrefour y Lidl ya copan el 40% del gasto en gran consumo

Mercadona, Carrefour y Lidl ya copan el 40% del gasto que los españoles hacemos en gran consumo, es decir, en productos de alimentación, bebidas, droguería e higiene. Así lo reflejan los datos de la consultora Kantar, que ha presentado este martes su balance de la evolución de la distribución en 2021.

Estas tres cadenas son las que más han crecido en 2021, un año en el que el sector «ha cerrado estable», pues se ha recuperado el consumo fuera del hogar que se perdió por la pandemia (un 23%) y esto ha implicado que una caída dentro del hogar del 6,6%, es decir, a lo que compramos en supermercados, hipermercados y tiendas.

Según Bernardo Rodilla, director de comercio de Kantar, a finales de 2021 la subida de precios en las tiendas «ya empezaron a notarse en el bolsillo», a pesar de «los esfuerzos de contención de las cadenas, que al final se han visto obligadas a alzar los precios». Cree que el gran consumo alcanzará niveles negativos en la segunda parte del año, para cerrar el año en tablas.

Este 2021 algunas cadenas han logrado recuperar cuota, como es el caso de Mercadona (que había cedido ligeramente en 2020) o Carrefour. Lidl, por su parte, es la que más ha crecido en estos dos años de pandemia.

«En 2021 recuperar al comprador ha sido clave para las cadenas, y hay una relación perfecta en las que consiguen ganar cuota y compradores», dice Rodilla.

Las que crecen son Mercadona, Carrefour y Lidl, que explican casi el 40% del gasto en gran consumo, y lo hacen «porque atraen más compradores y consiguen fidelizarlos mejor», explica el experto.

En el caso de Mercadona, recupera 2,5 puntos de cuota y ya tiene más del 24% del total. Tiene 352.000 millones de compradores por mes, según Kantar. Este 2021 «ha buscado volver a ser la cadena de moda intensificando su surtido y categorías como listo para comer», explica.

Carrefour, por su parte, recupera también el terreno perdido en 2020 gracias a que «ha invertido en los formatos de proximidad» y a que, además, es la cadena líder en compra online. En tercer lugar destaca la alemana Lidl, la que más ha crecido desde el principio de la pandemia. Lo hace porque consigue llegar a más compradores y además es la segunda más visitada por un mayor número de clientes.

Para Rodilla, el plan de expansión e inversión que tiene para reforzar su posicionamiento indica que «en 2022 seguirá ganando compradores». No cree que esto se deba sólo al precio, pues «siempre ha tenido un posicionamiento asociado al precio y ha crecido en relación calidad precio».

«Esta preocupación del precio viene en la ultima mitad del año y Lidl en los meses anteriores ya tenían crecimientos relevantes, por lo que no es lo único que ha impulsado el crecimiento de Lidl», dice.

Aldi es la cadena que más compradores gana y la que más crece en términos porcentuales y es ya la sexta cadena en penetración, mientras que Dia, que atravesó una crisis antes de la pandemia que casi la lleva al concurso de acreedores, ha conseguido remontar estos dos años y «volver a enamorar a sus compradores a través de la renovación de tiendas y relanzamiento de marca propia».

Los consumidores tienen más en cuenta el precio a la hora de elegir una cadena, y «el conflicto con Ucrania hará que se prolongue la situación inflacionista». «Se plantea una situación compleja para la distribución para poder mantener la competitividad en precio», señala.