Rusia y Ucrania: los rebeldes ucranianos ponen en alerta su ejército a medida que se intensifican los enfrentamientos en la frontera

Redacción BBC News Mundo

8 minutos

Fuente de la imagen, Getty Images

Los territorios orientales separatistas de Ucrania respaldados por Rusia han ordenado movilizaciones militares en medio de una escalada mortal en los combates.

Los hombres en edad de luchar en las autoproclamadas repúblicas populares de Donetsk y Lugansk están en estado de alerta.

Los monitores informan de un «aumento dramático» en los ataques a lo largo de la línea que divide a las fuerzas rebeldes y gubernamentales.

Un soldado ucraniano murió por bombardeos el sábado por la mañana, la primera muerte de este tipo reportada en semanas.

Fuente de la imagen, Getty Images

En la ciudad alemana de Munich, el presidente ucraniano, Volodymyr Zelensky, se reunirá con los líderes occidentales, incluida la vicepresidenta estadounidense, Kamala Harris, en una conferencia de seguridad.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dice que está convencido de que Rusia invadirá Ucrania y que podría ocurrir un ataque en los «próximos días».

Esta acusación, que Moscú niega, se basó en los datos recopilados por los servicios de inteligencia de EE.UU., que sugieren que la capital ucraniana, Kiev, sería el objetivo.

Las naciones occidentales han acusado a Rusia de intentar organizar una crisis en las regiones separatistas para provocar una respuesta y lanzar una ofensiva.

Estados Unidos estima que hay entre 169.000 y 190.000 efectivos rusos concentrados a lo largo de las fronteras de Ucrania, una cifra que incluye a los combatientes separatistas en Donetsk y Luhansk.

Fuente de la imagen, Getty Images

El presidente ruso, Vladimir Putin, que supervisará este sábado ejercicios de misiles nucleares estratégicos, dijo que la situación en el este de Ucrania se está deteriorando.

Afirmó que los canales diplomáticos siguen abiertos con los líderes occidentales, pero los acusó de ignorar las preocupaciones de seguridad de Rusia.

Ucrania, una exrepública soviética con vínculos históricos con Rusia, no es miembro de la OTAN ni de la Unión Europea, pero tiene estrechas relaciones con ambos.

Es difícil establecer cifras precisas, pero hasta 3,5 millones de personas viven en los dos territorios rebeldes, que se separaron en 2014 después de que el gobierno prorruso de Ucrania fuera derrocado.

Desde entonces, al menos 720.000 han adquirido la ciudadanía rusa, según los medios rusos.

Fuente de la imagen, Getty Images

Al decretar la movilización, el jefe de la República Popular de Donetsk, Denis Pushilin, llamó a «todos los hombres capaces de portar armas a salir en defensa de sus familias, hijos, esposas y madres».

«A través de nuestros esfuerzos conjuntos, lograremos la victoria que deseamos y necesitamos», escribió en Telegram.

«Defenderemos Donbas y todo el pueblo ruso».

En Lugansk, el líder separatista Leonid Pasechnik prohibió a todos los hombres de entre 18 y 55 años abandonar el territorio.

Y dijo que las autoridades se reservaban el derecho de requisar vehículos y otros bienes para las «necesidades de defensa».

Varios civiles han sido evacuados de los territorios rebeldes a la vecina Rusia, y al menos 6.500 abandonaron Donetsk, según los separatistas.

Una persona en Luhansk le dijo a BBC News bajo condición de anonimato que los separatistas estaban tratando de provocar el pánico deliberadamente y dijo que la población local desconfiaba de las medidas de evacuación.

Fuente de la imagen, Getty

Otra persona en Donetsk, el territorio controlado por los rebeldes, confirmó que algunos se estaban yendo y agregó: «La gente solo quiere que alguien tome el control finalmente y que la responsabilidad de estos territorios controlados por los separatistas, sea quien sea: Rusia o Ucrania».

No se dieron detalles de la muerte del soldado ucraniano, pero figuraba en un informe que hablaba de ataques con artillería, morteros y granadas por parte de los separatistas.

Los observadores internacionales de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa han estado monitoreando una tregua entre los separatistas y las fuerzas gubernamentales, que han librado una guerra sangrienta que ha costado al menos 14.000 vidas.

El viernes, la misión de observación informó de «un aumento dramático en la actividad cinética a lo largo de la línea de contacto en el este de Ucrania, igual al número de violaciones del alto el fuego reportadas» antes de julio de 2020.

En su último informe diario, del jueves, registró 870 violaciones del alto el fuego, incluidas 654 explosiones. También confirmó que un jardín de infantes había sido dañado a principios de semana en territorio controlado por el gobierno.

El primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, instó a otros líderes occidentales a unirse en una «muestra abrumadora de solidaridad occidental» para evitar un baño de sangre en Ucrania.

Hablando antes de partir hacia Munich, dijo que necesitaban hablar con el presidente Putin «con una sola voz» para enfatizar «el alto precio que pagará por cualquier otra invasión rusa de Ucrania»

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.