Un Real Madrid – PSG marcado por el ‘caso Mbappé’ y las mareantes ofertas de Catar para que renueve

Un Real Madrid – PSG marcado por el ‘caso Mbappé’ y las mareantes ofertas de Catar para que renueve

La eliminatoria entre Real Madrid y Paris Saint-Germain no solo se juega en el campo. La batalla se ha trasladado a los despachos, con el futuro de Kylian Mbappé como gran cuestión. El conjunto blanco quiere ficharlo este verano, pero tras el caprichoso emparejamiento ha preferido no hacer más movimientos y mantener la calma, mientras que los parisinos están yendo con todo en estos días para tratar de convencer al jugador de que renueve su contrato.

La comida entre Florentino Pérez y Nasser Al-Khelaifi, el 15 de febrero antes del partido de ida en París, fue menos fluida de lo habitual. Las relaciones entre el presidente blanco y el jeque catarí se han ido erosionando tanto por los intentos del club blanco para fichar a Mbappé, con oferta en firme de 180 millones de euros el pasado verano, como por su diferente posicionamiento en el fútbol europeo: el Real Madrid lidera la apuesta por la Superliga, mientras que el PSG es el gran aliado de la UEFA y también de la FIFA, con el Mundial de Catar que arranca en noviembre de 2022 de fondo. Así, el tradicional almuerzo fue rápido y no excesivamente cordial.

Ya antes del enfrentamiento entre galos y madridistas, el PSG movió ficha. Con todo el poder económico de Catar respaldando a la entidad parisina, realizó una oferta mareante imposible, casi, de rechazar: 40 millones de euros limpios (algo más que los sueldos de Leo Messi y Neymar). El campo, en la ida de los octavos de la Champions, dejó además como gran protagonista a Kylian Mbappé, autor del único gol –golazo más bien– y que además hizo un partido gigantesco. La evidencia de que el futuro del fútbol lleva su nombre hizo que la maquinaria del PSG –y de Catar– se moviera de inmediato para lograr la renovación del galo a cualquier precio. Y la última oferta ha sido de las que quitan el sentido: 50 millones de euros netos al año por dos temporadas y una prima de renovación de 100 kilos, según desvelo Le Parisien, diario con fuentes muy fiables en la entidad parisina.

Las escandalosas cifras se explican para tan solo dos campañas se explican con la disputa del Mundial de Catar que se disputa en los meses de noviembre y diciembre de este año. Que Mbappé siga vistiendo la camiseta del PSG es clave para el país, que lo quiere vender como la gran referencia del equipo al que todo el mundo asocia.

Mientras, en el Real Madrid impera la tranquilidad. Saben que no pueden competir con esas cifras, aunque el hecho de que llegue con la carta de libertad permite al club blanco ofrecerle una prima de fichajes que rondará los 60-70 millones de euros. Aunque la confianza no está tanto en el dinero que el club madridista ponga sobre la mesa, sino en el deseo del jugador de vestir la camiseta blanca. Florentino Pérez tiene la palabra de Kylian Mbappé, y con eso –o al menos eso transmite el club– es suficiente para mantener la calma hasta que pase la eliminatoria.

Mientras, Mbappé se muestra de lo más ambiguo pese a que la situación no sea a priori cómoda para él. «Ya veremos, ya veremos qué pasa», dijo con una sonrisa cuando fue preguntado sobre si batirá el récord de goles de Cavani, para lo que tendría que seguir en París al menos un año más. El galo no tiene ninguna prisa para comunicar una decisión que ya había tomado y que el PSG quiere que cambie. Cueste lo que cueste. El dinero no será un problema.