¿Quiénes son los candidatos que se disputan la presidencia en Costa Rica?

¿Quiénes son los candidatos que se disputan la presidencia en Costa Rica?

Este domingo, 3 de abril, se llevará a cabo la segunda vuelta presidencial en Costa Rica. En esos comicios se enfrentarán Rodrigo Chaves y José María Figues.

A continuación, le presentamos los perfiles de cada uno de los candidatos.

(En contexto: Costa Rica va a las urnas este domingo para elegir presidente)

Rodrigo Chaves, el polémico economista que ofrece un cambio

El economista y exfuncionario del Banco Mundial Rodrigo Chaves aspira a convertirse en presidente de Costa Rica en el balotaje del próximo domingo con una propuesta que ofrece un cambio en la forma de gobernar y con ataques a los partidos que han estado en el poder durante las últimas décadas.

El candidato del prácticamente desconocido Partido Progreso Social Democrático, dio la sorpresa el pasado 6 de febrero en la primera ronda al terminar en el segundo lugar para meterse en la segunda vuelta contra el expresidente José María Figueres, aspirante por el tradicional Partido Liberación Nacional.

Chaves, de 60 años de edad, ha propuesto atacar la corrupción de la que culpa a los gobiernos previos, incluidos los del partido rival, y aplicar reformas profundas de Estado por la vía del referendo, cosa que ha sido tildada por sus adversarios como populismo.

Entre las promesas del candidato se encuentran la reducción de trámites para los emprendedores y de cargas sociales, modificaciones a los planes educativos del país, la disminución del tamaño del Estado y apoyo para los sectores costeros, que son los más pobres de país.

El plan de Gobierno de Chaves apuesta por acciones en materia económica para reducir trámites y facilitar la acción empresarial, reducir cargas sociales, exigir resultados a las instituciones públicas, generar empleos y atraer más inversión, y bajar el costo de la canasta básica mediante decretos.

Chaves ha prometido también impulsar un solo sistema de pensiones, aplicar lareforma fiscal aprobada durante el gobierno actual, sanciones más fuertes contra la corrupción y hacer más eficiente el gasto social.

(Le puede interesar: Señalamientos de corrupción y acoso marcan las elecciones en Costa Rica)

El ex ministro de Hacienda de Costa Rica y candidato presidencial Rodrigo Chaves, vota durante la primera vuelta.

Foto:

Bienvenido Velasco. EFE

«No le entregue las llaves a los mismos de siempre» ha sido una de las frases más utilizadas por Chaves durante la campaña, con la que ha pedido el voto a la población y que le ha servido para criticar a los partidos de más trayectoria en el país.

Este candidato también se ha caracterizado por su confrontación constante con la prensa a la que ha señalado de ser parcializada.

Aunque se ha presentado como «un defensor a ultranza de la libertad de prensa» y tiene como portavoz y diputada electa a la reconocida periodista retirada Pilar Cisneros, Chaves ha lanzado contra medios de comunicación epítetos como «canallas», «mentirosos» y «hazmerreír».

La molestia de Chaves se centra en reportajes de medios de comunicación sobre un fideicomiso privado que habría financiado gastos de su campaña, lo cual sería ilegal. El financiamiento del candidato ha estado en el ojo del huracán y al fideicomiso se ha sumado una cuenta bancaria de una exasistente suya, por la que se movieron 195.000 dólares para la campaña, según un reportaje del diario La Nación.

La legislación obliga a que los dineros de las campañas se movilicen a través de las cuentas bancarias de los partidos políticos.

La prensa local y también medios de Estados Unidos han informado sobre las denuncias de acoso sexual que fueron interpuestas contra Chaves por funcionarias del Banco Mundial cuando él se desempeñaba como economista de esa entidad y por las que se aplicaron sanciones internas.

(Lea aquí: Elecciones en Costa Rica: el país se juega mantener su estabilidad social)

El candidato ha insistido en que los hechos denunciados nunca ocurrieron y que todo fue un «malentendido» por parte de sus compañeras. Después de su paso por el Banco Mundial, Chaves fue ministro de Hacienda de Costa Rica entre diciembre de 2019 y mayo de 2020 en el actual Gobierno del presidente Carlos Alvarado.

Chaves trabajó más de 20 años en diversos cargos del Banco Mundial como director sectorial de reducción de la pobreza, reforma del sector público y gestión económica para América Latina y el Caribe; así como director país de Indonesia.

Figuras del Partido Liberación Nacional (PLN) se ven fuera del
sede de la campaña de Figueres en San José, Costa Rica.

Foto:

Luis Acosta. AFP

Figueres, el expresidente que ofrece experiencia y enfrenta impopularidad

El expresidente José María Figueres Olsen, candidato del tradicional Partido Liberación Nacional (PLN), buscará con su «experiencia» el apoyo de los costarricenses en la segunda ronda electoral, pero que enfrenta impopularidad por el pasado que arrastra sobre sospechas de corrupción que nunca han sido comprobados.

El candidato ganó la primera vuelta con el 27,4 % de los votos, lejos del 40 % necesario para evitar la segunda vuelta de este 3 de abril, en la que se enfrentará al economista Rodrigo Chaves, del Partido Progreso Social Democrático.

La última encuesta del Centro de Investigación y Estudios Políticos (CIEP) de la Universidad de Costa Rica reveló que para la segunda contienda Figueres está 3 puntos por debajo de Chaves, lo que se traduce en un empate técnico.

Figueres, quien fue presidente entre 1994 y 1998, es graduado en ingeniería industrial en la academia militar de West Point, de Estados Unidos y saltó a la política en 1988.

Su padre y caudillo socialdemócrata José Figueres Ferrer fue tres veces presidente (1948-1949, 1953-1958 y 1970-1974) y se convirtió en la figura política más prominente de la historia reciente de Costa Rica al abolir el ejército en 1948 tras ganar la última guerra civil del país.

Durante su mandato entre 1994 y 1998, Figueres Olsen creó un sistema de pago por servicios ambientales, impulsó el ecoturismo y se le atribuye la llegada de Intel a
Costa Rica en 1996, pero su gestión también estuvo rodeada de polémica por el cierre del Banco Anglo y del ferrocarril.

Figueres es expresidente de Costa Rica (1994-1998) y candidato presidencial por el Partido Liberación Nacional.

Foto:

AFP

Figueres ha apelado a su experiencia y aunque ha dicho que va a combatir la corrupción, le pesa la sombra de un escándalo por una asesoría que prestó a la empresa de telecomunicaciones Alcatel para acceder a una licitación pública.

Por esa asesoría el político recibió un pago 900.000 dólares entre 2000 y 2003.

Figueres, quien defendió que el pago fue lícito, vivió en Suiza durante casi ocho años y regresó a Costa Rica en diciembre de 2011, luego de que en 2007 la Fiscalía determinara que no cometió ningún delito con la prestación de su consultoría y archivó el caso.

Sin embargo, la polémica lo sigue persiguiendo y en las últimas semanas ha sido cuestionado por un sorpresivo viaje a República Dominicana pagado por un empresario y el cual no fue anunciado ni informado.

(En otras noticias: República de Costa Rica ganó premio medioambiental del príncipe Guillermo)

El Tribunal Supremo de Elecciones costarricense solicitó los recibos, comprobantes y cualquier otra documentación para tener la información respectiva.

Posteriormente, Figueres brindó una rueda de prensa en la que explicó que durante su viaje se reunió con el presidente de ese país, Luis Abinader, con el fin a analizar temas como la guerra en Ucrania, el precio del petróleo y el trigo, y la actualidad del Sistema de Integración Centroamericana.

La encuesta del CIEP indica que a Figueres las personas reconocen aspectos positivos como su experiencia, su conocimiento y las propuestas que tiene como candidato.

En cambio, la corrupción, señalarlo por robo y que huyó, son los aspectos que los consultados recuerdan mayoritariamente como negativos.

Como parte de las propuestas en su Plan de Gobierno, el candidato presidencial se ha comprometido a convertir a Costa Rica en el líder mundial en la transición energética, promover una economía creciente y verde, así como amigable de la producción nacional.

Su programa incluye un «plan 911» para impulsar la reactivación económica, con la creación de 200.000 oportunidades de trabajo directas y 40.000 indirectos, durante los primeros dos años.

Para el candidato las metas deben ser ambiciosas, como bajar a menos de un 7 % el desempleo y alcanzar un crecimiento económico superior al 5 % de forma sostenida, con el objetivo de crear empleo, encadenamientos productivos, oportunidades para emprendimientos y posibilidad de inversión con nuevos modelos de negocio.

Sobre su rival, Figueres ha criticado que no ha presentado públicamente un equipo económico y ha afirmado que un Gobierno de Chaves sería un «salto al vacío». El próximo domingo 3,5 millones de costarricenses estarán llamados a las urnas para elegir al presidente que gobernará entre 2022 y 2026.

EFE