Pakistán firma importantes acuerdos con Rusia para comprar gas y trigo pese a las sanciones occidentales

Pakistán firma importantes acuerdos con Rusia para comprar gas y trigo pese a las sanciones occidentales

El primer ministro Imran Khan afirmó que Islamabad seguirá una política exterior «independiente».

Pakistán ha firmado un acuerdo con Rusia para importar alrededor de 2 millones de toneladas de trigo y, además, comprará gas natural ruso pese a las sanciones impuestas contra el país euroasiático por la operación militar en Ucrania, informa Pakistan Today.

El primer ministro paquistaní, Imran Khan, que se reunió el 24 de febrero en Moscú con el presidente ruso, Vladímir Putin, anunció esta semana los resultados del encuentro, subrayando que se firmaron acuerdos para la importación de gas, porque las reservas paquistaníes de ese hidrocarburo «se están agotando».

«Si Dios quiere, el tiempo demostrará que tuvimos un gran diálogo» con Putin, destacó. Además, comentó que Islamabad seguirá una política exterior «independiente» y que ya no se uniría a la guerra de «nadie». «Mis dos visitas recientes a China y a Rusia han servido para que Pakistán se gane el respeto. Pronto verán los beneficios de esas visitas», recalcó.

Islamabad y Moscú firmaron dos acuerdos, en 2015 y 2021, para la construcción de un gasoducto de 1.100 kilómetros entre la ciudad sureña paquistaní de Karachi con Lahore, en el norte del país asiático. La realización del proyecto, valorado en 2.500 millones de dólares, está previsto que dé comienzo en 2023.

Críticas contra EE.UU.

Al evocar la participación de Pakistán en la guerra de EE.UU. contra el terrorismo, Imran Khan dijo que Islamabad sufrió grandes pérdidas tanto en vidas humanas como en términos económicos.

«Perdimos 80.000 vidas y sufrimos daños por 150.000 millones de dólares por participar en la guerra [contra el terrorismo], aunque no tuvimos nada que ver. Ningún paquistaní estuvo involucrado en los ataques terroristas del 11 de septiembre» de 2001, señaló.

«Lo más vergonzoso fue que nuestro aliado [EE.UU.] estaba bombardeando nuestro propio país», lamentó, en referencia a los más de 400 ataques con drones estadounidenses en el noroeste de Pakistán, cerca de la frontera con Afganistán, entre 2004 y 2016.