Ucrania: las similitudes con la guerra de Bosnia hace 30 años

Ucrania: las similitudes con la guerra de Bosnia hace 30 años

La ofensiva iniciada el pasado 24 de febrero por parte de Rusia en Ucrania recordó a algunos analistas y periodistas el conflicto bélico vivido hace tres décadas en Bosnia, territorio que componía la antigua Yugoslavia.

(Lea: Consejo de Derechos Humanos de la ONU tendrá reunión urgente por Ucrania)

Una guerra lanzada por Serbia en abril de 1992, detonó en ese entonces el mayor conflicto en Europa desde la Segunda Guerra Mundial, dejando a más de 11.000 mil muertos, 60.000 mil heridos y otros miles de exiliados a lo largo de Europa, Asia, Canadá y Australia.

(Le interesa: ‘Hay crímenes que la humanidad no puede dejar que queden sin consecuencias’)

Con el objetivo de mantener la unión en los territorios que ahora se dividen bajo los nombres de Eslovenia, Croacia, Bosnia, Montenegro, Macedonia, Kosovo y Serbia, estos últimos asaltaron Sarajevo para evitar la separación de la entonces ya fracturada Yugoslavia.

Tal cual sucedió en Ucrania con el ‘Día de la Unidad’ el 16 de febrero, la hoy capital de Bosnia celebró ‘La marcha por la paz de Sarajevo’, y como cuenta Sonia Bakaric, periodista que cubrió el conflicto para la AFP,  «grupos de serbios encapuchados ya estaban levantando barricadas y el espectro de lo que estaba por venir se hizo más claro».

Las primeras víctimas de aquella guerra murieron esa tarde: dos mujeres -Suada Dilberovic, musulmana; y Olga Sucic, croata; ultimadas por francotiradores, modalidad que se instalaría en Sarajevo, con balas repartiendo muerte desde las laderas alrededor de la ciudad.

El Parlamento de Sarajevo queda justo al lado del edificio Amistad Grecia- Bosnia y Herzegovina. Los constantes bombardeos de 1992 los dejaron en ruinas y abandonados, pero hoy se levantan imponentes.

Foto:

Daniel Valero / EL TIEMPO

De allí, la Primavera Boreal del año 92 se vio interrumpida por los sonidos de las ametralladoras serbias, las matanzas en las calles a manos de francotiradores y una crisis que se extendería hasta 1995.

Como ha pasado en Ucrania, los ciudadanos de Sarajevo huían a otras poblaciones, evitando obedecer la orden más común de la época: tener que matar a un familiar, vecino o amigo de la infancia por ser musulmán, judío o cristiano.

Poco a poco los recursos se agotaban, a tal punto que varias locaciones se quedaron sin luz, agua, medicamentos y alimentos; un símil total a Mariúpol, el mayor objetivo de Rusia en Ucrania hasta la fecha.

Las fuerzas serbias de Bosnia estaban dirigidas militarmente por Ratko Mladic, conocido como el ‘Carnicero de Bosnia’, y quien fue condenado a cadena perpetua por el asesinato de más de 8.000 musulmanes, además  crímenes de guerra y de lesa humanidad en este conflicto.

A su lado, políticamente estaba Radovan Karadzic, expresidente de la República Srpska y quien en 2016 fue condenado por el genocidio de Srebrenica en Bosnia. Desde 2021 paga su condena de cadena perpetua en Reino Unido.

Praljak era juzgado por los hechos que acontecieron en la Guerra de Bosnia, entre 1992 y 1995.

Foto:

Robin Van Lonkhuijsen / AFP

Ayuda humanitaria insuficiente

Aunque Sarajevo estaba respaldada por la ONU, el ente internacional no pudo hacer nada para evitar el conflicto, e incluso, como ha pasado con Ucrania, sus esfuerzos diplomáticos no han funcionado.

Para entonces, la ONU abrió un punte humanitario aéreo en Sarajevo para rescatar civiles, y aunque algunas operaciones sí funcionaron, mayoritariamente estos esfuerzos se veían interrumpidos por los bombardeos de las tropas serbias, tal cual ha pasado en Azovstal.

«Los habitantes de Sarajevo pedían ayuda internacional y no podían creer que el mundo «civilizado» no fuera capaz de poner fin a la masacre.», afirmó Bakaric a la AFP.

A diferencia de Bosnia, la tropas ucranianas sí han contado con el respaldo de Estados Unidos, Canadá, Reino Unido y en general, la Otán, que han abastecido militarmente al gobierno con sede en Kiev, buscando hacer frente y contener la avanzada rusa en territorio ucraniano.

La ‘solución’ al conflicto

Finalmente, fue gracias a la presión para la firma del Acuerdo de Paz Dayton en 1995 cuando en conflicto «cesó», dividiendo a Bosnia en la República de Srpska y la federación de Bosnia y Herzegovina.

Aún así, los rastros de aquella guerra aún quedan en los territorios de la antigua Yugoslavia, trascendiendo las fronteras hasta Kosovo, país que busca su proclamación como independiente, pero que no es reconocida por Grecia, Eslovaquia, Rumania y Chipre.

Asimismo, los conflictos bélicos entre algunos grupos étnicos y territoriales se mantienen actualmente, aunque con menor fuerza en comparativa a aquella guerra de los años 90.

REDACCIÓN INTERNACIONAL
*Con información de AFP 

Más noticias del mundo

– Expresidente Trump se anota algunos triunfos en nueva jornada de primarias
– ONU rebaja previsión de crecimiento mundial a causa de la guerra en Ucrania
– Armas de fuego están inundando EE. UU., según el Departamento de Justicia