Ocho títulos en ocho semanas de 2022: el tenis español no es solo Rafa Nadal

Rafa Nadalha vuelto a atrapar toda la afición a la afición española firmando un arranque sensacional en el circuito, sin embargo, no es el único español que ha conquistado títulos en los primeros meses del año. El tenis español está viviendo uno de los mejores inicios de temporada de los últimos tiempos, sumando ocho títulos individuales, y uno de dobles, en las primeras ocho semanas de competición.

El primer trofeo que entró en las vitrinas españolas tardó poco más de una semana desde la celebración de año nuevo. El responsable, Rafa Nadal, tras hacerse con el ATP 250 Summer Set de Melbourne en su regreso al circuito tras de cinco meses de ausencia, un torneo menor que le serviría para coger rodaje en pista dura antes del primer grande del año. En ese momento Nadal expresó que ese título «significaba todo», pero poco tardó en olvidarse el boomerang metálico que mordió el día 9 de enero, pues el último domingo del mes se alzó con el Abierto de Australia, su Grand Slam número 21. 

Entre esos dos títulos hay que contabilizar uno más, el levantado por la tenista española más en forma de los últimos meses -con respeto de Garbiñe Muguruza (número 9 del circuito)- Paula Badosa, también en suelo australiano. La catalana nacida en Estados Unidos venció a Krejcikova en tres disputados sets (6-3, 4-6 y 7-6) para hacerse con su tercer título en tres finales disputadas, el WTA 500 de Sidney con el que ascendió la quinta plaza de la clasificación. Con esa victoria, Badosa confirmó su gran estado y se coló en las quinielas para de las grandes citas del año.

Pronto arrancaron las primeras citas sobre la superficie favorita de la mayoría de las raquetas españolas, la tierra batida. El primero en levantar un trofeo sobre la arcilla fue Albert Ramos-Viñolas, campeón en el ATP 250 de Córdoba (Argentina), sumando así su cuarto título a sus 34 años. También sobre la tierra, pero en Río de Janeiro (Brasil), llegaría el primer éxito en un ATP 500 de Carlos Alcaraz. El murciano superó un duro cuadro en el que se cruzó con jugadores de la talla de Berrettini, Fognini, y Schwartzman -en la final-, alcanzando así el top 20 de la clasificación.

Roberto Bautista Agut, héroe de la última Copa Davis que levanto la «Armada» en 2019, también quiso sumarse a la fiesta en la recta inicial del calendario. Su triunfo se dio sobre las pistas de Doha, donde el de Castellón ya sabía lo que era alzarse con el título. Durante su camino se deshizo de la leyenda escocesa Andy Murray, apartó al español Davidovich Fokina, y frenó en seco a todo un Karen Khachanov antes de fulminar en la final a un Basilashvili con poca fortuna en este 2022. Esta victoria supuso su décimo galardón ATP, después de ganar también en Doha el noveno en 2019, y la subida hasta la posición número 15 del circuito.

Los dos últimos títulos de esta racha ganadora se los apuntaron el pasado domingo Rafa Nadal y Pedro Martínez Portero. El de Manacor ganó su cuarta final en Acapulco, cerrando una racha de 15 victorias y 0 derrotas en esta campaña, sumando su 91º título, y convirtiéndose en el más joven y el más longevo en ganar el abierto mexicano. Por su parte, Martínez Portero ganó su primer trofeo ATP en Chile, remontando a Sebastian Báez para llegar en plena confianza a la eliminatoria clasificatoria para la Copa Davis (viernes 4 y sábado 5 de marzo), a la que llega en sustitución del lesionado Marcel Granollers.

Quien no estará en esa eliminatoria contra Rumanía, que se celebrará en el Club Puente Romano en homenaje a Manolo Santana, será el veterano Feliciano López. Pese a ello, el toledano, una de las grandes bazas en las finales de la pasada edición de noviembre disputada en Madrid, demostró estar aún en un gran momento de forma tras alzarse con el título de dobles también en Acapulco, formando dupla con Tsitsipas.