UE da golpe al petróleo y a la banca rusos con sexto paquete de sanciones

UE da golpe al petróleo y a la banca rusos con sexto paquete de sanciones

Los 27 miembros de la Unión Europea (UE) adoptaron formalmente ayer su sexto paquete de sanciones contra Rusia –que incluye un embargo progresivo sobre la mayor parte de sus importaciones de petróleo ruso y medidas contra el banco Sberbank–, después de semanas de intensas negociaciones con Hungría.

(Lea también: Guerra en Ucrania: Zelenski promete victoria tras 100 días de combate)

Los documentos del paquete de medidas fueron publicados en el Diario Oficial de la UE precisamente al cumplirse 100 días del inicio de las hostilidades militares rusas contra Ucrania. Las medidas remueven al mayor banco ruso, Sberbank, del sistema interbancario Swift –una pieza esencial para procesar pagos y transferencias internacionales– y amplía la lista de personas y entidad rusas sancionadas.

Entre las personas sancionadas se destaca el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, y su familia. También incluye en la lista negra europea a la exgimnasta Alina Kabaeva, a quien se atribuye una proximidad amorosa con el líder ruso, Vladimir Putin, negada por el Kremlin.

(Le podría interesar: Vladimir Putin lanza propagada para exaltar a su ‘amante’)

En cambio, también por presión de Hungría, la UE retiró la propuesta de incluir entre los sancionados al líder de la Iglesia ortodoxa rusa, el patriarca Kirill.

En el sector del crudo, la propuesta original de la Comisión Europea establecía un embargo total de las compras europeas de petróleo ruso hasta el fin de este año, pero la idea se estrelló contra la firme oposición de Hungría, que temía por su seguridad energética.

La salida fue limitarlo inicialmente al petróleo que llega a la UE por vía marítima, excluyendo así el oleoducto que abastece a Hungría, en un paso que afecta más de dos tercios de las compras europeas de crudo ruso.

Además, Alemania y Polonia se comprometieron a renunciar este año a la parte de sus importaciones de crudo que llega por oleoducto, y de esa forma la UE estima que afectaría hasta el 90 % de las importaciones petroleras provenientes de Rusia.

Código SWIFT

Foto:

Agencia Efe

El cese de importaciones por barco de crudo se producirá en un plazo de seis meses y el de derivados del petróleo, en un plazo de ocho meses.

El suministro por tubería, en cambio, podrá continuar en forma temporaria, sin que se haya fijado un plazo para tres países sin salida al mar: Hungría, Eslovaquia y la República Checa.

Se trata de una concesión especial para Hungría, que depende en un 65 % de su consumo de petróleo ruso que llega por el oleoducto Druzhba y que ha luchado por obtener garantías para su seguridad energética.

En medio de este panorama de sanciones, ayer se cumplieron 100 días desde el inicio de la invasión rusa en Ucrania.

En palabras de la ONU, esta guerra ha dejado semanas de “sufrimiento, devastación y destrucción a escala masiva”, lo cual ha hecho que un tercio de la población ucraniana dependa de la ayuda humanitaria, en una guerra que “no tendrá ganador”, afirmó ayer la ONU.

“En lugar de ello hemos sido testigos de lo mucho que se ha perdido: vidas, hogares, trabajos y prosperidad”, indicó el coordinador de Naciones Unidas para Ucrania, Amin Awad.

Kirill, el patriarca ortodoxo ruso no fue sancionado por la UE.

Foto:

EFE

El funcionario recordó que al menos 15,7 millones de personas en Ucrania, equivalentes a un tercio de la población de ese país, “requieren urgentemente asistencia y protección”.

A propósito de esta fecha, el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, afirmó ayer que su nación saldrá victoriosa de la guerra. Sin embargo, Zelenski también reconoció que Rusia ha triplicado la porción de territorio ucraniano bajo su control.

Las tropas de Putin están hoy concentradas en el Donbás y la batalla es especialmente feroz en la ciudad de Severodonetsk.

Un funcionario local afirmó que las tropas ucranianas están resistiendo en una zona industrial, una situación que recuerda a la vivida en la ciudad portuaria de Mariúpol.

En medio de los combates, dos periodistas que trabajaban para la agencia internacional de noticias Reuters resultaron levemente heridos y su conductor murió mientras se dirigían a esta ciudad, informó la agencia.

La situación también está difícil en Lysychansk, la ciudad gemela situada frente a Severodonetsk. Cerca del 60 % de las viviendas han sido destruidas y las conexiones de internet, de telefonía móvil y de gas están cortadas.

Trabajadores inspeccionan un oleoducto en Hungría.

Foto:

Akos Stiller/Bloomberg

REDACCIÓN INTERNACIONAL
*Con información de Efe y AFP

Más noticias del mundo

– La Cumbre de los Pueblos: el evento protesta a las exclusiones de EE. UU.

– Niñera lanzó a bebé de 13 meses por la ventana: ¿cuáles fueron sus razones?

– Ejecuciones judiciales: se reanudan en Birmania luego de 30 años