«Quieren frenar nuestro desarrollo»: Putin asegura que Rusia está preparada para afrontar nuevas sanciones de Occidente

«Quieren frenar nuestro desarrollo»: Putin asegura que Rusia está preparada para afrontar nuevas sanciones de Occidente

El presidente ruso señaló que el único modo de actuar frente a estas «restricciones ilegítimas» es «fortalecerse desde dentro», en particular, en el ámbito de la economía, mediante la sustitución de importaciones.

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, denunció este viernes la creciente retórica antirrusa de los países occidentales, que amenazan con sanciones contra Moscú si se produce la supuesta invasión rusa en Ucrania, y opinó que las posibles medidas de castigo contra el país serán impuestas independientemente del desarrollo de la situación en el país vecino.

«Las sanciones serán impuestas en cualquier caso. Si existe hoy un pretexto, por ejemplo, relacionado con los acontecimientos en Ucrania, o si no lo hay, lo encontrarán, porque el objetivo es otro. El objetivo es frenar el desarrollo, en este caso, de Rusia y Bielorrusia», afirmó Putin tras reunirse con su homólogo bielorruso Alexánder Lukashenko. «Persiguiendo este objetivo, siempre encontrarán un motivo para imponer unas u otras restricciones ilegítimas, no es más que una competencia desleal«, agregó.

El mandatario ruso considera «completamente ilegal» este tipo de presión en forma de sanciones. «Es una violación grave del derecho internacional, del que aquellos que ahora están hablando sobre esto [las sanciones] solo se preocupan cuando es beneficioso para ellos y, cuando no lo es, con gusto se olvidan de todas las formas del derecho internacional público», dijo Putin, subrayando que esto es algo que todos entienden «perfectamente».

«Por desgracia, vivimos en este paradigma desde hace muchos, muchos años porque las personas en el poder hoy se consideran dueños de la vida, lo interpretan todo en beneficio propio y pasan por alto los intereses de los demás», recalcó Putin.

«Fortalecerse desde dentro»

En este contexto, el presidente ruso enfatizó que el único modo de actuar frente a esta práctica es «fortalecerse desde dentro», en particular, en el ámbito de la economía. Putin también precisó que Rusia está preparada para afrontar la presión gracias a los numerosos esfuerzos que ha hecho en esta dirección en los últimos ocho años en forma de la sustitución de importaciones, una tarea que el país logró completar al 90 %. «Nos queda mucho por hacer y esto se llama aumentar el nivel de la soberanía económica», recalcó.

Al mismo tiempo, señaló que la mayoría de los países que se enfrentan a este tipo de restricciones, incluidos algunos de los aliados de EE.UU., simplemente «aguantan» la situación sin intentar cambiarla. «Pero, como ya había dicho hace muchos años, a nadie le gusta esto: ni las sanciones secundarias ni la presión directa en forma de sanciones. Tarde o temprano este absceso, por supuesto, reventará«, concluyó.

Este miércoles, el ministro ruso de Finanzas, Antón Siluánov, reiteró que Moscú cuenta con un escudo financiero para proteger la economía del país en caso de nuevas sanciones. «Tenemos un ‘escudo’ financiero en forma de reservas de oro y divisas, bajo nivel de deuda pública, superávit y regla (presupuestaria). Hay un cierto muro, una barrera frente a las sanciones en Rusia», explicó el ministro.