Una polémica boda pone fin al legado de Santiago Nieto en la Unidad de Inteligencia Financiera de México: ¿pierde López Obrador a una pieza clave?

Una polémica boda pone fin al legado de Santiago Nieto en la Unidad de Inteligencia Financiera de México: ¿pierde López Obrador a una pieza clave?

El ya ex titular de la UIF encabezó importantes operaciones contra el Cártel Jalisco Nueva Generación y persiguió el desvío de recursos públicos en la empresa estatal Petróleos Mexicanos.

Una lujosa boda celebrada el pasado fin de semana en Guatemala terminó con el encargo del titular de la Unidad de Inteligencia Financiera de México (UIF), Santiago Nieto, uno de los funcionarios más importantes del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador en el combate al crimen organizado mediante la persecución del lavado de dinero.

En un tuit publicado la noche del lunes, Nieto reiteró su «lealtad» al presidente López Obrador y su amor a su flamante esposa Carla Humphrey, consejera del Instituto Nacional Electoral (INE). En su menaje, el entonces titular de la UIF aclaró que presentaba su renuncia por las «críticas derivadas de actos de terceros relacionados con un evento personal y transparente«. 

López Obrador calificó como un asunto «escandaloso» todo lo relacionado tras la boda entre Nieto y Humphrey, celebrada el pasado fin de semana en el Hotel Santo Domingo de Antigua. Más allá de los lujos que rodearon la unión marital, la polémica surgió porque el presidente del periódico El Universal, Juan Francisco Ealy Ortiz, rentó un avión privado para viajar al casamiento en compañía de familiares y amigos, incluyendo a la entonces secretaria de Turismo de Ciudad de México, Paola Félix.

Al arribar a la Ciudad de Guatemala, agentes aduanales detuvieron a la asistente de Ealy Ortiz por no haber declarado que viajaba con 25.000 dólares en efectivo, presuntamente para cubrir los gastos médicos del director del periódico durante una segunda parada que realizarían en EE.UU. En medio de esta polémica, el gobierno de la capital mexicana anunció la dimisión de Paola Félix aludiendo a los principios de «honradez y transparencia» de la «austeridad republicana» promovida por la Administración de López Obrador. 

El lunes en la noche, mientras López Obrador aterrizaba en Nueva York para afinar su participación en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, el secretario de Gobernación de México, Adán Augusto López, dio posesión al exlegislador Pablo Gómez como nuevo titular de la UIF en sustitución de Nieto. 

La Unidad de Inteligencia Financiera, que forma parte de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público de México desde su creación en 2004, tiene entre sus objetivos principales la detección y prevención de las operaciones con recursos de procedencia ilícita (lavado de dinero) y de financiamiento al terrorismo

El legado de Nieto en la UIF

Desde el 1 de diciembre de 2018 que inició el mandato de López Obrador, Santiago Nieto se sumó al equipo como titular de la UIF.

En su encargo, Nieto se coordinó con la Oficina Para el Control de Bienes Extranjeros del Departamento del Tesoro del EE.UU. para el bloqueo de cuentas bancarias de personas vinculadas al Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) que operaban desde el puerto de Manzanillo, en el estado de Colima.

En junio de 2020, la oficina de Nieto participó en la denominada Operación Agave Azul, que fue coordinada por el Gobierno de EE.UU. La UIF habría ejecutado el bloqueo de cuentas de unas 1.478 personas relacionadas con el CJNG.

En septiembre de este año, la UIF reportaba el congelamiento bancario de 129 personas en el Estado de México que tendrían vínculos con decenas de organizaciones criminales, incluyendo el Cártel de Tláhuac, el Cártel del Golfo, una célula de los hermanos Beltrán Leyva, el CJGN, Guerreros Unidos, La Familia Michoacana y La Unión Tepito, entre otras. 

Además de perseguir el lavado de activos por parte de organizaciones criminales, la gestión de Nieto en la UIF se caracterizó por perseguir el desvío de recursos públicos.

El pasado 18 de julio, la UIF informó que habían presentado «una sexta denuncia más» contra el exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya, y otras 11 personas y 33 empresas por los delitos de corrupción política y desvío de recursos públicos.

Esta denuncia penal fue interpuesta a raíz de que la oficina que dirigió Nieto identificó «un esquema de lavado de dinero» al interior de Pemex entre 2012 y 2016. En el entramado habrían participado compañías relacionadas con la constructora brasileña Odebrecht, para supuestamente, por medio de una triangulación de recursos, utilizar dinero para «favorecer a servidores públicos mexicanos y posiblemente financiar campañas políticas«.

¿Quién es Pablo Gómez?

Pese a los resultados de Nieto al frente de la UIF, el escándalo sobre los lujos en su boda y el dinero en efectivo que trasladó un invitado en un avión privado provocó su dimisión.

El nuevo titular de la UIF es profesor de economía y fue dirigente del movimiento estudiantil de 1968. Gómez es también uno de los fundadores del Partido de la Revolución Democrática (PRD), una bancada a la cual estuvo estuvo afiliado como diputado (1997-2000) y como senador (2006-2012). 

Entre el 1 de septiembre de 2018 y el 31 de agosto de 2021, Gómez fue miembro de la bancada del oficialista Morena en la Cámara de Diputados.