Presidente Zelenski: ‘Muy pronto habrá dos Días de la Victoria en Ucrania’

Presidente Zelenski: ‘Muy pronto habrá dos Días de la Victoria en Ucrania’

Los presidentes ruso, Vladimir Putin, y ucraniano, Volodímir Zelenski, invocaron este lunes la lucha contra el nazismo mientras sus tropas combaten en el día en que se conmemora el triunfo contra la Alemania nazi. 

Casi dos meses y medio después de la invasión rusa de Ucrania, el 24 de febrero, ambos líderes tuvieron una puesta en escena muy diferente para evocar el triunfo sobre los nazis, el 9 de mayo de 1945.
(Lea también: Putin se refiere a la invasión en Ucrania durante el Día de la Victoria)

El discurso de Zelenski

Zelenski grabó su discurso en una calle de Kiev, con el fondo de una barricada, para comparar la ofensiva rusa con la nazi. Allí afirmó que Ucrania no dejará que Rusia «se apropie de la victoria sobre el nazismo».

«Hoy celebramos el Día de la Victoria sobre el Nazismo. Y no le daremos a nadie un pedazo de nuestra historia. Estamos orgullosos de nuestros antepasados ​​que, junto con otras naciones de la coalición anti-Hitler, derrotaron al nazismo. Y no permitiremos que nadie se apropie de esta victoria», dijo el líder ucraniano.

En el día de la victoria sobre los nazis, estamos luchando por otra victoria

Zelenski enumeró varias ciudades del este y sur de Ucrania actualmente bajo control de las fuerzas invasoras rusas, diciendo que los ucranianos durante la Segunda Guerra Mundial habían expulsado a las fuerzas de la Alemania nazi de estas regiones.

«Nuestro enemigo soñó que nos negaríamos a celebrar el 9 de mayo y la victoria sobre el nazismo. Que la palabra «desnazificación» (término que utilizó Putin para justificar su invasión de Ucrania) iba a tener una oportunidad (…). Millones de ucranianos lucharon contra el nazismo (…) y en el Día de la Victoria sobre el Nazismo, luchamos por una nueva victoria», añadió.

«El camino hacia esta victoria es largo pero no tenemos dudas sobre nuestra victoria. Ganamos entonces, ganaremos ahora», agregó, en alusión a la invasión rusa de su país que inició el 24 de febrero.

(Le puede interesar: Las versiones cruzadas de lo que pueda hacer Rusia este lunes en Ucrania)

(Si nos lee desde la app de EL TIEMPO, vea esta publicación aquí).

Zelenski recordó que su país ha pasado por diferentes guerras pero ningún enemigo consiguió quedarse en Ucrania y echar raíces porque, aseguró, no hay invasor que pueda gobernar al pueblo libre ucraniano.

Recordó que, al igual que ocurrió en la II Guerra Mundial, cuando los ucranianos lucharon por su libertad y ganaron, ahora «estamos luchando por nuestra libertad, por la libertad de nuestros hijos» y «venceremos».

(Si nos lee desde la app de EL TIEMPO, vea esta publicación aquí). 

Putin defiende los ataques en Ucrania

Por su parte, el presidente ruso, Vladímir Putin, no llegó a declarar este lunes formalmente la guerra a Ucrania, como temían en Kiev, pero sí defendió la campaña militar para derrotar al «nazismo» y garantizar la seguridad de Rusia ante la «amenaza» de la Otán, con ocasión del Día de la Victoria sobre la Alemania nazi.

«La defensa de la patria siempre fue sagrada. Ahora, en nuestros días, vosotros combatís por nuestra gente en el Donbás, por la seguridad de nuestra patria, Rusia», dijo durante el tradicional desfile militar en la plaza Roja.

(Además: Jill Biden, Justin Trudeau y el cantante Bono, en Ucrania)

Putin, que se dirigió a los 11.000 militares concentrados frente al mausoleo de Lenin, entre los que figuraban soldados recién llegados del frente en Ucrania, subrayó que su «deber» es «hacer todo lo posible para que no se repita el horror de una guerra mundial».

Eso sí, no declaró la movilización general entre los rusos, una opción que se barajaba ante la falta de avances en el campo de batalla, ni desveló los planes rusos de cara a las próximas semanas de contienda.

Vladimir Putin en la conmemoración del Día de la Victoria.

Foto:

EFE

Aunque no aludió a la marcha de la «operación militar especial» en Ucrania, donde el Ejército ruso ha sido incapaz en dos meses y medio de combates de «liberar» el Donbás, sí culpó a la Otán de obligar a lanzar un ataque «preventivo» para evitar una supuesta «agresión» contra sus territorios históricos en el este de Ucrania.

«El peligro iba creciendo cada día. Rusia realizó una respuesta preventiva, fue una medida necesaria y la única posible en esta situación. Fue una decisión de un país soberano, fuerte e independiente», proclamó.

Recordó que Moscú, que acusa a la Otán de convertir Ucrania en una plataforma para contener a Rusia, propuso a finales de 2021 a Occidente «cerrar un acuerdo de garantías de seguridad».

«Todo en vano. Los países de la Otán no quisieron escucharnos, lo que significaba que de hecho tenían planes completamente diferentes y los vimos», dijo.

(Siga leyendo: Ucrania: Zelenski y el G7 se reunirán para hablar sobre Ucrania)

Esos planes tendría la forma de «una operación de castigo en el Donbás, una invasión de nuestros territorios históricos, incluida Crimea», por lo que el enfrentamiento con «los neonazis» sería «inevitable».

«De esta manera, se estaba creando sistemáticamente una amenaza intolerable para nosotros directamente en nuestras fronteras», dijo.

Vladimir Putin en la conmemoración del Día de la Victoria.

Foto:

EFE

Durante su discurso, Putin insistió en que los soldados rusos y los milicianos de las repúblicas populares de Donetsk y Lugansk, cuya independencia ha sido reconocida por el Kremlin, «combaten juntos en su propia tierra», donde, recordó, los rusos luchan contra el invasor, sean tártaros, otomanos o nazis, desde hace cientos de años.

Putin pidió guardar un minuto de silencio por los caídos en la Gran Guerra Patria (1941-45), como es conocida en este país la Segunda Guerra Mundial, pero también por los niños, mujeres y ancianos que han muerto en los «bárbaros ataques» de los «neonazis».

La «desnazificación» es uno de los argumentos que Putin esgrimió para lanzar el pasado 24 de febrero la «operación militar especial» en Ucrania, país dirigido desde 2019 por un presidente de origen judío, Volodímir Zelenski.

Y advirtió que el Kremlin nunca se humillará ante EE. UU. ni renunciará a sus «valores tradicionales» ni aceptará la «falsificación» de la historia, como han hecho sus satélites europeos, ya que «Rusia tiene un carácter diferente».

«La fidelidad a la madre patria es nuestro principal valor, el sólido pilar de la independencia de Rusia», apuntó.

Siguen los ataques rusos

Putin reconoció el dolor que suponen las bajas en las filas del Ejército ruso durante la intervención armada en Ucrania, cifra estancada en 1.351 muertos desde hace mes y medio.

No insistió en la necesidad de «minimizar» las bajas, lo que admitió en su momento que ralentiza el avance ruso, pero sí anunció la firma de un decreto para ayudar a los hijos de los caídos en acción.

Tampoco aludió a la conquista de la ciudad portuaria de Mariúpol, en el mar de Azov, donde un número indeterminado de combatientes del Batallón Azov aún está atrincherado en la acería Azovstal.

Y aunque el papa Francisco había afirmado que el 9 de mayo podría llegar el fin de la guerra, los ataques rusos continuaron en el territorio. 

Las tropas rusas reanudaron el asalto a la planta acerera Azovstal en la ciudad portuaria de Mariúpol después de que un convoy de la ONU abandonara la región de Donetsk, informaron fuentes ucranianas.

«Intentaron destruir el puente, que era la puerta para la evacuación. Sin éxito», dijo Petro Andryushchenko, asesor del alcalde de Mariúpol, en Telegram.

Svyatoslav Palamar («Kalina»), subcomandante del Regimiento Azov, que defiende la instalación siderúrgica, señaló en declaraciones a Canal 24 que la situación es crítica para los militares heridos debido a la falta de medicamentos.

Ucrania y Occidente temen que el Ejército ruso no se conforme con abrir un corredor terrestre entre el Donbás y la anexionada península de Crimea, sino que pretenda conquistar todo el sur ucraniano, incluido Odesa, y dejar al país vecino sin salida al mar.

EFE y AFP

Más noticias

Bombardeo a escuela en el este de Ucrania deja 60 civiles muertos: Zelenski

El Papa Francisco ¿por qué busca reunirse con Putin?

Moscú admite que la ayuda de Occidente ha retrasado su ofensiva en Ucrania