Otán: fijarán nueva estrategia ante las amenazas globales del futuro

Otán: fijarán nueva estrategia ante las amenazas globales del futuro

Un nuevo “Concepto Estratégico” será uno de los principales resultados de la cumbre de la Otán del 29 y 30 de junio en Madrid, el renovado documento que dirigirá las estrategias de la Alianza en los próximos años y que tendrá en cuenta la actual crisis con Rusia, la pujanza de China o las tecnologías emergentes y disruptivas.

(Le podría interesar: Ucranianos frenan ataques en el este y la Otán teme que la guerra dure años)

El Secretario General de la OTAN, Jens Stoltenberg.

Foto:

STEPHANIE LECOCQ. EFE

En palabras del secretario general aliado, Jens Stoltenberg, el Concepto Estratégico de Madrid «reflejará el nuevo entorno de seguridad, volverá a comprometerse con nuestros valores y reafirmará nuestra unidad, garantizando que nuestra Alianza esté preparada para el futuro”.

(Le podría interesar: Turquía condiciona la adhesión de Finlandia y Suecia a la Otán)

En la cumbre de Bruselas de 2021, los jefes de Estado y de Gobierno de la Otán pidieron a Stoltenberg dirigir el proceso de desarrollo del próximo Concepto Estratégico, por lo que inició una fase de consultas internas sobre la evolución del entorno, el enfoque y las prioridades de la Alianza.

Además, la Otán está dialogando con sus socios, otras organizaciones internacionales y comunidades de expertos, organizaciones juveniles, la sociedad civil y el sector privado.

Esta fase de consultas ha servido para que los aliados negocien y acuerden el próximo Concepto Estratégico, con vistas a que los dirigentes lo aprueben en la cumbre de  Madrid.

¿Qué es el concepto estratégico?

La Otán considera este documento como clave para reafirmar sus valores, objetivos y tareas: proporciona una evaluación colectiva de los retos de seguridad a los que se enfrenta la Alianza y esboza las tareas políticas y militares que llevará a cabo para abordarlos.

De ese modo, da orientaciones sobre su futuro desarrollo político y militar.

El Concepto Estratégico se revisa y actualiza periódicamente, de manera que desde el final de la Guerra Fría se ha actualizado aproximadamente cada diez años para tener en cuenta los cambios en el entorno de seguridad global y asegurarse de que la Alianza está preparada para el futuro.

Cuando se apruebe el de Madrid, será el cuarto desde el fin de la Guerra Fría, un periodo en el que los conceptos estratégicos permanecían clasificados y se renovaban cada década.

Banderas de la Otán. 

Foto:

AFP

Doce años sin renovar

La última vez que los líderes aliados adoptaron un Concepto Estratégico fue en la Cumbre de la Otán de 2010 celebrada en Lisboa.

Aquel documento allanó el camino para que la Alianza modernizara su capacidad de llevar a cabo su misión principal de defensa colectiva, la gestión de crisis y la seguridad cooperativa, al tiempo que seguía promoviendo la estabilidad internacional.

Instó a los Aliados a invertir en capacidades clave para hacer frente a las amenazas emergentes, ofreció nuevas oportunidades de diálogo y cooperación con los países socios de todo el mundo, y mantuvo la puerta abierta a la adhesión a la Otán para las democracias europeas.

Pero el mundo ha ido cambiando a lo largo de la última década y la Otán considera que la competencia estratégica está aumentando, por lo que ha llegado el momento de actualizar el Concepto Estratégico.

El de 2010 consideraba que la cooperación entre la Otán y Rusia tenía una “importancia estratégica” y buscaba una “verdadera asociación estratégica” con Moscú. 

En cambio, las agresiones de Rusia a Ucrania, primero con la anexión ilegal de la península de Crimea en 2014 y desde febrero con la invasión del país, hacen inevitable la necesidad de modificar el Concepto Estratégico.

Adaptarse a los nuevos retos

Foto:
Yves Herman / Reuters

La asertividad de Rusia no es el único motivo por el que va a ser necesario renovar el Concepto Estratégico, pero es una circunstancia que va a marcar claramente el nuevo documento, según fuentes aliadas, que enfatizan que deberá reafirmar y guiar medidas concretas para reforzar los valores y principios fundamentales de la Otán.

Stoltenberg ha avanzado que el nuevo documento preparará a la Alianza para «una era de competencia estratégica y de aumento de las amenazas a la seguridad”.

Se prevé que haga mención a China, que no aparecía en el concepto de 2010, pero cuya pujanza militar y alineación con Rusia en contra de la política de puertas abiertas de la
Otán ha puesto en alerta a la Alianza.

Tal y como ha recomendado la Asamblea Parlamentaria de la Otán, el nuevo Concepto Estratégico debe consagrar los pilares de una política común respecto a China:  comprometerse siempre que pueda, competir para preservar la ventaja e independencia de la Alianza, y disuadir cuando los intereses de seguridad de los Aliados se vean amenazados.

En consonancia, la Otán prestará más atención a la situación en la región indo-pacífica y cómo puede afectar a la seguridad transatlántica, y dará un énfasis especial a sus asociaciones.

Además, el nuevo documento también debe expresar el compromiso de la Otán con la contribución de las mujeres a la paz y la seguridad, que no menciona el de 2010, y hacer un énfasis especial en las tecnologías emergentes y disruptivas, así como en el ámbito digital.

El terrorismo, el impacto del cambio climático sobre la seguridad y las fuerzas armadas, la disuasión nuclear como garantía última de la seguridad de los Aliados o el control de armamentos y la no proliferación, también son puntos clave que se espera estén recogidos en el documento.

Reino Unido y España: ‘la Otán debería mirar hacia los países del sur’

El Reino Unido cree que la Otán debe seguir apoyando a Ucrania para que gane la guerra con Rusia y centrando sus esfuerzos en las amenazas que vienen del Este, aunque también debe prestar atención al «flanco sur», aseguró este miércoles el embajador del Reino Unido en Madrid, Hugh Elliott.

«No podemos olvidar que estamos viviendo un auge de la actividad rusa en muchos países del flanco sur que nos interesan y debemos ser muy sensibles a esa realidad», dijo el diplomático en un encuentro con periodistas en el que habló de la próxima cumbre de la Otán.

(Le podría interesar: Turquía condiciona la adhesión de Finlandia y Suecia a la Otán)

Elliott señaló que esta idea, también defendida por el Gobierno de España en el seno de la Alianza, debería estar presente en ese encuentro de los aliados en el que se definirá la nueva estrategia de defensa de la Otán para los próximos diez años.

El embajador recordó la reciente visita del ministro de Defensa británico, Ben Wallace, a Madrid, y el encuentro con su homóloga española, Margarita Robles, en el que hablaron del apoyo de su país a que esta cuestión pueda ser debatida en la Cumbre, en la que se elaborará el denominado Concepto Estratégico de Madrid.

«El flanco sur nos interesa mucho y la Otán también debería afrontar esos desafíos», subrayó Elliott, aunque reconoció que la guerra en Ucrania está desgastando mucho a Moscú y eso le está dejando menos recursos para intervenir en otros países.

“En España me encontré un trato muy amistoso y muy genuino”. Así es como describe Hugh Elliott, Embajador de Reino Unido en España y Presidente Honorario de FHB, su primer viaje a España como peregrino. Entrevista completa aquí 👇https://t.co/zXFL6q5tXG#caminodesantiago pic.twitter.com/IjRPUmlWu7

— Fundación Hispano Británica (@FundacionFHB)

June 26, 2020

El diplomático habló del grupo Wagner, un comando de mercenarios al que relacionan con el Klemlin «por mucho que (el presidente ruso) Vladimir Putin lo niegue, y que ha actuado en la guerra de Libia o en el Sahel, cuya estabilidad es esencial para Europa, y
la Otán debe ser consciente de ello», añadió.

«Ayudar a Ucrania también es fortalecer el flanco sur», ya que significa debilitar a Rusia. «Hace falta un enfoque específico sobre la situación en las diferentes zonas pero espero que se hable de ello» en la Cumbre de a Otán insistió.

No obstante, el diplomático explicó que las amenazas «vienen más allá de la rusificación del sur», hay otros problemas como el terrorismo o la inmigración ilegal, que pueden ser abordados, además de por la Otán, por otros organismos como la ONU o países con iniciativas propias.

REDACCIÓN INTERNACIONAL
*Con información de EFE

Más noticias del mundo:

Guaidó o Maduro ¿quién será invitado a la toma de posesión de Petro?
EE. UU.: la escuela primaria del tiroteo en Uvalde será demolida
Incendio en avión que aterrizaba en aeropuerto de Miami deja tres heridos