25 septiembre 2020

Seahawks vs. Cowboys, el explosivo duelo de la J-3 en NFL

Los Cowboys de Dallas se convirtieron el domingo pasado en apenas el tercer equipo en las últimas 15 campañas en borrar una desventaja de dos posesiones en los últimos dos minutos para agenciarse el triunfo

 

Russell Wilson y los Seahawks de Seattle tuvieron que esperar — y resistir — hasta la última jugada para mantener inmaculado su inicio de campaña. Pero nadie le va a venir a hablar de drama a su próximo rival.

Los Cowboys de Dallas se convirtieron el domingo pasado en apenas el tercer equipo en las últimas 15 campañas en borrar una desventaja de dos posesiones en los últimos dos minutos para agenciarse el triunfo, su primero de la temporada.

Ahora, estos dos equipos acostumbrados al drama se encuentran el domingo en Seattle en un juego en el que jugar defensa será opcional.

Wilson llega al encuentro como líder de la NFL en rating (140.0), pases de touchdown (9) y porcentaje de envíos completos (82.5) y con otros cuatro pases anotadores ante Dallas sería el primer quarterback en iniciar una temporada con al menos cuatro espirales de anotación en sus primeros tres juegos.

 

Sin duda luce como una tarea difícil, aunque no lo es tanto al considerar el estado actual de la defensiva de los Cowboys. Dallas ha permitido al menos 380 yardas en cada uno de sus dos encuentros, 57 puntos en total y ha dejado toda la responsabilidad de cumplir con las inmensas expectativas que acompañan al equipo de la “Estrella Solitaria” exclusivamente sobre los hombros de Dak Prescott.

Prescott, por su parte, ha respondido al llamado. En el triunfo de último segundo del domingo pasado en Atlanta, el quarterback de quinto año se convirtió en el primer jugador en la historia de la liga en pasar para al menos 400 yardas y sumar tres touchdowns por la vía terrestre en un solo partido.

La defensiva de Seattle, por su parte, se presta para que Prescott siga haciendo historia. Las 970 yardas en contra son la mayor cantidad en toda la NFL y las 831 por la vía aérea también son el peor registro en la NFL.

Los Seahawks han ganado cuatro de los últimos cinco enfrentamientos entre ambos y tres en fila en temporada regular. Sin embargo el duelo más reciente fue una victoria de Dallas 24-22 en la ronda de comodines de la campaña 2018 en el que los Cowboys anotaron dos veces en el último cuarto en el que es el único triunfo de Prescott en postemporada en su carrera.

Raiders (2-0) en Nueva Inglaterra (1-1)

Los Raiders inauguraron su estadio en Las Vegas el pasado lunes con un sorprendente triunfo 34-24 sobre los Saints. Obtener su primera victoria en Foxboro desde 1994 despejaría cualquier duda sobre su buen arranque de temporada.

Las Vegas ha anotado 34 puntos en cada uno de sus primeros dos partidos, y lo ha hecho ejecutando casi a la perfección un plan de juego de pases cortos del quarterback Derek Carr con sus tight ends y running backs, equilibrado con los talentos del explosivo corredor Josh Jacobs.

El resultado ha sido un esquema de control de balón que limita el tiempo que su vulnerable defensiva pasa en el campo.

Pero el mariscal de campo rival también puede hacer lo mismo. Y Cam Newton tiene maestría al momento de combinar el ataque terrestre y el juego aéreo. Basta con ver lo hecho la semana pasada cuando pasó para 397 yardas y registró su octavo juego con al menos dos touchdowns por tierra, la mayor cantidad para un quarterback en la historia.

Bengals (0-2) en Filadelfia (0-2)

Desde 1990, 30 equipos se han repuesto de un inicio de temporada de 0-2 para alcanzar un lugar en la postemporada, incluyendo tres que terminaron con el trofeo Lombardi en sus vitrinas al concluir la campaña.

Eso proyecta una luz de esperanza para dos equipos, que parecen ir en dirección contraria.

Los Eagles han estado en los playoffs en cada uno de los últimos tres años, incluyendo la temporada de Super Bowl en 2017. Sin embargo, han tenido un inicio decepcionante de campaña en el que han caído por al menos 10 puntos ante dos equipos que no fueron a postemporada el año pasado.

En tanto, los Bengals llegaron a la campaña con pocas aspiraciones luego de finalizar con el peor registro de 2019 y obtener la primera selección en el pasado draft. Aprovecharon esa posición para tomar al quarterback Joe Burrow, y el ganador del Heisman con LSU ha mantenido competitivos a los Bengals en este inicio de temporada, con dos derrotas por un total de ocho puntos, incluyendo un polémico revés en la jornada inaugural ante los Chargers.

La semana 3 comienza la noche del jueves con la visita de los Dolphins (0-2) a Jacksonville (1-1).

La jornada continúa el domingo con los siguientes encuentros: Bears (2-0) en Atlanta (0-2); Rams (2-0) en Buffalo (2-0); Washington (1-1) en Cleveland (1-1); Titans (2-0) en Minnesota (0-2); 49ers (1-1) en N.Y. Giants (0-2); Texans (0-2) en Pittsburgh (2-0); Jets (0-2) en Indianápolis (1-1); Panthers (0-2) en L.A. Chargers (1-1); Lions (0-2) en Arizona (2-0); Buccaneers (1-1) en Denver (0-2); y por la noche los Packers (2-0) visita a Nueva Orleáns (1-1).

La acción concluye el lunes por la noche con la visita de los campeones Chiefs (2-0) a casa de los Ravens (2-0). Será el tercer enfrentamiento entre Patrick Mahomes, MVP de 2018, y Lamar Jackson, MVP reinante. De las tres derrotas que tiene Jackson en su carrera en campaña regular, dos de ellas han sido ante Mahomes y Kansas City.