Ucrania investiga al menos 8.600 crímenes de guerra en la invasión rusa

Ucrania investiga al menos 8.600 crímenes de guerra en la invasión rusa

La Justicia de Ucrania investiga, junto con juristas de otros países y estamentos internacionales, alrededor de 8.600 presuntos crímenes de guerra cometidos por las tropas rusas desde el inicio de la invasión del país, informó este jueves la fiscal general ucraniana, Iryna Venediktova.

(Lea también: Rusia asegura que dar armas pesadas a Ucrania amenaza la seguridad europea)

Entre los casos que se investigan hay desde asesinatos y ejecuciones de ciudadanos hasta ataques contra objetivos e infraestructuras civiles, torturas, delitos sexuales y violaciones, aseguró Venediktova en declaraciones a la televisión pública internacional alemana Deutsche Welle (DW).

En estas investigaciones están implicadas unas 8.000 personas, entre agentes de la Policía y servicios secretos ucranianos y expertos o miembros de ONG de todo el mundo, entre ellos representantes de la Justicia de EE. UU., hasta un total de 14 países, entre ellos Alemania, Francia y Países Bajos.

Asimismo investigan esos casos la fiscalía de la Corte Penal Internacional de La Haya, estamentos internacionales de derechos humanos y de la ONU.

(Le puede interesar: ¿Qué harán Polonia y Bulgaria luego de que Rusia cortó suministro de gas?)

Las investigaciones se han concentrado en la región de Kiev, especialmente en localidades como Bucha, donde se revelaron las muertes de centenares de civiles tras retirarse las tropas rusas.

Venediktova recordó al respecto que no es posible investigar la situación en las zonas controladas por el ejército atacante, como la asediada ciudad de Mariúpol o buena parte de las zonas del Donbás, en el este del país.

Sin embargo, sí se recaba información al respecto a través de los refugiados procedentes de estas zonas, sea entre los cerca de cinco millones de personas que han dejado Ucrania desde el inicio de la invasión, el 24 de febrero, o los millones de desplazados internos.

Abren proceso contra soldados rusos

En el marco de dichas investigaciones, la fiscalía general ucraniana también anunció este jueves que abrió un proceso contra diez soldados rusos acusados de presuntos crímenes cometidos en Bucha.
«Diez soldados de la 64ª brigada de fusileros motorizados rusos son investigados en vinculación con el trato cruel de civiles y otras violaciones de la ley y costumbres de la guerra», indicó la fiscalía en un comunicado.

(Le puede interesar: António Guterres visita fosa común en Bucha, ciudad atacada por los rusos)

Cadáveres envueltos en plástico tras su reconocimiento en Bucha.

Foto:

EFE/ Miguel Gutiérrez

Según la fiscalía, los militares rusos «tomaron como rehenes a civiles que no participaban en las hostilidades y no estaban armados» durante su ocupación de Bucha, en marzo. «Los ocupantes no les dieron de comer ni de beber», detalla la misma fuente.

«Los sospechosos los hicieron poner de rodillas, les vendaron los ojos con tela y papel autoadhesivo, les ataron las manos con cintas plásticas, y amenazaron con matarlos disparando de manera deliberada en su dirección», continúa.

La fiscalía agregó que las autoridades buscan a los diez hombres, con el objetivo de detenerlos y llevarlos ante la justicia.

El 2 de abril en Bucha, periodistas de AFP hallaron una calle repleta de cadáveres. La ONU documentó la «matanza, incluida alguna por ejecución sumaria», de 50 civiles durante una misión en la ciudad. Los ucranianos acusaron a los rusos de crímenes de guerra, pero Moscú desmintió toda responsabilidad y habló de una «puesta en escena» por parte de Kiev.

(Puede leer: Vladimir Putin: video del mandatario reaviva los rumores sobre su salud)

50 ataques aéreos, misiles, artillería y todo lo que un bárbaro puede usar contra la Humanidad

Entre tanto, Ucrania denunció que el Ejército ruso lanzó durante la noche del miércoles más de 50 ataques aéreos sobre la sitiada ciudad de Mariúpol, en el sur de Ucrania, y entre los explosivos había «una gran cantidad de bombas de fósforo», denunció el regimiento de Azov, integrado en el ejército ucraniano y que resiste en la ciudad.

El Comandante Adjunto del Regimiento, el capitán Sviatoslav Palamar, pidió en su cuenta de Telegram a las autoridades que tomen medidas decisivas para levantar el bloqueo de la ciudad o evacuar a los residentes y defensores.

«Anoche hubo una enorme cantidad de bombas de fósforo: 50 ataques aéreos, misiles, artillería y todo lo que un bárbaro puede usar contra la Humanidad», dijo el militar en declaraciones que reproduce el diario local Pravda. 

REDACCIÓN INTERNACIONAL*
*Con información de EFE y AFP

Más noticias

Putin amenaza a países que apoyen a Ucrania con ‘ataques relámpago’

Moldavia: ¿Por qué este país podría estar en la mira de Vladimir Putin?

Ucrania: voluntario de Médicos Sin Fronteras cuenta cómo se vive la guerra