Un diputado de Chile extiende por casi 15 horas su intervención para que otro legislador pueda votar en la acusación constitucional contra Piñera

Un diputado de Chile extiende por casi 15 horas su intervención para que otro legislador pueda votar en la acusación constitucional contra Piñera

La moción para destituir al Presidente fue impulsada luego de que trascendiera la venta de la empresa minera Dominga, en 2010, por 152 millones de dólares, en una transacción efectuada en el paraíso fiscal de las Islas Vírgenes Británicas y a través de una empresa de los hijos de Piñera.

La Cámara de Diputados de Chile continuaba este lunes un extenso debate por la acusación constitucional contra el presidente Sebastián Piñera, presentada por un grupo de parlamentarios opositores a raíz de la implicación del mandatario en la investigación conocida como Pandora Papers.

La moción para destituir al Presidente fue impulsada luego de que trascendiera la venta de la empresa minera Dominga, en 2010, por 152 millones de dólares, en una transacción efectuada en el paraíso fiscal de las Islas Vírgenes Británicas y a través de una empresa de los hijos de Piñera.

El diputado Jaime Naranjo, del Partido Socialista (PS) y encargado de presentar la acusación en la Cámara, intervino durante casi 15 horas gracias a la lectura completa del libelo acusatorio. Naranjo empezó su discurso el lunes a las 10:24 (hora local) y lo finalizó este martes a las 1:24. Durante ese tiempo, los legisladores tomaron dos recesos de 15 y 20 minutos.

Antes de su intervención, el diputado advirtió que estaba dispuesto a leer por entero un escrito de 1.300 páginas que le permitirían hablar durante 13 horas, según sus cálculos. Esto, con la idea de ganar tiempo para que la sesión se extienda hasta el martes, cuando podrán integrarse diputados que cumplen un aislamiento preventivo por haber estado en contacto estrecho con infectados de coronavirus.

La oposición necesita 78 votos, de un total de 155, para que la cámara baja apruebe el juicio político. Y su problema es que un diputado del Frente Amplio, Giorgio Jackson, no pudo asistir a la sesión por ser ‘contacto estrecho de covid-19‘ del candidato presidencial Gabriel Boric, quien dio positivo la semana pasada.

«Hemos diseñado una estrategia que nos va a garantizar que vamos a obtener los votos para ganar la acusación», reconoció Naranjo antes de que la moción fuese llevada a discusión plenaria, según recoge el periódico La Nación.

Jackson, por su parte, ha confirmado que sus exámentes dieron negativo y está en condiciones de sumarse al debate a partir del martes. 

Entre tanto, los diputados Sebastián Torrealba y Catalina Del Real (Renovación Nacional) anunciaron que llevarán a Jaime Naranjo a la Comisión de Ética de la Cámara, al considerar como «un show» y una «vergüenza nacional» la estrategia adoptada por el parlamentario socialista, reportó Bíobio.

El presidente Sebastián Piñera enfrenta esta segunda acusación constitucional por la transacción comercial antes mencionada, celebrada nueve meses después de llegar al poder por primera vez.

En su defensa, el mandatario sostiene que se desvinculó de esos activos a través de fideicomisos ciegos en 2009, y que lo revelado en los papeles de Pandora ya fue investigado y resultó sobreseído en 2017.

Además de este trámite, que podría dejarlo fuera del Ejecutivo, el jefe de Estado enfrenta una investigación encabezada por el Ministerio Público por «posibles delitos tributarios y de cohecho» en la venta del megaproyecto minero.

Tras la votación, en caso de que la oposición confirme las 77 bancas que afirma tener y sume el voto del diputado aislado por covid, el asunto pasaría al Senado. Después, si esa instancia llega a aprobar la acusación con dos tercios de los votos, el mandatario tendría que dejar la Presidencia, cuatro meses antes de finalizar su mandato. Si finalmente se produce la vacancia presidencial, la línea sucesoria continúa con el ministro de Interior y Seguridad Pública, Rodrigo Delgado, quien pasaría a ser el nuevo jefe de Estado