«Vamos por el camino equivocado»: exsecretario de Estado de Defensa de Alemania reitera que la OTAN incumplió las promesas que hizo a Moscú

«Vamos por el camino equivocado»: exsecretario de Estado de Defensa de Alemania reitera que la OTAN incumplió las promesas que hizo a Moscú

El también exvicepresidente de la OSCE, Willy Wimmer, comenta a RT que «la política de Alemania, y de Occidente en general, cambió radicalmente debido a la adopción de la Doctrina Wolfowitz en 1992».

La expansión de la OTAN hacia el este de Europa genera una «justificada» sensación de amenaza en Rusia, debido a que contraviene las promesas hechas por la propia alianza, opina Willy Wimmer, exsecretario de Estado del Ministerio de Defensa de Alemania (1985-92), en declaraciones para RT.

En sus comentarios sobre la reciente publicación por la revista Der Spiegel de un documento desclasificado que confirma que la OTAN incumplió la promesa que hizo a Moscú en 1991 de no expandirse hacia el este, el político alemán señala que ya en 1989 expuso al entonces canciller de Alemania, Herman Kohl, su postura sobre la participación de las fuerzas de la Bundeswehr en la OTAN y la presencia de la OTAN en Europa, «los puntos de la cual entraron en su totalidad en los acuerdos sobre la reunificación» alemana.

«Por aquel entonces entendíamos muy bien los problemas con los que nos enfrentamos hoy, por lo que Alemania en aquel momento tomó la decisión de negarse a acoger las tropas de la OTAN en el territorio de la antigua República Democrática Alemana y limitar [la expansión de la OTAN] al río Óder», dijo Wimmer, que ocupó el cargo de vicepresidente de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) entre 1994 y 2000.

Asimismo, destacó que el enfoque central de Alemania y de la comunidad europea en ese momento consistía en «un acercamiento muy cauteloso» con Europa del Este y «la cooperación con todos«. «Sin embargo, la política de Alemania, y de Occidente en general, cambió radicalmente debido a la adopción de la Doctrina Wolfowitz en 1992. Cuando Hans-Dietrich Genscher tuvo que dimitir como ministro de Exteriores de la República Federal de Alemania, comenzó la expansión de la OTAN hacia el este», señaló Wimmer.

«Desde entonces, vamos por el camino equivocado, contribuyendo a la creación en la Federación de Rusia de una impresión bastante justificada de que Occidente hace todo lo posible para echar a Rusia de Europa, volver a erigir un muro entre el mar Báltico y el mar Negro, de que Occidente está interesado en destruir a Rusia paulatinamente en vez de cooperar con este gran país», se lamenta el político.

«La OTAN no se extenderá hacia el este»

El documento publicado por Der Spiegel fue hallado en los Archivos Nacionales Británicos por el politólogo estadounidense Joshua Shifrinson y expone los puntos clave de la reunión entre los jefes de los ministerios de Asuntos Exteriores de EE.UU., el Reino Unido, Francia y Alemania celebrada en la ciudad alemana de Bonn el 6 de marzo de 1991.

Según el documento, durante otra reunión anterior, celebrada en 1990 en el formato de Dos más Cuatro entre la República Federal de Alemania (RFA) y la República Democrática Alemana (RDA), junto con Francia, la Unión Soviética, el Reino Unido y EE.UU., a fin de debatir el acuerdo final con respecto al futuro de Alemania, las partes expresaron que la expansión de la coalición debía ser limitada.

«Le hemos dejado claro a la Unión Soviética, en conversaciones de Dos más Cuatro y en otras negociaciones, que no tenemos la intención de aprovecharnos de la retirada de las tropas soviéticas de Europa del Este. […] La OTAN no se extenderá ni formal ni informalmente hacia el Este«, cita el documento las palabras del representante de EE.UU., Raymond Seitz.

Otros documentos previamente halladas en el Archivo de Seguridad Nacional de la Universidad George Washington también revelan que en los años 90 los líderes occidentales aseguraron reiteradamente al último mandatario soviético, Mijaíl Gorbachov, que la OTAN no se expandiría más allá de las fronteras alemanas hacia el este.

Las promesas incumplidas

Por su parte, el presidente ruso, Vladímir Putin, ha denunciado en numerosas ocasiones que la Alianza Atlántica «ni siquiera se acuerda» de las promesas hechas a la URSS. 

«En tiempos de la Unión Soviética, al [entonces jefe de la URSS, Mijaíl] Gorbachov […] le prometieron, verbalmente, pero aun así, que no habría una expansión de la OTAN hacia el este. ¿Y dónde están esas promesas?«, se preguntó Putin durante una entrevista en junio del año pasado. «Así es: lo engañaron como a un tonto, es lo que dice [un dicho entre] la gente aquí. Es necesario ponerlo todo por escrito», se lamentó.