Ricky Rubio, premiado por la NBA por sus labores sociales y la ayuda a niños con cáncer

Ricky Rubio, premiado por la NBA por sus labores sociales y la ayuda a niños con cáncer

El base español de Cleveland Cavaliers Ricky Rubio fue galardonado este jueves con el premio NBA Cares Community Assist Award, en reconocimiento a su labor comunitaria y de ayudas a niños y familias, en particular los afectados por el cáncer.

Rubio destaca fuera de las pistas, donde también está luciendo en un gran inicio de temporada con su mejor racha anotadora en la NBA, con el quinto premio que NBA otorga con ‘Kaiser Permanente’, por su labor social. A través de la Fundación Ricky Rubio, el base de El Masnou ayuda a mejorar la experiencia hospitalaria de los pacientes con cáncer y sus familias en España y Estados Unidos.

En abril, Rubio lanzó ‘I am ready’ (Estoy listo), un programa virtual para facilitar estas experiencias a los pacientes pediátricos con cáncer. El programa, que se aplicará a 1.000 pacientes jóvenes en los Estados Unidos durante la temporada, presenta a Rubio, quien perdió a su madre por esta enfermedad, ayudando a los niños sobre qué esperar, así como a través de un entrenamiento para reducir su miedo y ansiedad por el tratamiento.

En septiembre, en colaboración con la Fundació laCaixa, Rubio anunció la construcción de una nueva área de rehabilitación terapéutica en el Hospital Vall d’Hebron de Barcelona y continuó su campaña #OneMonthOneCause, un programa que muestra y proporciona contribuciones a organizaciones sin fines de lucro locales.

En España, Rubio también puso en marcha el Equipo Comunitario de El Masnou, que utiliza el baloncesto para enseñar lecciones de vida a los jóvenes, y acogió el octavo año del Camp Ricky Rubio en El Collel. A través de programas y recursos, las contribuciones de Rubio alcanzaron más de 200.000 dólares.

«Me siento honrado de recibir el premio NBA Cares Offseason Community Assist. Hay muchos jugadores de la NBA que marcan la diferencia en sus comunidades y soy afortunado de haber sido elegido. Desde que comencé a jugar baloncesto, siempre he pensado en cómo aprovechar los deportes y la comunidad. Lancé la idea de poner en marcha una fundación hasta que la decisión de actuar se hizo más personal y clara: a mi madre le diagnosticaron cáncer de pulmón en el verano de 2012 y en una de mis últimas conversaciones con ella le prometí que haría todo lo posible en mi poder para ayudar a los demás», dijo el propio Ricky.