Rusia busca apertura de ruta de navíos para exportación de cereales

Rusia busca apertura de ruta de navíos para exportación de cereales

El ministro de Exteriores de Rusia, Sergéi Lavrov, visitará Turquía el próximo miércoles 8 de junio para abordar la posible apertura de una ruta segura para los navíos que exportan cereales y otros alimentos desde el Mar Negro.

Así lo aseguró el ministro turco de Exteriores, Mevlut Çavusoglu, en una entrevista a la agencia de noticias ‘Anadolu’, en la que aseguró que Lavrov viajará acompañado por una delegación militar. “La apertura de un corredor humanitario para embarcaciones en el Mar Negro que transporten alimentos” es uno de los puntos en la agenda de la visita, según Çavusoglu.

Ucrania ha criticado el bloqueo naval ruso a sus costas porque le impide exportar millones de toneladas de cereales que tiene almacenadas, lo que podría generar hambrunas en los próximos meses.

Rusia se ha mostrado dispuesta a levantar el bloqueo naval a la exportación de cereales ucranianas a cambio del levantamiento de ciertas sanciones occidentales contra Moscú.

(Además: Rusos toman la última ciudad que les faltaba por controlar, Severodonetsk).

En una reciente conversación telefónica entre el presidente de Rusia, Vladímir Putin, y su homólogo turco, Moscú se mostró dispuesto a facilitar el tránsito marítimo de mercancías por el Mar Negro en cooperación con Ankara. En el encuentro se abordarán también otros asuntos bilaterales y regionales como la situación de Siria y la ambición de Turquía de controlar una franja fronteriza en todo el norte de ese país para protegerse contra las milicias kurdosirias YPG.

Rusia es el principal aliado del presidente sirio, Bachar al Asad, mientras que Turquía apoya a facciones armadas que buscan derrocarlo y combaten también contra las YPG, que mantienen una relación de tensa neutralidad hacia el régimen de Asad.

Más noticias

-Zelenski visita el este de Ucrania y despide a alto mando de seguridad

-¿A Putin le quedan 3 años de vida? Esta es la versión de un espía ruso

-Moscú y Kiev, más lejos que nunca en sus negociaciones