VIDEO: Un candidato opositor agrede a bofetadas a otro en Venezuela frente a los observadores electorales de la UE

VIDEO: Un candidato opositor agrede a bofetadas a otro en Venezuela frente a los observadores electorales de la UE

Tras la agresión, ocurrida en el recibidor de un hotel, la jefa de la misión dijo que esto era un «pequeño incidente», mientras que el líder chavista Diosdado Cabello afirmó que era producto de disputas por poder.

A pocos días para las elecciones regionales en Venezuela, la tensión que suele haber en un país tradicionalmente polarizado entre la propuesta del Gobierno y de la oposición pareciera haberse desplazado hacia los candidatos opositores, que incluso llegaron a la agresión física en presencia de la jefe de la Misión de Observación de la Unión Europea (UE), que se encuentra en el país suramericano.

En un video compartido en las redes por la periodista venezolana Madelein García, se observa cuando Raúl Yusef, candidato de la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) a la gobernación del estado Bolívar, en el sur del país, le da una cachetada a su contendor Américo de Grazia, del partido opositor Movimiento Ecológico.

Tras la bofetada continuó el forcejeo entre los equipos de ambos candidatos. En medio de empujones y gritos, los presentes trataban de separarlos y se escuchaban los insultos de una mujer que le gritaba a de Grazia: «Desgraciado, ¿cuánto recibiste tú del Gobierno?».

La agresión ocurrió en el recibidor de un hotel de la ciudad de Puerto Ordaz, cuando de Grazia atendía una invitación de la misión de observadores de la UE. Los miembros de la delegación europea presenciaron lo ocurrido.

Reacciones

La jefa de la Misión de la UE, Isabel Santos, posteriormente entrevistada por Telesur, calificó lo ocurrido de «pequeño incidente» en un «ambiente electoral muy polarizado», como pasa «en muchas partes del mundo».

Por su parte, de Grazia, que fue alcalde del municipio Piar (2000-2004), dijo que eran «gajes del oficio» en una región donde «la violencia ha sido cultivada de esa manera».

El también exparlamentario opositor (2010 a 2020) consideró que la agresión en su contra fue «un acto de desesperación». «Esto no es un ring de boxeo y no estoy aquí por boxeador, sino por político», agregó. 

Al respecto, el primer vicepresidente del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Diosdado Cabello, afirmó que lo ocurrido entre los dos candidatos opositores no está relacionado con la polarización que ha existido en el país desde hace décadas. 

«Nosotros no tenemos nada que ver con eso. Es un problema de la oposición. No tiene nada que ver con la polarización en Venezuela, eso es otra cosa. Esto tiene que ver con las ambiciones de los grupos de poder en la oposición», dijo en su programa televisivo ‘Con el mazo dando’.

Cabello discrepó de las declaraciones de la jefa de la Misión de la UE y afirmó que si la agresión hubiera ocurrido entre candidatos del chavismo «ya en el mundo estarían dando vueltas noticias diciendo que los bárbaros del chavismo atacan a los ángeles caídos».

Contexto político

El pasado mes de febrero, de Grazia fue inhabilitado, junto a otros 27 diputados –entre los que se encuentra Juan Guaidó–, por la Contraloría para ejercer cualquier cargo público tras negarse a presentar una declaración jurada de patrimonio después de dejar sus funciones como parlamentario. A pesar de ello, y de que no se encontraba en Venezuela, anunció que participaría en las regionales en abril pasado.

En mayo de 2019, la extinta Asamblea Nacional Constituyente allanó la inmunidad parlamentaria de de Grazia por su presunta participación en el fallido intento de golpe de Estado dirigido por el parlamentario Juan Guaidó, el 30 de abril de ese año. Sin embargo, en 2020 el presidente Nicolás Maduro lo incluyó en un grupo de políticos opositores indultados en el contexto del proceso de diálogo y reconciliación.

Este domingo los venezolanos votarán para decidir quiénes ocuparán 3.082 cargos de elección popular en el país y con ello se plantea un nuevo panorama donde un amplio sector de la oposición ha dejado de lado su postura de boicot a los procesos electorales, tras la elección de la ANC en 2017, y ha decidido participar en los comicios a pesar de sus pugnas internas y vacilaciones.