Tailandia: hombre vivió 21 años con el cadáver de su esposa ‘por amor’

Tailandia: hombre vivió 21 años con el cadáver de su esposa ‘por amor’

En Bangkok, Tailandia, Charn Janwatchakal durmió durante 21 años con su esposa muerta. La historia salió a la luz pública luego de que el hombre pidiera ayuda de una fundación para enterrarla, pues ya no se sentía en capacidad de cuidar el cadáver. 

De acuerdo con ‘The Straits Times’, el hombre, de 72 años, tuvo un accidente que afectó su salud, pero durante dos meses fue cuidado por la fundación Phet Kasem de Bangkok, cuyo personal lo visitaba y alimentaba a diario. 

En la organización todos estaban seguros de que vivía solo, pues durante sus visitas no notaron nada inusual, hasta que el anciano les pidió ayuda para cremar el cuerpo de su difunta esposa. 

(Lea también: Corea del Norte va cuarentena total por el covid-19, ordena Kim Jong Un).

Charn Janwatchakal mantenía el cuerpo inerte de su pareja en un ataúd en su pequeña habitación desde 2001, año en el que el anciano notificó el deceso.

Según medios internacionales, el hombre no pudo superar el fallecimiento de su compañera de vida por lo que tomó la decisión de ambalsamarla. De hecho, se conoció que a diario hablaba con ella y la trataba como si estuviera viva.

(¿Nos lee desde la App? Encuentre la imagen aquí).

Janwatchakal solía vivir con su esposa y sus dos hijos, pero estos lo abandonaron porque no estuvieron de acuerdo con el actuar de su padre, quien argumentaba conservar el cadaver de su esposa por amor. 

(De interés: China censura videos de quienes protestan por cuarentenas por covid-19).Más de dos decadas después, como la salud del tailandés se deterioró, finalmente decidió cremarla, entre otras razones, porque temía que si él moría nadie le diera a su esposa una ceremonia de velación digna. 

«Solo vas a hacer un breve negocio y volverás a casa de nuevo. No será mucho tiempo, lo prometo», sollozaba Janwatchakal mientras movilizaban el cuerpo de su pareja para cremarlo, registró ‘The Straits Times’. 

Luego, como lo aseguró, el sujeto tomó la caja con las cenizas y las volvió a llevar junto a él a su habitación. 

(Siga leyendo: Indonesia: tobogán se desprendió y varios niños cayeron al vacío).

De acuerdo con el medio mencionado, el anciano fue médico del Ejército Real de Tailandia y su esposa era funcionaria del Ministerio de Salud Pública. Ahora, Charn se convirtió en voluntario de la fundación, mientras la entidad se comprometió a cuidarlo.

Por ptro lado, las autoridades no harán efectiva ningún tipo de sanción contra el hombre porque se notificó la muerte de la mujer recién falleció. Los internautas de Tailandia han apodado a Janwatchakal como ‘el hombre del amor sin fin’.

Más noticias

Pasajero inexperto aterrizó avión luego de que piloto quedara inconsciente

Finlandia pide ingreso a la Otán, luego de 80 años de neutralidad

Mujer admite haber asesinado a tres de sus hijos con ayuda de su hijo mayor

Tendencias EL TIEMPO