Pentágono considera a Rusia como una amenaza, pero China es su principal desafío

Pentágono considera a Rusia como una amenaza, pero China es su principal desafío

La invasión rusa de Ucrania pone de relieve la “amenaza aguda” que representa Moscú, pero China es el desafío más importante para la seguridad de Estados Unidos durante las próximas décadas, afirmó ayer el Pentágono en su nueva estrategia de defensa.

China “representa el desafío más trascendental y sistémico, mientras que Rusia plantea una amenaza aguda, tanto para los intereses nacionales vitales de Estados Unidos en el extranjero como en el territorio estadounidense”, precisó el Ministerio de Defensa en este documento que fija la estrategia del ejército para los próximos años.

China “es el único rival que tiene la intención de remodelar el orden internacional y, cada vez más, el poder para hacerlo”, subrayó el ministro de Defensa, Lloyd Austin, al presentar a la prensa la nueva estrategia estadounidense.

“A diferencia de China, Rusia no representa una amenaza sistémica para Estados Unidos a largo plazo. Pero Rusia representa una amenaza inmediata y aguda para nuestros intereses y valores”, agregó.

La nueva estrategia de defensa, publicada por primera vez junto con la nueva posición nuclear de Estados Unidos y el nuevo enfoque sobre misiles, aborda la presión de Pekín sobre Taiwán, en un momento en el que Estados Unidos teme que China adelante sus planes de reunificar la isla.

Entre tanto, el presidente Vladimir Putin dijo ayer que el mundo entraba en la década “más peligrosa” desde 1945 y que Rusia,

Foto:

EFE

El Pentágono especifica, sin embargo, que “un conflicto con China no es inevitable ni deseable”.

Estados Unidos considera que sus armas nucleares están destinadas a disuadir “todas las formas de ataque estratégico”, incluidos los que involucran armas convencionales, advirtió el Pentágono en la nueva estrategia nuclear estadounidense.

“Esto incluye el empleo nuclear a cualquier escala, e incluye ataques de alto impacto que utilizan medios no nucleares”, precisó un funcionario a la prensa.

Entre tanto, el presidente Vladimir Putin dijo ayer que el mundo entraba en la década “más peligrosa” desde 1945 y que Rusia, en plena ofensiva militar en Ucrania, luchaba por su “derecho a existir” ante potencias occidentales que tratan “desesperadamente” de mantener su hegemonía.

China “es el único rival que tiene la intención de remodelar el orden internacional y, cada vez más, el poder para hacerlo”

Foto:

AFP

“La próxima será probablemente la década más peligrosa, impredecible y, al mismo tiempo, importante desde el final de la Segunda Guerra Mundial”, dijo Putin en Moscú a los miembros del Club de Discusión Valday, agregando que la situación es, “hasta cierto punto, revolucionaria”.

La actual operación militar en Ucrania, agregó, es solo parte de “los movimientos tectónicos en todo el orden mundial”.

“Rusia no está desafiando a las élites occidentales, Rusia solo está tratando de defender su derecho a existir”, en tanto que las potencias occidentales pretenden “destruir, borrar del mapa” a Rusia, afirmó Putin.

AFP