El jugador de Las Palmas Jonathan Viera tuvo que explicar a través de sus redes sociales que no sufrió un accidente de tráfico unas horas después de la derrota de su equipo a manos del Eibar. El coche propiedad del futbolista chocó en el sur de la isla, en la zona de Playa del Inglés, pero el jugador no viajaba en el vehículo en ese momento, sino que se lo había prestado a un amigo mientras él descansaba en casa de su familia.

Según diferentes informaciones, Viera iba de copiloto en el vehículo accidentado. Algo que el propio futbolista desmintió. «Ante la publicación de unas imágenes en las que se observan las consecuencias del accidente sufrido por un coche de mi propiedad, aclaro a quienes se han preocupado por mi estado de salud, que yo no conducía el vehículo. El coche lo llevaba un amigo, quien afortunadamente se encuentra en perfecto estado«.

Según fuentes cercanas a Viera consultadas por LaProvincia.es, «el jugador se había quedado en su casa descansando junto a su familia» después el partido y «le había prestado su Lamborghini a un amigo, que fue el que tuvo el percance tras perder el control del coche por la lluvia«.