Ucrania denuncia un nuevo ‘muro’ en Europa tras semanas de invasión rusa

Ucrania denuncia un nuevo ‘muro’ en Europa tras semanas de invasión rusa

El presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, denunció este jueves que Rusia erige un nuevo «muro» en Europa, «entre la libertad y la esclavitud», después de que su gobierno acusó a Moscú de bombardear un teatro donde había civiles refugiados y en el que se había escrito la palabra «niños», visible desde el aire.

(Lea: Rusia y Ucrania: qué tiene que conseguir Putin para poner fin a la invasión)

«No es un Muro de Berlín, es un Muro en Europa central entre la libertad y la esclavitud y ese muro se hace más grande con cada bomba» lanzada sobre Ucrania, dijo el dirigente en un mensaje de video difundido en la cámara baja del Parlamento alemán.

(Siga leyendo:  Vi la muerte de frente: historia de militar colombiano en guerra de Ucrania)

Zelenski se dirigió a los parlamentarios alemanes un día después de haber hablado ante el Congreso de Estados Unidos, cuando se aseguró 1.000 millones de dólares de ayuda militar de Washington, incluyendo misiles tierra-aire Stinger, como los que se usaban contra las fuerzas soviéticas en Afganistán.

«Querido canciller (Olaf) Scholz: destruya ese muro, dé a Alemania el papel de líder que merece», le dijo al jefe de gobierno alemán. Este jueves, Kiev, donde el cerco de las tropas rusas se estrecha, salió de un toque de queda de 35 horas.

Este jueves por la mañana, tras uno de los últimos ataques rusos, periodistas de la AFP vieron a un hombre, desesperado, agachado junto a un cuerpo ensangrentado delante de un bloque de apartamentos que había sido alcanzado por un cohete.

Si su guerra, la guerra contra el pueblo ucraniano, continúa, las madres de Rusia perderán más hijos que en las guerras de Afganistán y Chechenia juntas.

En otro mensaje de video difundido durante la noche, Zelenski instó a Rusia a un alto el fuego, tres semanas después de que empezara una invasión que llevó a los países occidentales a imponer duras sanciones contra Rusia y su gobierno, encabezado por Vladimir Putin.

El jueves, el Ministerio ruso de Defensa negó haber atacado el teatro en la ciudad portuaria de Mariúpol, en el sur de Ucrania, donde según los responsables locales había «más de mil» personas refugiadas.

Según la oenegé Human Right Watch, al menos había 500 personas. Según Moscú, el edificio fue volado por militantes del grupo ucraniano de ultraderecha Batallón Azov, algo que rechazaron los occidentales, acusando a Rusia de generar desinformación.

Zelenski dijo que «todavía no se conoce el número de muertos», pero que el ataque demuestra que «Rusia se ha convertido en un Estado terrorista». Según unas imágenes satelitales del teatro captadas el 14 de marzo por la empresa privada Maxar, en la parte delantera y trasera del edificio, en el suelo, se había escrito la palabra «niños» en ruso.

Fuerzas militares rusas bombardearon un teatro donde se refugiaban niños en la ciudad sitiada de Mauripol, Ucrania, ayer. No les importó que escribieran “niños” afuera para evitar ataques. Horror absoluto contra civiles. Rusia está perdida. pic.twitter.com/pl1kGZ2blR

— Pierpaolo Barbieri (@pbarbieri)

March 17, 2022

Las autoridades publicaron una foto del edificio, con su parte central completamente destrozada y una blanca humareda emanando. «La única palabra que describe lo que ocurrió hoy es ‘genocidio’, genocidio de nuestra nación, de nuestro pueblo ucraniano«, denunció el alcalde de Mariúpol, Vadim Boyshenko.

Más de 1.200 personas murieron violentamente en Mariúpol desde el inicio de la guerra, según fuentes ucranianas. Las personas que lograron huir de la ciudad describen una situación humanitaria crítica y narraron que tuvieron que beber nieve derretida y hacer fuego para cocinar la escasa comida de la que disponían.

«Empeoraba cada día. No teníamos electricidad, ni agua, ni gas, ni comida. No se podía comprar nada en ningún lado», dijo a la AFP una mujer llamada Darya. El jueves, tras este bombardeo, el presidente estadounidense, Joe Biden, tildó a Putin de «criminal de guerra», lo cual causó una gran indignación en el Kremlin.

Civiles ucranianos ante un ataque en zona residencial de Kiev.

Foto:

EFE/EPA/SERGEY DOLZHENKO

La Otán ha rechazado las peticiones de Ucrania de implicarse directamente en el conflicto, por temor a desatar una Tercera Guerra Mundial entre dos beligerantes con enormes arsenales nucleares.

Por ahora, han proporcionado ayuda militar y Joe Biden anunció que Estados Unidos también apoyará a Ucrania para adquirir nuevos sistemas de defensa antiaérea.

Pese a todo Putin aseguró el jueves, en una reunión del gobierno televisada, que la operación se desarrolla «con éxito». El dirigente ruso también condenó las sanciones impuestas por los países occidentales después de que su país quedara excluido de la mayor parte del sistema financiero occidental y aseguró que fracasaron.

Este jueves, el Kremlin rechazó la orden de la Corte Internacional de Justicia (CIJ), el máximo tribunal de Naciones Unidas, de parar inmediatamente su invasión de Ucrania. Además, el Ministerio ruso de Finanzas afirmó que pagó intereses por 117,2 millones de dólares por deuda extranjera y evitó por ahora el default.

A nivel global, la guerra podría costar un punto al crecimiento mundial a lo largo de un año si los efectos sobre los mercados de la energía y financieros perduran, advirtió la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Europa será la región más castigada por las repercusiones económicas de la ofensiva, según la organización.REDACCIÓN INTERNACIONAL
*Con información de AFP

Más noticias del mundo

– Ramzan Kadyrov, el sanguinario líder checheno que habría llegado a Ucrania
– Los retos de Colombia para recibir la ayuda económica de Estados Unidos
– Asesinan a un periodista en el oeste de México, el octavo en 2022