Video: profesora salva a niño que se estaba ahogando con tapa de botella

Video: profesora salva a niño que se estaba ahogando con tapa de botella

Un video se ha viralizado en las redes sociales en el que quedó registrado el momento en que una profesora salvó la vida de un niño que se estaba asfixiando luego de haberse tragado accidentalmente la tapa de una botella de agua.

Por fortuna, la mujer estaba preparada para atender este tipo de incidentes y reaccionó oportunamente cuando vio que el niño se ahogaba y le practicó la maniobra de Heimlich.

El hecho ocurrió en el colegio East Orange en New Jersey, Estados Unidos, durante una clase de matemáticas.

Según explicó el menor de 9 años llamado Robert, él intentó sin éxito abrir la botella con sus manos, por lo que decidió hacerlo con ayuda de sus dientes, pero la tapa se aflojó y se atoró en su garganta.

Robert aseguró que intentó toser para sacar la tapa, pero al no conseguirlo decidió correr hacia su profesora en busca de ayuda. 

Janiece Jenkins, la docente, indicó que vio al estudiante correr nervioso hacia ella y señalando su garganta. «Él no podía hablar, así que simplemente lo di vuelta y realicé la maniobra de Heimlich», contó al medio ABC 7 News.

El momento quedó grabado en una cámara de seguridad:

La directora del colegio donde sucedió este hecho, Tracey Watkins, le aseguró al medio estadounidense que todos los maestros de esta institución educativa están capacitados para saber cómo responder en casos de emergencia.

¿Qué es la maniobra de Heimlich? 

La maniobra de Heimlich es un procedimiento de primeros auxilios que se usa para ayudar a una persona cuando se está ahogando y así evitar daños cerebrales por falta de oxígeno o la muerte.

Para practicar esta maniobra en adultos y niños mayores de 1 año, los expertos recomiendan pararse detrás de la persona afectada, rodearla con los brazos alrededor de la cintura y formar un puño con una mano.

El puño debe ubicarse por encima del ombligo y debajo del esternón con el lado del pulgar hacia el viente de la otra persona.

Con la otra mano debe agarrar el puño y hacer una compresión rápida hacia arriba, lo que provoca que el objeto salga expulsado. La acción se debe repetir hasta que salga el objeto.

TENDENCIAS EL TIEMPO