Por qué la reina Isabel no le puede quitar el título del duque de York al príncipe Andrés si fue ella la que se lo dio

Redacción BBC News Mundo

48 minutos

Fuente de la imagen, Getty Images

En los últimos meses el príncipe Andrés, el tercer hijo de la reina Isabel II de Inglaterra, ha acaparado los titulares de los medios de todo el mundo.

La principal razón ha sido el caso en el que está implicado desde hace años: la acusación de haber mantenido relaciones sexuales con Virginia Giuffre cuando esta era menor de edad.

Giuffre ha señalado que el encuentro se dio cuando ella formaba parte de una red de tráfico de menores que manejaba el magnate Jeffrey Epstein, quien se suicidó en 2019 en una prisión.

Las acusaciones que pesan sobre el príncipe se tornaron aún más graves cuando, a principios de este año, una corte de Nueva York, EE.UU., dio vía libre a una demanda civil en su contra.

En ese momento, la Reina decidió quitarle todo sus rangos militares, que se apartara del patronazgo de decenas de fundaciones de caridad en Reino Unido y que no recibiera ya el trato de «Su alteza real» durante actos oficiales.

Sin embargo, muchos consideran que las medidas no han sido suficientes y piden que se le retire el título de duque de York que le otorgó la reina Isabel II en 1986.

Especialmente después de que este martes se conoció que el príncipe había llegado a un acuerdo extrajudicial millonario con Giuffre (por una cifra que ronda entre los US$9,5 y los US$16 millones) para evitar que el caso avanzara a los estrados judiciales.

Fuente de la imagen, Getty Images

De hecho, una encuesta publicada por el diario local The Press señala que casi 9 de cada 10 residentes de York quieren que el príncipe Andrés sea despojado de su ducado.

Y, en ese sentido, la parlamentaria laborista por el distrito de York, Rachael Maskell, hizo una petición directa para que el propio Andrés tome la decisión de renunciar al título que lo relaciona con la ciudad.

Pero, la pregunta que ha surgido es por qué la reina Isabel II no le quita ese título directamente.

«El problema con ciertos títulos, como los ducados u otros similares, es que a pesar de que es la reina quien puede otorgarlos, para revocarlos se necesita una ley aprobada en el Parlamento con tal fin», le dijo a BBC Mundo el experto en temas monárquicos Christopher Warwick.

Hasta el momento el palacio de Buckingham, la institución que es residencia de la Reina, y los representantes del príncipe Andrés no han comentado nada sobre este asunto.

Fuente de la imagen, Getty Images

Títulos y leyes

La parlamentaria Maskell fue clara al afirmar que si el príncipe Andrés no renuncia a su título, buscará un acuerdo dentro del Parlamento para retirarle la distinción.

«Tratar de encontrar la legislación correcta es importante, pero claramente tenemos cosas que volverán al Parlamento en las próximas semanas, puede haber algunas maniobras que se pueden implementar», dijo Maskell.

Lo cierto es que en Reino Unido existe una ley de la nobleza (peerage Law) que regula todas las actuaciones que están relacionadas con títulos como los ducados o los condados, entre otros.

La mayoría de estos nombramientos se han originado en la corona británica, encabezada por el rey o la reina.

En el caso específico del príncipe Andres, el título nobiliario de duque de York le fue otorgado en 1986 como un regalo de su madre por su matrimonio con Sarah Ferguson, quien recibió el título de duquesa de York, que aún conserva a pesar de que se divorció de Andrés en 1996.

Pero al estar regido por una ley -que data de varios siglos atrás-, la única forma en la que se le puede retirar el título de duque de York es a través de un proceso parlamentario.

«La Reina por sí sola no puede quitar los títulos de la nobleza; eso solo puede hacerse por ley, aprobada tanto por la Cámara de los Comunes como por la Cámara de los Lores, y recibiendo la aprobación real, lo que significa el acuerdo de la Reina», explicó Warwick.

Fuente de la imagen, Getty Images

Y agregó: «Todas las decisiones importantes pasan por el Parlamento. Esto es cierto incluso para muchos de los elementos clave relacionados con la realeza».

En la larga historia británica, hay casos de remoción de títulos de la nobleza.

Uno de los más conocidos fue el del grupo de duques y condes a quienes les fueron retirados algunos de sus títulos durante la I Guerra Mundial, como ocurrió con Charles Edward, duque de Albany, o Ernesto Augusto de Hanover, duque de Cumberland.

Muchos de ellos eran pertenecientes a la casa real holandesa que apoyó a Alemania durante el conflicto, lo que causó una fuerte brecha con la monarquía británica.

Sin embargo, si ahora llegara a aprobarse una ley que le quite el título de duque a Andrés, lo que no perdería es el estatus de príncipe.

«Este es un derecho que tiene por nacimiento, por ser descendiente directo del soberano. En cambio, el ducado de York fue creado por la Reina para dárselo a él», aclaró Warwick.

¿Y el dinero?

Otra cuestión controversial que ha surgido cuando se conoció el acuerdo entre Giuffre y el príncipe Andrés es de dónde saldrá el dinero para pagarlo.

Aunque el acuerdo es confidencial, se ha dado a conocer que la cifra rondaría entre US$9 y US$16 millones.

La mayoría de los ingresos del príncipe provenían de su trabajo como representante de la monarquía ante varias instituciones, tanto dentro como fuera de Reino Unido, pero esas labores acabaron cuando renunció a sus deberes reales en 2019.

De acuerdo a varios reportes, la principal fuente para el pago del acuerdo será la venta de un valioso chalet ubicado en las montañas de Suiza.

La mansión alpina, que adquirió el príncipe junto a su exesposa Sarah Ferguson, fue comprada por Andrés por cerca de US$11 millones en 2015, pero su valor actual no ha sido revelado.

Fuente de la imagen, Getty Images

Lo que sí se confirmó es que la vivienda está a la venta. En 2007 también había vendido la residencia de Sunninghill, que le había regalado la Reina, en US$20 millones.

¿Financiará la monarquía a uno de sus miembros en este caso?

En enero de este año, el palacio de Buckingham fue claro en afirmar que el príncipe Andrés se iba a defender en el caso civil como «un ciudadano privado».

Sin embargo, analistas de la monarquía no descartan que vayan a salir en su ayuda.

«Si como se afirma el acuerdo está entre los US$9 y los US$16 millones, es muy posible que el príncipe no tenga ese dinero para pagar», le dijo a la BBC David McClure, experto en finanzas reales.

«Por lo que es posible que la Reina le pase algo de dinero», agregó.

Fuente de la imagen, Getty Images

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.