Pareja demanda a clínica por implantar embrión de niño y no de niña

Pareja demanda a clínica por implantar embrión de niño y no de niña

Una pareja de Nueva York, Estados Unidos, interpuso una demanda contra una clínica de fertilidad luego de que en el proceso se les implantara un embrión de un niño y no de una niña, como lo habían pactado inicialmente con el centro médico.

Heather Wilhelm-Routenberg y su esposa Robbie demandaron a la clínica de fertilidad CNY, ubicada en Latham, Nueva York.

Según la pareja de mujeres, ambas habían acordado que solo tendrían niñas. Esto debido a que Heather fue víctima de abuso sexual en dos ocasiones, por lo que se negaba a dar a luz a un varón.

Heather y Robbie se dirigieron a la clínica de fertilidad, en donde les aseguraron que no habría problema con su petición, puesto que el laboratorio podía determinar el sexo de un embrión e implantarlo en Heather para que tuviera una niña.

(Lea también: Revelan el plan de alumnos de un colegio para abusar y matar a compañera)

“Seleccionamos CNY porque acordaron que podríamos seleccionar embriones femeninos. Nunca tuvimos la intención de utilizar los machos”, dijo la mujer.

Sin embargo, según ‘New York Post’, en un control a las 15 semanas de embarazo, la pareja descubrió que en el vientre de Heather se estaba formando un niño.

«Vamos a tener una niña. Para mí es muy importante tener una niña”, le dijo Heather a la doctora, quien le respondió: “Eso no es lo que dice esto”.

Los posteriores estudios encontraron que sí se trataba del embrión de la pareja y no de uno que le pertenecía a otra.

Foto:

iStock

Según le contó la pareja al diario citado, en ese momento creyeron que Heather había recibido un embrión que no era el acordado.

“Miré a Robbie y dije: ‘¿Qué pasa si no es tuyo, quién está en mi cuerpo?’ Fue entonces cuando enloquecí, fue cuando sentí que mi cuerpo era tomado como rehén. Supuse que era el embrión de otra persona, no un embrión equivocado nuestro”, afirmó.

(Le puede interesar: ¿Quiere vivir en otra ciudad? Estos territorios le pagan por residir allí)

Sin embargo, los posteriores estudios encontraron que sí se trataba del embrión de la pareja y no de uno que le pertenecía a otra: “Estuve todo el tiempo convencida de que no era nuestro porque la clínica sabía que no tendríamos a un varón: no era una preferencia, era una necesidad”.

La mujer le contó al ‘New York Post’ que entró en una profunda decepción tras descubrir el resultado y que no logró conectar con su hijo durante el resto del embarazo ni en los primeros meses de vida, pues el menor nació en diciembre de 2020.

Estuve todo el tiempo convencida de que no era nuestro porque la clínica sabía que no tendríamos a un varón

“Estaba tan furioso. Se sentía como una profunda traición. ¿Cómo te equivocas tanto? Arruinaron algo tan integral. El hecho de que no existan requisitos legales sobre estos procedimientos debería infundir temor en los corazones de todos los padres que utilizan los servicios de fertilidad”, agregó.

Año y medio después, la pareja decidió demandar a la clínica de fertilidad por haber implantado un embrión equivocado.

(Puede leer: El hombre que enterró vivos a 26 niños y que ahora quedaría en libertad)

La denuncia incluye 11 cargos entre los que se encuentran incumplimiento de contrato, negligencia médica y agresión.

La clínica, por su parte, afirmó que están investigando el caso y que no emitirán comentarios al respecto.

Por lo pronto, Heather y Robbie le contaron al diario anteriormente mencionado que la relación con su bebé ha mejorado, pero que siguen viéndolo y recordando el error de la clínica de fertilidad.

Tendencias EL TIEMPO

Más noticias

Horror en México: dejan seis cabezas humanas sobre el techo de un carro

‘Muchachos, no robo más’: ladrón tras ganar la lotería en Argentina

Cuba: polémica por medio que destacó beneficios de la leche de cucaracha