Tiroteo en Texas: policía admite demoras en intervención en la escuela Robb

Tiroteo en Texas: policía admite demoras en intervención en la escuela Robb

La Policía de Texas, Estados Unidos, admitió este viernes que fue un error no entrar antes y por la fuerza al aula en que se encontraba el atacante de la escuela en que murieron 19 niños y dos maestras el pasado martes, a la que los agentes tardaron en torno a una hora en acceder.

(Lea: ‘Debió matarme a mí’: papá del atacante de Texas pide perdón)

En una rueda de prensa, el director del Departamento de Seguridad Pública de Texas, Steven McCraw, reconoció que no derribar la puerta y esperar a que llegase el conserje con la llave fue una «decisión incorrecta» y culpó de ella al máximo responsable policial que en ese momento se encontraba en el colegio.

(Le interesa:  Tiroteo en Texas: ¿por qué acusan a la policía de no actuar a tiempo?)

Según contó McCraw, después de haber oído múltiples disparos en el aula y que estos ya solo se dirigieran a la puerta cuando los agentes trataban de acceder, el citado jefe interpretó que ya no quedaba nadie con vida dentro salvo el agresor.

«Desde el beneficio de la retrospectiva… fue una decisión errónea, y punto», dijo McCraw en una conferencia de prensa. «Por lo que sabemos, creemos que se debería haber entrado lo antes posible».

Esta interpretación le llevó a decidir cambiar el protocolo de «atacante activo» a «sospechoso atrincherado», por lo que en lugar de derribar la puerta y entrar a la fuerza exponiendo a sus agentes a los disparos del agresor, optó por esperar a que llegase la llave y los refuerzos con el equipamiento adecuado.

«(El jefe policial) consideró que había tiempo y que ya no había más niños en peligro. Obviamente, sí que los había y el atacante seguía activo. Fue la decisión incorrecta y no hay ninguna excusa que valga», reconoció McCraw.

Texas officials give an update on the Uvalde school shooting.

«[The suspect] shot more than 100 rounds based on the audio evidence at that time. At least 100 rounds,» Director, TX Dept. of Public Safety Steven McCraw tells reporters.

MORE: https://t.co/iqmA5BjcSv pic.twitter.com/CoBxSOquNK

— Newsmax (@newsmax)

May 27, 2022

Los disparos posteriores fueron esporádicos y se produjeron en la puerta. Así que creyeron que ya no había nadie vivo y que el sujeto estaba intentando mantener a raya a las fuerzas del orden

«No estoy defendiendo nada, pero si nos remontamos a la línea de tiempo, hubo cientos de disparos en cuatro minutos en esas dos aulas», dijo McCraw.

Sin embargo, McCraw dijo que una llamada al 911 recibida a las 12:16 locales -una de las varias realizadas desde el interior del aula- informaba de que había ocho o nueve niños todavía vivos. Las autoridades forzaron la puerta del aula 34 minutos después, a las 12:50 de la tarde.

Las 21 víctimas mortales del tiroteo se encontraban en la misma aula, pero cuando la Policía finalmente logró acceder, también halló en ella a niños con vida. Las llamadas de alerta a la Policía se produjeron incluso desde dentro del aula por parte de algunos alumnos.

Durante la hora en la que la Policía esperó los refuerzos y no realizó ningún intento de entrar al aula por la fuerza, había 19 agentes en el colegio. Tras entrar en el aula, Salvador Ramos -tal y como ha sido identificado el agresor- cerró la puerta por dentro y disparó indiscriminadamente contra los alumnos y las maestras.

La actuación de la Policía está siendo objeto de numerosas y airadas críticas por parte de las familias y el público general en las redes sociales y los medios de comunicación, al considerar que las Fuerzas de Seguridad podrían haber actuado con más rapidez.

REDACCIÓN INTERNACIONAL
*Con información de EFE y AFP

Más noticias del mundo

– EE. UU. impone más sanciones a Corea del Norte por lanzamiento de misiles
– Copas tendrán tapas para evitar casos de burundanga en discotecas catalanas
– Nueva York desconectó su última cabina telefónica pública