¿Por qué considera Meta sacar Facebook e Instagram de la Unión Europea?

¿Por qué considera Meta sacar Facebook e Instagram de la Unión Europea?

Mark Zuckerberg no está contento con la política de datos de la Unión Europea y, si nada cambia, podría bloquear el acceso a Facebook e Instagram en el continente. Es lo que deja entrever en uno de los informes que envía periódicamente a la SEC, la comisión que regula el mercado bursátil en Estados Unidos, donde explica que la política de la Unión en materia de protección de datos es inaceptable para la compañía.

La razón del descontento es una resolución preliminar de la Corte de Justicia Europea emitida en el mes de julio que considera que los servidores alojados en EE.UU. no operan bajo el marco de la GDPR, la ley de protección de datos personales.

Hasta ahora, y a pesar de las fuertes medidas de protección, empresas como Meta, Apple o Google podían seguir enviando datos de ciudadanos europeos a sus servidores centrales en Estados Unidos bajo el marco del conocido como Privacy Shield, un acuerdo firmado entre las dos regiones en 2016.

La nueva resolución, sin embargo, invalida este acuerdo al reconocer que las leyes de protección de datos son demasiado diferentes entre ambos mercados. Las medidas de protección que provee la GDPR sirven de poco si una vez en EE.UU. las empresas pueden hacer lo que quieren con esos datos de usuarios europeos o si el gobierno del país puede acceder a los mismos.

Aún es posible para las compañías extranjeras alojar datos de ciudadanos europeos en servidores situados fuera de la Unión, pero sólo si la UE ha certificado esas regiones como compatibles en materia de protección de datos personales. Nueva Zelanda, Japón, Suiza o Canadá son algunos de los países que cuentan con el visto bueno de la Unión en materia de datos.

El caso estadounidense es más complejo porque no hay una ley de datos federal que proteja la información de los usuarios con las mismas garantías que en la Unión Europea. Algunos estados, como California, tienen algunos mecanismos de protección parecidos que dan derecho a los usuarios a conocer qué información guardan las empresas sobre ellos y la opción de borrarlos.

«Si no se adopta un nuevo marco transatlántico de transferencia de datos y no podemos seguir confiando en otros medios alternativos de transferencia de datos de Europa a los Estados Unidos, es probable que no podamos ofrecer varios de nuestros productos y servicios más importantes, incluidos Facebook e Instagram, en Europa, lo que afectaría material y negativamente a nuestro negocio, condición financiera y resultados de las operaciones», ha explicado Meta en el comunicado a la SEC. La compañía espera que la Unión Europea emita una resolución definitiva sobre este asunto en la primera mitad de 2022.

En estos informes, elaborados también para los inversores, las compañías recopilan todas las posibles amenazas a su modelo de negocio, pero no son una guía estratégica y Meta podría optar, simplemente, por almacenar los datos de usuarios europeos en servidores locales y resignarse a una menor efectividad en sus herramientas publicitarias dado el mayor nivel de protección de los datos.

«No tenemos absolutamente ningún deseo ni planes de retirarnos de Europa, pero la simple realidad es que Meta, y muchas otras empresas, organizaciones y servicios, dependen de las transferencias de datos entre la UE y los Estados Unidos para operar servicios globales«, explican desde la compañía.

La compañía, sin embargo, atraviesa un momento difícil. Tras la publicación de sus últimos resultados financieros ha perdido más de un cuarto de su valor en bolsa y parte de la razón es que cada vez le resulta más difícil explotar los datos de los usuarios para servir anuncios más relevantes. Sólo las medidas de protección de datos que Apple ha incluido en la última versión del sistema operativo de los iPhone, por ejemplo, le costará más de 10.000 millones de dólares en ingresos a lo largo de 2022.