Tras años con un pene en el brazo, por fin lo ubicaron en el lugar correcto

Tras años con un pene en el brazo, por fin lo ubicaron en el lugar correcto

Malcolm MacDonald, un hombre de 47 años, vivió una de sus peores pesadillas cuando médicos le diagnosticaron una infección de sangre, la cual, posteriormente, causó que se le cayera su pene.

Un día una pequeña luz de esperanza llegó a su vida. Su médico tratante le contó sobre el ‘penis master’. Sin embargo, el miembro debía ser injertado en su brazo, y aunque era por poco tiempo, diferentes retrasos administrativos y una pandemia impidieron que su extremidad volviera de nuevo al lugar indicado. 

Me siento como un verdadero hombre otra vez

Este año, después de nueve horas de operación, el hombre volvió a tener su pene en el lugar correcto. Según declaraciones que dio al diario ‘The sun’, volvió a sentirse un “hombre otra vez».

«Lo primero que hice fue mirar hacia abajo y dije: ‘Oh, mis días. Lo hicieron bien esta vez’. Me siento como un verdadero hombre otra vez», expresó.

(Lea más: Hombre que se casó con holograma está perdiendo a su esposa por una falla).

Le colocaron un injerto en el brazo para ubicarlo en su posición natural.

Foto:

iStock

¿Cómo inició el extraño caso?

Era como una película de terror. Yo estaba en un completo pánico. Sabía en el fondo que se había ido y que iba a perderlo. Entonces, un día, simplemente se cayó al suelo

En 2010, MacDonald recibió una noticia aterradora sobre una infección perineal, la cual le trajo fuertes consecuencias a su físico. Incluso, más de las que podría imaginar.

En 2014, el miembro de MacDonald se cayó. En las declaraciones que dio al citado diario, el hombre describió el suceso como algo desgarrador.

(Siga leyendo: Vampiros alertan riesgos a Megan Fox y MGK de su ritual de beber sangre).

“Había luchado durante años con una infección en el perineo, pero no tenía idea de lo que podría pasar. Se extendió a los dedos de mis manos y pies y los volvió negros. Cuando vi que mi pene se ponía negro estaba fuera de mí” recordó.

Además, agregó: “Era como una película de terror. Yo estaba en un completo pánico. Sabía en el fondo que se había ido y que iba a perderlo. Entonces, un día, simplemente se cayó al suelo”.

Malcolm MacDonald here is a 45 year old man who lost his Penis to an infection
He is the first person in the world to have a new penis built out of his arm

Soon he’ll be having another operation to attach the Penis to the normal area where it should be

THIS IS GROUNDBREAKING!!! pic.twitter.com/saKkBjSm2a

— The_Bearded_Dr_Sina (@the_beardedsina)

August 2, 2020

Luego del fatídico suceso, el hombre recogió el miembro y lo llevó al hospital donde le dijeron que no se podía hacer nada: “Fui al hospital y me dijeron que lo mejor que podían hacer por mí era enrollar el muñón restante como un pequeño rollo de salchicha. Fue desgarrador”.

No obstante, el profesor David Ralph en el University College Hospital de Londres construyó uno nuevo y funcional, el cual debió implantarse en 2015, es decir cinco años después de la caída.

Sin embargo, las cosas no resultaron como se esperaban. De hecho, “debido a la falta de oxígeno en la sangre, se lo injertaron temporalmente en el brazo”, publicó el diario ‘The Sun’.

‘Ha sido una pesadilla’: Malcolm MacDonald

Ha sido una pesadilla, pero ahora se ha ido

La pandemia y retrasos administrativos fueron los causantes de que el pene de Malcolm estuviera en su brazo durante más de seis años. De hecho, fue hasta este año que el hombre pudo tener la operación para ubicar el miembro en su posición natural.

Según el diario mencionado, el pene de este hombre “estaba hecho de carne del brazo de Malcolm, lo que le permitía sentir y eventualmente tiene una bomba en su escroto para llenarlo con solución salina, permitiéndole prepararlo para el sexo”.

(Puede leer: Amber Heard despide a su grupo de relaciones públicas por ‘mala prensa’).

Con relación a esta nueva etapa de su vida, MacDonald dijo: «Mi suerte en la vida no ha sido muy buena hasta ahora, pero solo puede ir mal por un tiempo, ¿no?”.

Además, señaló que el proceso fue difícil: “¿Te imaginas seis años de tu vida con un pene balanceándose en tu brazo? Ha sido una pesadilla, pero ahora se ha ido”.

Por lo pronto, el hombre se encuentra feliz de tener su miembro en el lugar correcto.

Más noticias

La sacaron de su casa por abrir Onlyfans, pero ahora dice que es millonaria

Maleja Restrepo cuenta cómo se le torció la cara a causa del estrés

Rumbo a la morgue ‘revive’ un anciano ante la mirada atónita de médicos

Dejaron nota por ruidos molestos a vecino que murió hace dos años

Por qué nunca hay que sacarse los zapatos en un avión, según experto

Tendencias EL TIEMPO