Scholz califica de «ridículas» las declaraciones rusas sobre un genocidio en Donbass y Moscú recuerda «la experiencia histórica» de Alemania

Scholz califica de «ridículas» las declaraciones rusas sobre un genocidio en Donbass y Moscú recuerda «la experiencia histórica» de Alemania

«No corresponde a los dirigentes alemanes burlarse de las cuestiones de genocidio», señalaron desde la Cancillería rusa.

El canciller de Alemania, Olaf Scholz, declaró este sábado en la Conferencia de Seguridad de Múnich que el término genocidio es inaplicable a la situación en Donbass. 

Scholz aseveró que el presidente ruso, Vladímir Putin, «argumenta que se está produciendo un genocidio en Donbass, lo que es, para ser claros, ridículo». También destacó que «la OTAN no es agresiva, no hay razón para tener miedo». 

Por su parte, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia calificó las declaraciones del canciller alemán de inapropiadas. «No corresponde a los dirigentes alemanes burlarse de las cuestiones de genocidio», señalaron.

Asimismo, desde el organismo destacaron que «es inaceptable, dada la experiencia histórica de Alemania en materia de masacres y difusión de ideología misántropa». 

Anteriormente, el presidente ruso, Vladímir Putin, calificó la escalada del conflicto en Donbass de «genocidio». «Según nuestras estimaciones, lo que está ocurriendo hoy en Donbass es un genocidio«, declaró. 

La portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, María Zajárova, también afirmó este sábado que el modo en que Kiev trata a la población de Donbass representa un ejemplo de «genocidio». La vocera denunció que «desde hace 7 años mueren niños, mujeres y población civil» en Donbass, donde la gente «no sabe qué es llevar una vida pacífica» y «el ruido de un proyectil para ellos es algo absolutamente normal».