Niño caminó tres días con el pie roto debido a extraña condición de salud

Niño caminó tres días con el pie roto debido a extraña condición de salud

Aunque no sentir dolor puede ser considerada una ventaja para muchas personas, lo cierto es que significa un serio problema para la familia de Zach Skitmore, un niño de nueve años del Reino Unido, quien padece una extraña condición que le impide sentir dolor. 

Su familia notó que había algo raro desde que era un bebé, pues no mostraba ninguna reacción cuando lo vacunaban o cuando inconscientemente se mordía la lengua. Más adelante, cuando tenía cuatro años, se dislocó la cadera y tampoco manifestó tener dolor.

«Siempre lo cuestioné y tuve mis sospechas desde los nueve meses aproximadamente», confesó la madre de Zach, Donna Skitmore, al portal  ‘Mirror’.

Aunque sus padres lo llevaban al hospital cada mes, los médicos no podían creer que el niño no sintiera nada, incluso, dudaron que se hubiera roto la cadera, pues el menor estaba sentado como si nada. 

(Lea también: Ucrania: voluntario de Médicos Sin Fronteras cuenta cómo se vive la guerra).

(Referencia). Por no ser tratado a tiempo, el pie fracturado desarrolló articulación de Charcot.

Foto:

iStock

«Cuando se dislocó la cadera, no creyeron que lo había hecho porque nadie podía sentarse allí con la cadera dislocada y no estar en agonía. Se la volvieron a colocar mientras estaba despierto, sin gas ni aire ni nada», relató el padre del menor, Steve Skitmore al medio citado. 

¿Por qué no siente dolor? Los profesionales que trataron a Zach descubrieron que sufre de una rara condición conocida como Insensibilidad Congénita al Dolor (CIP por sus siglas en inglés). Diagnóstico que solo llegó hasta que cumplió los seis años, cuando se rompió una pierna y caminó con el hueso fracturado durante tres días.

(De interés: Una maestra y dos niños muertos en tiroteo en jardín infantil en Rusia).

Como en ese momento no fue tratado a tiempo, el niño desarrolló articulación de Charcot, es decir, los nervios de su pie sufrieron un grave daño que puede ocasinarle infecciones, defromación e, incluso, la amputación de la extremidad.

«No puede jugar al fútbol, ​​al rugby ni a ningún deporte de contacto. No podemos dejar que se suba a castillos hinchables o trampolines porque es demasiado peligroso», contó la señora Skitmore. 

Ante esta situación, los padres del pequeño viven en constante alerta, revisan su comida y cualquier cosa que tenga contacto con el menor, pues incluso la escuela puede significar un peligro.

(Puede leer: Padre amenazó de muerte a un niño porque le hacía bullying a su hija).

(¿Nos lee desde la App? Encuentre la imagen aquí).

Durante seis años, decía constantemente que no podía sentir dolor, pero nadie me creía

«Nos aterroriza cuando va a la escuela secundaria y otros niños se enteran de su condición y piensan que es una especie de juego para probar sus límites y realmente pueden lastimarlo», aseguró el padre.  

(Siga leyendo: Debanhi Escobar: cámaras del motel sí grabaron a la joven en el interior).

De acuerdo con los expertos, el niño heredó un gen mutado que estaba presente en ambos padres, el cual facilita que uno de cada cuatro posibles hijos de la pareja puedan nacer con esta condición, es decir, sin reacción al dolor.  

Lo más difiícil de todo es que, al ser una condición extraña, los médicos del Reino Unido no tiene conocimiento de ella y no saben cómo tratar el caso de Zach, por lo que sus padres abrieron un GoFundMe para recaudar dinero y llevarlo a EE. UU., donde hay especialistas en CIP. 

Más noticias 

La joven que aprendió a hablar 8 idiomas vendiendo dulces a turistas

Debanhi Escobar: revelan imágenes de la joven dentro del taxi que la llevó

Debanhi Escobar: su papá pide a los jóvenes estar atentos al peligro

Tendencias EL TIEMPO