Reunión de urgencia de la Euroliga: el Barça, pendiente de sus dos partidos en Rusia de este fin de semana

Reunión de urgencia de la Euroliga: el Barça, pendiente de sus dos partidos en Rusia de este fin de semana

El Barça de baloncesto, que tiene programados dos partidos en Rusia (mañana viernes en San Petersburgo ante el Zenit; y el domingo en Moscú frente al CSKA) está pendiente de la decisión de la Euroliga, reunida de urgencia en la mañana del jueves en Barcelona para tomar una decisión ante el conflicto bélico en Ucrania.

La Euroliga, en una reunión de urgencia, está valorando los diferentes escenarios. El caso más complejo es el del Barça, que tiene que viajar a San Petersburgo (Rusia) para medirse mañana viernes al Zenit.

«No es tanto una cuestión de entrar en el país, sino de poder salir», aseguró una fuente del club azulgrana a EFE. Y es que los catalanes, después del partido ante el Zenit, tendrían que jugar el domingo en Moscú ante el CSKA.

«Las autoridades rusas nos garantizan que el vuelo entre San Petersburgo y Moscú lo podemos hacer sin problemas, porque es un vuelo interno. Llegar a San Petersburgo siempre puede suponer un problema, pero para salir de Rusia, con jugadores norteamericanos y con pasaporte americano, hay que ver qué pasa», dijo la misma fuente.

El alero Álex Abrines comentó, mediante un tuit, que no le hace «mucha gracia» tener que viajar hoy mismo a Rusia y considera que «lo suyo sería en un campo neutral», aunque «cambiar el partido de mañana» lo ve complicado.

Además de los dos partidos que tiene que jugar el Barça en territorio ruso, en los próximos días se disputarán diferentes partidos con participación de equipos de esta nacionalidad.

Así el BITCI Baskonia recibe este jueves al UNICS Kazan en el Buesa Arena, mientras que el CSKA de Moscú tiene programado un partido también este jueves en Múnich ante el Bayern.

Un portavoz de la Euroliga comentó a EFE que «de momento» los partidos con participación de equipos rusos «se disputarán tal y como estaban previstos», aunque se está a la espera de los acontecimientos.