«Que el presidente ya legalice la marihuana»: La inesperada respuesta de un trabajador a un periodista que cubría el derrame de crudo en Perú (VIDEO)

«Que el presidente ya legalice la marihuana»: La inesperada respuesta de un trabajador a un periodista que cubría el derrame de crudo en Perú (VIDEO)

El reportero estaba visiblemente indignado ante el desastre, pero quedó fuera de lugar con la reacción de su entrevistado.

En medio del desastre ocasionado por la petrolera Repsol en el distrito peruano de Ventanilla, un periodista fue sorprendido por la reacción de uno de los trabajadores que laboran para sanear la costa y el instante se hizo viral.

Durante una transmisión en vivo, un reportero del portal digital Arriba Perú se acercó a los obreros que realizan la limpieza en Playa Cavero, una de las más afectadas por el derrame de petróleo, para preguntarles su opinión ante el desastre ecológico generado en la zona. «Maldita empresa Repsol, ¿por qué ha venido a hacernos tanto daño, señores?», se le escucha decir al comunicador.

«Señor, ¿cómo está? Buenos días, no sé si usted es capaz de hablar porque sé que como trabajadores muchos no quieren hablar. Sin embargo, todos somos peruanos y todos nos vemos afectados. ¿Cuál es su posición con respecto a esto?«, continúa el reportero antes de abordar a uno de los trabajadores, que usa uniforme, sombrero y una mascarilla que le cubre el rostro. Pero a pesar del ofuscado cuestionamiento, el obrero responde con total tranquilidad: «Que el presidente ya legalice la marihuana, de verdad».

Visiblemente desencajado, el periodista vuelve a preguntar al trabajador: «¿Sabe usted lo que está hablando, señor? ¿Cómo se llama usted? ¡Miren ustedes la estupidez que habla este señor!«.

El hombre se niega a dar su nombre y se aleja del reportero para continuar sus labores, sin decir ni una palabra del derrame en la zona. El fragmento de la transmisión fue divulgado ampliamente en redes sociales bajo un tuit que reza: «Imagínate vivir en Suiza y perderte esto».

Más allá del hilarante episodio, el despliegue de las cuadrillas de limpieza ocurre en medio del desastre provocado por Repsol, tras el derrame de 6.000 barriles de petróleo. El sábado, el Gobierno de Pedro Castillo declaró «emergencia ambiental» por 90 días.

La empresa española asegura que el derrame –que tuvo lugar el 15 de enero en las costas del distrito de Ventanilla, en la provincia del Callao– ocurrió por un «oleaje anómalo» tras la erupción volcánica submarina cerca del archipiélago de Tonga y que las altas mareas alteraron el proceso de descarga de crudo del buque Mare Dorium a la refinería La Pampilla, operada por Repsol. 

Repsol admitió que hubo «errores» en su gestión del desastre y que no fueron «conscientes» de la magnitud de lo ocurrido hasta que llegaron hidrocarburos a las playas. La compañía ha prometido culminar la limpieza de las costas en febrero, aunque todavía es pronto para determinar cuán afectado quedó el ecosistema marino y qué consecuencias ambientales y económicas acarreará el suceso.