‘Violación virtual en grupo’ obliga a Meta a lanzar una nueva función en su plataforma de metaverso

‘Violación virtual en grupo’ obliga a Meta a lanzar una nueva función en su plataforma de metaverso

La innovación se produce tras una serie de denuncias de acosos sexual cometidos en plena realidad virtual.

Meta incorporó una función de espacio personal a su plataforma de realidad virtual Horizon, reaccionando ante quejas sobre casos de acoso ocurridos en ese mundo digital.

La novedad, que consiste en un campo de fuerza invisible pero impenetrable «con un radio de 4 pies» (1,2 metros) alrededor de un avatar, será activada tanto en el sistema de creación de juegos Horizon Worlds como en Horizon Venues, que permite acceder desde casa a todo tipo de eventos en vivo (conciertos, partidos deportivos, etc.), según lo publicado en un blog de Meta.

Aunque los usuarios podrán estirar los brazos más allá de la nueva zona prohibida para ‘chocar los cinco‘ o compartir otras formas de saludo menos íntimas, no tendrán la posibilidad, según reveló un portavoz de Meta, de desactivar sus límites personales, ni aun si quisieran ser «manoseados» o tocados de cualquier otro modo. Aquellos que intenten tocar a otros se encontrarán con que su movimiento estará bloqueado, y el potencial receptor del toque no sentirá nada.

«En el futuro, exploraremos la posibilidad de añadir nuevos controles y cambios en la interfaz de usuario, que les permitan personalizar la dimensión de sus límites personales», se precisa en la publicación.

Al introducir estas ‘cápsulas’ antimanoseo, Meta pretende establecer normas para la interacción de personas en todas las plataformas de realidad virtual.

Nina Jane Patel, testeadora británica de Horizon Worlds, denunció recientemente en un blog que había sido «virtualmente violada en grupo» por múltiples avatares masculinos mientras jugaba en esta plataforma de realidad virtual en línea.

Esta no fue la primera vez que Horizon Worlds se ve envuelta en polémicas de este tipo. A mediados de diciembre, días después de que Meta abriera el acceso a su videojuego de realidad virtual en línea, una de las personas que testeó la plataforma afirmó que un desconocido manoseó a su avatar, algo que calificó de acoso sexual.

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!