Rusia y Ucrania: cuán preparado está el ejército ucraniano para hacer frente a la invasión rusa

Jonathan BealeCorresponsal de Defensa de la BBC

1 hora

Fuente de la imagen, Reuters

¿Qué tan difícil será para Ucrania defenderse ahora que comenzó un ataque de Rusia?

Ucrania es superada en armas y en número de soldados, después de una importante inversión y modernización en las fuerzas armadas de Rusia por parte del presidente Vladimir Putin.

Jack Watling, especialista militar del Royal United Services Institute en Reino Unido, opina que «los ucranianos están en una posición muy difícil». Acaba de regresar de Ucrania y dice que los líderes militares del país ahora enfrentan algunas «decisiones muy difíciles».

Los funcionarios occidentales estimaron que Rusia tenía hasta 190.000 soldados en la frontera, mucho más que todo el ejército regular de Ucrania, de 125.600 efectivos.

Y las fuerzas rusas ya están cruzando la frontera desde múltiples puntos.

Fuente de la imagen, Getty Images

A Ucrania le resultará difícil defender los miles de kilómetros de su frontera, desde Bielorrusia, en el norte, hasta Crimea, en el sur. Si piensas en Ucrania como la esfera de un reloj, los rusos pueden montar ataques desde las 10 hasta las 7 en punto.

Ben Barry, del Instituto Internacional de Estudios Estratégicos (IISS, por sus siglas en inglés) y exbrigadier del ejército británico, dice que es una «posición muy difícil para un defensor».

Sumado a eso, Ucrania está siendo amenazada en múltiples direcciones y sus fuerzas están «muy dispersas», agrega Watling.

El dominio de Rusia en el aire

Fuente de la imagen, Reuters

La disparidad real entre las fuerzas rusas y ucranianas está en la capacidad aérea.

Ucrania tiene 105 aviones de combate en la frontera en comparación con los 300 de Rusia, afirma Watling. Los rusos, predice, «ganarán superioridad aéreamuy rápidamente».

Los sistemas avanzados de defensa aérea de Rusia, como los misiles S-400, también dan una ventaja a sus fuerzas. Por el contrario, Ucrania tiene defensas aéreas más antiguas y limitadas.

Watling pone como ejemplo a Israel, que puede defenderse desde múltiples direcciones. Pero agrega que solo ha podido hacerlo debido a su superioridad en el aire. Eso es algo que Ucrania simplemente no tiene.

Moscú ha desarrollado su propia versión de «shock y pavor» con artillería integrada de aire, misiles y cohetes de largo alcance, dice Ben Barry.

Esto permite a los rusos atacar desde lejos los centros de mando y control, los depósitos de municiones, la fuerza aérea y las defensas aéreas de Ucrania.

Eso ya parece haber comenzado, con ataques con misiles de crucero contra objetivos cerca de la capital, Kiev.

Fuente de la imagen, IMÁGEN SATELITAL DE MAXAR TECHNOLOGIES / EPA

Watling dice que los rusos tienen un arsenal muy importante de armas modernas y capacidades para las que Ucrania no tiene respuesta, como los sistemas de misiles balísticos y de crucero Iskander.

Ucrania recibió recientemente suministros de «ayuda letal» de EE.UU. y Reino Unido, pero en su mayoría son misiles aire-aire de corto alcance y armas antitanques.

En resumen, Rusia supera en armamento y distancia a Ucrania.

Explosiones reportadas cerca de las principales ciudades de Ucrania

Con la superioridad aérea de Rusia y las armas de largo alcance, el peligro para las fuerzas de Ucrania es que pronto serán inmovilizadas.

Se podría impedir que las fuerzas de Ucrania puedan maniobrar y reposicionarse para enfrentar el avance ruso desde cualquier otra dirección, cree Watling.

Muchas de las unidades mejor entrenadas y equipadas de Ucrania se encuentran en el este del país, cerca de la línea de control en Luhansk y Donetsk, donde ha habido combates desde 2014.

Funcionarios de inteligencia occidentales le dijeron a la BBC que existe una preocupación real de que Rusia pueda intentar rodearlos.

Sin embargo, las fuerzas armadas de Ucrania están mejor entrenadas y equipadas que cuando Rusia invadió Crimea.

Fuente de la imagen, Getty Images

Barry dice que las unidades y los soldados han adquirido una experiencia de batalla útil en la lucha contra los separatistas respaldados por Rusia en el este del país.

Pero agrega que han estado involucrados principalmente en la guerra de trincheras lineales y que las demandas de la «guerra de maniobras» serán mucho más difíciles.

Las fuerzas de Rusia pueden moverse rápidamente con lanzacohetes y misiles móviles y defensas aéreas. Y también se han endurecido en la batalla por su invasión de Crimea y en Siria.

Luchando en las ciudades

Si los combates llegan a los pueblos y ciudades de Ucrania, eso podría darles una oportunidad a las fuerzas ucranianas.

Un defensor bien preparado puede hacer que la lucha urbana sea difícil y sangrienta para cualquier atacante, como se demostró en Stalingrado en la Segunda Guerra Mundial y, más recientemente, en Mosul (Irak).

Barry cree que las fuerzas rusas inicialmente pueden tratar de eludir pueblos y ciudades. Pero añade que es muy poco probable que los rusos puedan evitar el combate urbano, sobre todo en Kiev, dada su importancia política.

Watling dice que si Ucrania puede defender sus ciudades adecuadamente, entonces podrían resistir durante bastante tiempo.

Las armas antitanques ligeras suministradas por los británicos (también conocidas como NLAW) pueden ayudar en el combate cuerpo a cuerpo, donde las fuerzas ucranianas pueden moverse usando la protección de los edificios. Un número desconocido de civiles también podría tomar las armas.

Fuente de la imagen, Getty Images

Rusia no puede depender simplemente de los ataques aéreos y la artillería para controlar pueblos y ciudades.

Pero Watling dice que Rusia ya tiene agentes y operativos en el terreno. Entiende que «habrá subversión y operaciones no convencionales en Kiev para tratar de desestabilizar al gobierno».

Rusia, agrega, también intentará rodear ciudades y usar artillería de largo alcance para apuntar a focos de resistencia y luego intentará usar fuerzas y agentes especiales para «básicamente asesinar a líderes de la sociedad civil».

Ucrania lucha ahora por su supervivencia.

Esta ex república soviética ha estado en combate con las fuerzas respaldadas por Rusia en el este durante los últimos ocho años, pero la amenaza ahora es existencial para todo el país.

Habiendo visitado Ucrania recientemente, Watling dice que hay una «determinación sombría de sobrevivir como país, pero hay un reconocimiento de que están superados y que va a ser extremadamente sangriento».

Fuente de la imagen, EPA

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.