Nadal sigue implacable en Acapulco y firma el mejor arranque de su carrera a los 35 años

Nadal sigue implacable en Acapulco y firma el mejor arranque de su carrera a los 35 años

Rafa Nadal sigue demostrando su mejor versión en esta temporada pese a su eded e historial de problemas físicos. La pasada madrugada venció por 6-0 y 6-3 al estadounidense Stefan Kozlov en los octavos del Abierto Mexicano, para sumar por primera vez en su vida 12 triunfos seguidos en el inicio de una temporada de la ATP.

Nadal barrió a Kozlov en el primer set pero el estadounidense intentó rebelarse en el segundo, incluso logrando un break. Sin embargo, cuando Kozlov tuvo la oportunidad de empatar 4-4 con su saque, el manacorí metió la directa y no dio opción a su rival, cerrando con su servicio.

Aunque no tuvo la efectividad en el saque de su debut contra Kudla, Rafa fue superior y como este miércoles, solo empleó 1h 16 minutos para ganar y mejorar su arranque de año del 2014. Por aquel entonces, y con 27 años, en pleno auge físico como deportista, encadenó victorias en sus primeros 11 partidos hasta perder la final del Open de Australia con el suizo Stanislas Wawrinka.

Nadal ha demostrado una vez más que cuando menos se le espera, aparece por la puerta grande, en un arranque de año que a título personal está siendo para enmarcar. Sobre todo, por la manera en la que ha conseguido estas 12 victorias consecutivas.

En primer lugar, hay que recordar que el mallorquín volvió al circuito a principios de años tras haber estado sin jugar cuatro meses (y disputar dos partidos en seis) por culpa de una grave lesión de la que realmente no está curado. Tras un retorno en Melbourne lleno de incógnitas puesto que durante su parón incluso se habló de una hipotética retirada, Nadal venció los cuatro partidos del torneo para alzar el primer título del año.

Sin embargo, esto solo era una preparación para el Open de Australia que arrancó pocos días después. ahí fue donde Nadal destrozó todas las expectativas. Pese a su largo periodo de inactividad fue avanzando rondas sumando triunfos contra tenistas como Khachanov o Mannarino para plantarse en las rondas finales.

Ahí fue donde el asunto se puso serio con un Shapovalov que casi le remonta los dos primeros sets y un Berrettini que estaba jugando el mejor tenis de su vida. Superados ambos, el gran escollo: Medvedev. El ruso, además, tenía el aliciente de hacerse el número 1 del mundo si vencía en Australia y pese a su ventaja de 2-0 y tener bolas de partido para llevarse la final, Nadal remontó para sumar el 21º Grand Slam de su carrera y su décima victoria consecutiva en el año.


Tras descansar en Río, Nadal ha recargado pilas y ha confirmado en la madrugada de este jueves su mejor inicio como profesional, con más mérito si cabe por el contexto que le precedía. Ahora, buscará seguir alargando esta racha contra el estadounidense Tommy Paul, 39 de la clasificación mundial, en la noche del jueves al viernes.