Tiroteo en Texas: las nuevas contradicciones de las autoridades en el caso

Tiroteo en Texas: las nuevas contradicciones de las autoridades en el caso

Las autoridades de Estados Unidos siguen con la investigación sobre los hechos ocurridos el pasado 24 de mayo en los que Salvador Ramos, un joven de 18 años, asesinó a a 19 menores y dos maestras en la escuela Robb de la localidad de Uvalde, en Texas.

(Lea: EE. UU.: arrestan a menor de 10 años que amenazó con matar a sus compañeros)

En el marco del proceso para esclarecer los hechos ante los múltiples escenarios que han reportado las autoridades, una vez más se han encontrado contradicciones entre las mismas declaraciones de los agentes que han llevado el caso y quienes investigan el mismo.

(Le interesa: EE. UU.: Biden se reunirá con legisladores para abordar el control de armas)

Luego de las declaraciones de Steven McCraw, director del Departamento de Seguridad en Texas, sobre el proceder de las autoridades por tratar la situación como un caso con rehenes, los investigadores revelaron un nuevo escenario del ingreso de Ramos a la institución.

🔴 EN AUMENTO LOS CUESTIONAMIENTOS sobre accionar policial en Uvalde

La policía «se equivocó» en su actuar en el tiroteo de la primaria Robb, dijo el director del Departamento de Seguridad Pública, Steven McCraw.

Con: Génesis Bastidas.

Click aquí. 📲https://t.co/lRUUM6jBpC pic.twitter.com/LmJeoBLjfE

— ImpactoVenezuela (@ImpactoVE)

May 28, 2022

Según se declaró inicialmente, uno de los maestros habría abierto la puerta por la que ingresó Ramos antes del tiroteo, pero este hecho fue descartado por los investigadores.

Según informó Travis Considine, director de comunicaciones del departamento, la maestra habría trancado la puerta, pero tras haber visto a Ramos con el arma en inmediaciones del colegio, cerró la misma de manera manual, evitando el bloqueo automático.

«Verificamos que cerró la puerta. La puerta no cerraba. Sabemos mucho y ahora los investigadores están investigando por qué no se bloqueó«, dijo Considine en declaraciones que recoge The Guardian.

Allí se concluyó que la profesora acudió a su teléfono para llamar a las autoridades sobre un sujeto con armas, quien doce minutos después ingresaría a la escuela y efectuaría la masacre.

De allí, aunque en principio se habló de una rápida respuesta de la policía, McCraw afirmó que la intervención se demoró más de una hora luego de las llamadas de alerta, pero que además, la baja de Ramos no fue por la autoridades locales, sino por agentes fronterizos.

Amerie Jo Garza, de 10 años, quien murió en el tiroteo masivo.

Foto:

AFP

Estos hechos tienen relación con otras contradicciones que han surgido en el caso como la ya mencionada intervención policial y el «intercambio de disparos» entre un agente local y Salvador Ramos.

En la descripción del asaltante se había afirmado que este llevaba un chaleco antibalas, una afirmación que se descartó tras el último reporte del cuerpo, pues finalmente se dijo que portaba un chaleco para maximizar su capacidad de munición.

En otra situación presentada, los agentes también informaron que no había sobrevivientes en la hora de la incursión, lo que finalmente quedó descartado tras encontrar a dos menores entre los cuerpos, uno de ellos con herida de bala en una de sus piernas.

REDACCIÓN INTERNACIONAL

Más noticias del mundo

– México: paso del huracán Agatha deja al menos 11 muertos y 33 desaparecidos
– EE. UU. refuerza su ayuda militar a Ucrania con envío de misiles avanzados
– ¿Por qué Daniel Ortega cerró la Academia de la Lengua en Nicaragua?