ONU insta a investigar posibles crímenes de lesa humanidad en Ucrania

ONU insta a investigar posibles crímenes de lesa humanidad en Ucrania

Rusia no asistió a la reunión extraordinaria del Consejo de Derechos Humanos de la ONU que se celebra este jueves en Ginebra para discutir la grave situación humanitaria en Ucrania, producto de la agresión militar rusa iniciada el pasado 24 de febrero.

(Lea también: Guerra en Ucrania ya deja al menos ocho millones de desplazados internos)

Aunque por decisión de la Asamblea General Rusia ya no es miembro del Consejo, sus delegados sí pueden participar como observadores y, en el caso de esta reunión, en la que se habló directamente del país, como representantes del Estado concernido. Sin embargo, ni siquiera se presentaron a la sala

En el discurso de apertura de la reunión, Michelle Bachelet, alta comisionada de la ONU para los derechos humanos, reiteró que muchas de las graves violaciones del Derecho Internacional Humanitario que se han podido verificar en Ucrania pueden constituir crímenes de guerra.

Se refirió, por ejemplo, a las ejecuciones sumarias de civiles, las desapariciones forzadas, las detenciones arbitrarias, la violencia sexual como arma de guerra y la destrucción deliberada de infraestructura civil como hospitales, colegios, viviendas y templos.

Bachelet advirtió que las cifras de civiles muertos o heridos, las violaciones de derechos humanos y la magnitud del daño a la infraestructura son muy superiores a las que su Oficina ha podido verificar, toda vez que no cuenta con acceso a zonas controladas por el ejército ruso. “Estimamos que son miles los civiles muertos en Mariúpol, aunque solo el tiempo permitirá saber la verdadera escala de las atrocidades, las víctimas y el daño”, aseguró.

Avanza investigación de crímenes en Ucrania

Erik Møse, presidente de la Comisión de Investigación sobre Ucrania, indicó que todavía no han podido hablar con delegados rusos: “La Comisión ha intentado ponerse en contacto con la Federación de Rusia y sigue dispuesta a entablar comunicación con ella”, aseguró.

El de Møse es el primer discurso ante el Consejo de Derechos Humanos de la Comisión de Investigación, creada el pasado 4 de marzo por este organismo de la ONU con el fin de recabar evidencia sobre violaciones de derechos humanos y del derecho internacional humanitario cometidas en el contexto de la invasión rusa a Ucrania.

Sus tres miembros, expertos internacionales independientes, se encuentran esta semana en Ginebra, en donde se han reunido con varios Estados, organizaciones no gubernamentales con sede en Ucrania y en Suiza, representantes de la Oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos y de su misión de monitoreo en Ucrania, cuya presidenta, Matilda Bogner, estuvo también al inicio de la semana en esta ciudad suiza.

La ciudad de Jersón, Ucrania, ya está bajo dominio ruso.

Foto:

Sergey BOBOK / AFP

Emine Dzhaparova, vicecanciller ucraniana, hablando desde Kiev, alertó acerca de posibles deportaciones forzadas por parte de Rusia, denunció atrocidades cometidas contra mujeres y niños y aseguró que Moscú tiene el proyecto de crear una “República Popular de Jersón” en esa localidad ucraniana, y que el ejército estaría chantajeando e incluso ejecutando a quienes se oponen a dicho plan.

“Este Consejo y sus miembros tienen el deber y la responsabilidad moral de actuar”, dijo la diplomática al tiempo que pidió reforzar el mandato de la Comisión de Investigación para que pueda indagar en profundidad los hechos ocurridos en localidades que estuvieron bajo ocupación rusa, como Bucha, por lo cual solicitó el voto positivo de la resolución que así lo decidiría.

En los 78 días que lleva la guerra, esta es la segunda vez que el Consejo, máximo organismo de la ONU en materia de derechos humanos, se reúne de urgencia para hablar de Ucrania. La anterior fue apenas una semana después del inicio de la agresión rusa, cuando el Consejo se encontraba en plena sesión ordinaria y decidió cambiar su agenda para incluir esta situación y crear la Comisión de Investigación.

¿Cómo fue la votación?

Luego de un debate de casi cinco horas, la mayoría de los 47 Estados miembros aceptaron la invitación de la vicecanciller ucraniana y con 33 votos a favor, 12 abstenciones, y los votos negativos de China y Eritrea, adoptaron una resolución en la que mencionan asuntos de preocupación que no figuraban en la resolución sobre el mismo tema adoptada en marzo, cuando se reunieron de urgencia para crear la Comisión de Investigación.

Pantalla de la votación de la resolución sobre la guerra en Ucrania.

Foto:

Prensa, Consejo de Derechos Humanos de la ONU

Entre esos asuntos se destacan la posible comisión de crímenes de lesa humanidad, las deportaciones forzadas que estaría cometiendo el ejército ruso, el uso de la desinformación y la propaganda, y el impacto que la invasión pueda tener sobre la seguridad alimentaria en todo el mundo.

(Puede interesarle: Jersón podría pedirle a Vladimir Putin la anexión a Rusia, ¿qué significa?)

En la resolución, el Consejo pide nuevamente a Rusia cesar inmediatamente la agresión militar contra Ucrania, respetar el derecho internacional humanitario y permitir que organizaciones humanitarias y agencias de la ONU tengan acceso sin obstáculos “a las personas que han sido trasladadas desde zonas de Ucrania afectadas por el conflicto y se encuentran retenidas en el territorio de la Federación de Rusia o en zonas controladas u ocupadas”.

En el mismo sentido, solicita a la Comisión de Investigación sobre Ucrania que lleve a cabo una investigación “sobre los acontecimientos ocurridos en las regiones de Kiev, Cherníhiv, Khárkiv y Sumy a finales de febrero y en marzo de 2022, que incluya la dimensión de género, con el fin de que los responsables rindan cuentas de sus actos”. La Comisión deberá presentar los avances de esta investigación al Consejo en septiembre.

En virtud de esta resolución, Michelle Bachelet presentará en junio un informe oral sobre la situación humanitaria en Mariúpol “que incluya una evaluación de la naturaleza y las causas de los abusos y violaciones de los derechos humanos y las vulneraciones del derecho internacional humanitario” allí cometidos.

Carmen Lucía Castaño
Para EL TIEMPO
Bruselas

Más noticias del mundo